Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 29- -1- -2008 ABC El pueblo judío honra a los Schindler españoles La muestra Visados para la libertad recuerda la desinteresada ayuda que diplomáticos españoles prestaron a los judíos, actuando contra los nazis y contra Franco ANTONIO ASTORGA MADRID. En la zona de facturación de la Estación de Metro de Nuevos Ministerios se expenden Visados para la libertad. Diplomáticos españoles ante el Holocausto Desde el jueves, y hasta el 24 de febrero, la Casa Sefarad- Israel, a través de una sucesión impactante de grandes paneles, honra la memoria de los diplomáticos españoles que durante la Segunda Guerra Mundial prestaron una imprescindible y trascendental ayuda a los ciudadanos judíos perseguidos por el nazismo. Entre 1939 y 1945, miles de judíos víctimas de las abyectas leyes raciales de la lacra nazi pudieron salvar sus vidas, y ganar la libertad, gracias al compromiso ético y a la labor humanitaria que, saltándose a la torera los dictados del franquismo, que callaba ante esas atrocidades, desarrollaron de acuerdo a su conciencia de bien diplomáticos españoles destinados en territorios bajo administración alemana o de los gobiernos colaboracionistas de los países ocupados. ¿Quiénes y qué hicieron estos admirables hombres españoles justos entre naciones título que honra a las personas no judías que desinteresadamente se arriesgan por los judíos perseguidos Desde Hungría, Ángel Sanz Briz (encargado de negocios de España en Budapest en 1944) consigue que las autoridades magiares aprueben una lista de hasta 300 personas protegidas, y que se expidan pasaportes, por parte de la Legación de España, a 352 seres humanos, junto a cartas de protección en las que se decía que el titular tenía familia en España, y que se encontraba bajo la protección de la Legación. Sanz Briz alquila ocho inmuebles en Budapest con fondos donados por organizaciones judías, y los declara parte de la Legación. Un cartel advertía: Anejo a la Legación Española. Edificio Extraterritorial Se alojan allí 5.200 judíos que logran salvar sus vidas. Les proporciona techo, comida, asistencia médica y seguridad. Tras abandonar Hungría su labor es continuada por Giorgio (Jorge) Perlasca. En Francia- -donde había unos 300.000 judíos en 1940- -Eduardo Propper de Callejón (primer secretario de la Embajada española en París, 1939- 1941) concede visados especiales en tránsito a los que se acogen refugiados de todas las nacionalidades. Recibirá la Cruz de la Legión de Honor. En tierras galas Bernardo Rolland de Miota (Cónsul General de España en París, 1939- 1943) evita la confiscación de los bienes de judíos sefardíes, intercede por 14 judíos es- Visados en tránsito Una de las instantáneas que se reproducen en Visados para la libertad pañoles enviados al campo de Drancy, y organiza la repatriación de otros 77, labor que culmina Alfonso Fiscowich. Sebastián Romero Radigales (Cónsul General de España en Atenas, 1943- 1944) trata de organizar la repatriación por tierra, mar y aire a los judíos de origen sefardí. Ante las objeciones para su entrada en España, propone Marruecos. Entre marzo y junio de 1943 48.000 judíos de Salónica fueron deportados al campo de exterminio de Auschwitz- Birkenau. Romero Radigales actúa para intentar liberar a los deportados sefardíes. Saltándose las autoridades alemanas consigue trasladar a 150 sefardíes desde Salónica a Atenas. Ante la falta de respuesta del régimen de Franco sobre la repatriación de los judíos sefardíes, Alemania propone como solución provisional su internamiento en Bergen- Belsen. Romero se opone, rotundo, busca el internamiento en territorio griego, que se excluya a niños y ancianos, y que el transporte se realice en las mejores condiciones posibles. El 13 de agosto de 1943 llegan a Bergen, tras doce días de viaje, 367 judíos sefardíes, entre ellos 40 menores de 14 años y 17 mayores de 70 años. El Cónsul logra evitar la confiscación de los bienes de algunos sefardíes, que llegarán a España entre el 10 y el 13 de febrero de 1944. Julio Palencia y Tubau (ministro de la Legación de España en Sofía, 1940- 1943) denuncia la legislación antisemita del Gobierno búlgaro, que afec- Ángel Sanz Briz salvó la vida de más de 5.500 judíos, tras alojarles en ocho inmuebles que alquiló en Budapest Uno de los paneles que se exhiben en la muestra ABC