Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29- -1- -2008 Aguirre se la juega mañana en Copa tras la discutida reserva del Kun y Perea en la Liga Cerezo advierte que hay que ganar sí o sí y el técnico espera a Tiago 91 El Real Madrid pone en su punto de mira al Roma de la Champions El colchón de puntos en la Liga le permite ir preparando la eliminatoria de la competición europea, donde se verá el nivel competitivo del equipo JULIÁN ÁVILA MADRID. Valdebebas, 1 de enero por la tarde. El Real Madrid prepara el partido de ida de la Copa del Rey frente al Alicante. Empleados del club y periodistas aprovechan el encuentro para cumplir con la felicitación de rigor. En medio de esos corrillos informales, una persona con peso específico dentro del vestuario diseña un cuaderno de ruta sobre lo que le espera al equipo en el nuevo año. Enero será un mes muy complicado para nosotros. Después de la Navidades, lo lógico es que hubiésemos hecho una pequeña pretemporada para recuperar el ritmo de competición y en menos de veinticuatro horas jugamos un partido de la Copa. El frío es un mal compañero y aparecerán las lesiones por acumulación de cansancio. Si seguimos con vida en esta competición será muy duro alternar con la Liga, pero si nos eliminan, tendremos un mes de febrero muy plácido señaló convencido. nal y Juventus. Las campañas 03- 04 y 02- 03 se despidió en los cuartos ante Mónaco y Juventus. Raúl reconoció en unos de los partidos de la liguilla inicial que tenemos la obligación de recuperar el prestigio en Europa En los mismos parámetros se manifestó Bernd Schuster después del encuentro frente al Villarreal: Tenemos lo que queda de Liga y la Champions como escaparate para ver hasta dónde podemos llegar. Ahí es donde tenemos que trabajar para mejorar en lo posible para el año que viene En el cuaderno de bitácora no hay señales de las rotaciones masivas, pero sí lugar para los pequeños cambios. Ha quedado demostrado que el equipo no se resiente con un par de cambios, como sucedió este domingo ante el Villarreal, donde Míchel Salgado y Torres tuvieron que ocupar las bandas por la plaga de lesiones que castiga a esta línea (Pepe, Marcelo, Heinze y un renqueante Metzelder) O cuando Baptista entró por Guti al mismo tiempo que Gago hacía lo propio con Diarrá (éste en la Copa de África) Walter di Salvo, responsable de la preparación física, cuenta con toda la información precisa para administrar la energía de los jugadores. De todos es sabido que el rendimiento de los equipos se reduce cuando se alternan varias competiciones, y la Liga de Campeones es mucho más exigente que la Copa. Además, los títulos se ganan si se llega con fuerzas y con la mente despejada al último tramo de la competición. Para empezar, ante el Almería, Schuster está obligado a buscar un recambio para Gago en el medio centro por sanción. De los tres candidatos, Guti cuenta con más opciones porque tanto Sneijder como Baptista son más ofensivos y menos cuidadosos a la hora de guardar la posición. También Ramos podría jugar ahí. OJO CRÍTICO Enrique Ortego LOS BUENOS LE HACEN MEJOR n buen día Schuster comparó a su equipo con Federer, número uno del mundo, para explicar que los suyos sólo acelaraban sus pulsaciones cuando era menester y lo exigía el guión. La comparación pudo ser una pedantería pero estaba bien tirada. Es más, este cronista lleva tiempo asegurando que el Madrid juega a la carta y dependiendo del rival y de la trascendencia del partido, acelera o frena. Ahora resulta que Federer pierde en una semifinal del Grand Slam, pero el Madrid mantiene su racha de victorias en la Liga hasta el punto de plantarse ante una situación histórica. Nunca un líder ha perdido el título con nueve puntos de ventaja. Bien es cierto que hincó la rodilla en la Copa ante el Mallorca, -perdió en la ida y en la vuelta- -pero se trataba de un plato que no entraba en su menú elegido. Resulta que este Madrid juega mejor contra los buenos que contra los menos buenos. Mandan los datos. Ganó y desplegó un fútbol más que aceptable en el campo del Barça, segundo todavía a pesar de su crisis galopante. Ganó al tercero, el Villarreal, en su estadio (0- 5) y el domingo (3- 2) Superó al cuarto, el Atlético, tanto en la ida (2- 1) como en la vuelta (0- 2) También conquistó estadios tradicionalmente complicados como Mestalla y San Mamés. La duda que produce es que no mantenga una mínima regularidad en su juego, aunque la imponga en las victorias. Es trivial que un equipo no puede jugar decentemente todos y cada uno de los encuentros que disputa, pero también cabe exigir más a los que son capaces de darlo. Al Barça de Rijkaard en su máximo esplendor se le pedía tanto jugar bien como ganar y hacía las dos cosas con manifiesta regularidad. Eso es lo que le falta al equipo de Schuster repetir varios partidos como el del domingo. Por cierto... cualquier comparación futbolística con el Madrid de Capello produce alergia, aunque no sería yo quien discutiría que el italiano dejara alicatado el vestuario del virus de la competitividad. U Se ha demostrado que el rendimiento del equipo no se altera con un par de cambios El calendario es plácido pues se enfrentará a Almería, Valladolid y Betis antes del Roma Cinco años de cruces malditos La predicción se ha cumplido. Incluso en su versión más optimista. El Real Madrid despide enero con una renta de nueve y quince puntos sobre el segundo (Barcelona) y tercer (Villarreal) clasificado, respectivamente, y afronta febrero con tres semanas limpias de compromisos salvo la cita obligada de cada fin de semana ante Almería, Betis y Valladolid- -los dos primeros lejos del Bernabéu- Este tiempo de calma y bienestar servirá para que el cuerpo técnico reparta esfuerzos con vistas a la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones frente al Roma italiano (19 de febrero y 5 de marzo) En esta competición, el equipo está obligado a dar el salto de calidad después de años consecutivos de despropósitos. Las tres últimas temporadas cayó en octavos de final frente a Bayern Múnich, Arse- La Roma de Francesco Totti (en la imagen) es el primer enemigo a batir en Champions AP