Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29- -1- -2008 El portal Qtrax ofrece desde ayer música gratuita con el permiso de las discográficas 87 La cápsula mide apenas 18 x 6 milímetros, y el diámetro del cable flexible es de 1,4 La cámara capta 15 imágenes por segundo, en un ángulo de 180 grados, a todo color y en alta definición Greenpeace alerta de que la industria acuícola actual es insostenible El cultivo de plantas y animales acuáticos lleva a la sobrepesca y la contaminación química, y va contra los derechos humanos, afirman los ecologistas J. G. BARCELONA. La actual industria acuícola y de engorde de especies, la dedicada al cultivo de plantas y animales acuáticos, es insostenible. Así lo diagnostica Greenpeace en un informe sobre este sector económico que fue presentado ayer en Barcelona. Según denuncia la entidad ecologista, la industria acuícola, la más floreciente dentro del sector de la alimentación en el mundo, genera, entre otros problemas: sobrepesca, contaminación química, invasión de especies foráneas, destrucción costera y abusos de los derechos humanos. Por todo ello, Greenpeace recomienda a las tiendas y a los consumidores que sólo se abastezcan de productos acuícolas que puedan garantizar que no provienen de la destrucción. Es vital que tanto consumidores como distribuidores de estos productos conozcan los impactos reales de la acuicultura declaró Paloma Colmenarejo, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace. El informe presentado ayer por esta ONG, titulado La industria acuícola y de engorde: un reto de sostenibilidad ha sido realizado por los Laboratorios de Investigación de Greenpeace en la Universidad de Exeter, Reino Unido. La sobrepesca se encuentra entre los principales impactos que, a juicio de los autores del estudio, se derivan de la acuicuultura. Así, señala que el uso de peces para la elaboración de harina y aceite de pescado para alimentar a muchas de las especies que se crían y engordan en las granjas de acuicultura no disminuye la presión sobre las pesquerías, sino que en muchos casos la empeora Según Greenpeace, la cantidad de peces necesaria para que un salmón en cautividad engorde un kilo es de entre cuatro y cinco kilos. En el caso del atún rojo, la cantidad se eleva hasta los 20 kilogramos por cada kilo de pez producido. Por otra parte, Greenpeace alerta de que a las jaulas y los estanques de producción se añaden una gran cantidad de productos químicos y de fármacos para controlar los virus, las bacterias, los hongos u otros patógenos, poniendo en riesgo la biodiversidad cercana Asimismo, en su informe se alerta de que la ubicación de estas granjas impide el acceso a áreas costeras que, en muchos casos, son un territorio de uso común de las comunidades locales. Otrora, la ONG denuncia que en el caso de la cría de langostino tropical en países como Filipinas, Vietnam, Tailandia, Bangladesh, Ecuador, Honduras o Brasil, se ha producido el desplazamiento de comunidades costeras a gran escala, muchas veces sin compensación económica y sin recibir a cambio un lugar alternativo donde poder vivir. Finalmente, la fuga de especies en un medio del que no son originarias y la destrucción de espacios costeros para la construcción de las granjas acuícolas son otras de las lacras que, según Greenpeace, se derivan de esta actividad. Hecho el diagnóstico, en su informe la ONG recomienda algunas soluciones, como potenciar la elaboración de harinas y piensos vegetales y el cultivo de peces de los eslabones más bajos de la cadena trófica (herbívoros y omnívoros) en vez de los grandes predadores, para alimentarlos con dietas vegetales, lo que propiciaría prácticas más sostenibles. La acuicultura existe desde hace más de 4.000 años, pero no fue hasta mediados de los años 80 cuando se incrementó de forma masiva la producción de peces, crustáceos y mariscos, hasta el punto de que actualmente el 43 de todo el pescado que se consume proviene de esta actividad. Hasta ahora, la industria de la acuicultura ha promovido la idea de que su actividad es imprescindible en el abastecimiento futuro de pescado a nivel global y que reduce la presión sobre los recursos marinos sobreexplotados, aunque la realidad, en el caso de los peces carnívoros y de los langostinos, es que la ingestión de proteína supera la producción final de ésta. ra va a revolucionar las endoscopias. En la actualidad, existen en el mercado desde hace algunos años varios modelos de cápsulas endoscópicas- -como la PillCam, la PillCam ESO y la Patency- pero ninguna de ellas es guiada por cable y todas tienen un tamaño considerablemente superior. Muchos hospitales españoles de la red pública disponen de ellas. La eficacia de estas cámaras en la detección de tumores, pólipos u otros tipos de dolencias en el tracto intestinal, dependiendo del tamaño y la localización de la lesión, se sitúa entre un 75 y un 90 por ciento de los casos, según ha quedado acreditado en numerosos estudios. El equipo de Eric Seibel considera que la alta resolución de su mini- cámara, unida a su manejabilidad, ofrecerá una fiabilidad muy superior. Estaría especialmente indicada para la detección de úlceras, hemorragias de etiología desconocida, malformaciones vasculares y tumores de todo tipo. Su radio de acción va desde la cavidad bucal hasta el ano, por lo que cubre desde la garganta hasta el canal rectal, siendo su principal campo de aplicación el intestino delgado, el más difícil de explorar por su complicado acceso y su longitud (de seis a siete metros en un adulto) Con mini- cámaras de tamaño aún más reducido, algo a lo que se ha comprometido el departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Washington, podría accederse a otro tipo de pruebas endoscópicas- -respiratorias, vasculares y, tal vez, incluso en la cavidad cerebral- Los expertos auguran un rápido desarrollo de estas técnicas endoscópicas en los próximos años. Para que un atún rojo en cautividad engorde un kilo, se necesitan 20 kilos de otros peces El 43 por ciento de todo el pescado que se consume proviene de esta actividad Radio de acción Incremento masivo ABC Más información sobre la cámara: http: uwnews. washington. edu ni a rticle. asp? articleID 39292 Vuelven las gacelas dorcas a Senegal En abril pasado el CSIC trasladó una veintena de gacelas dorcas a Senegal, donde esta especie se dio por extinguida a principios de los años 70. Ahora, el proyecto de reintroducción se consolida con el nacimiento de ocho ejemplares. De las gacelas trasladadas se han reproducido el 70 y sobreviven hasta el 89 de los chotos. Más información sobre la investigación: http: www. greenpeace. org