Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29 s 1 s 2008 INTERNACIONAL 39 El ultraderechista Sundaravej, primer ministro de Tailandia En 1992 justificó la matanza de manifestantes que pedían democracia EFE BANGKOK. El ultraderechista Samak Sundaravej fue investido hoy como primer ministro de Tailandia, al obtener su partido, formado por aliados del derrocado Thaksin Shinawatra, el apoyo de más de la mitad de los 480 representantes del Parlamento. Sundaravej, líder del Partido del Poder Popular (PPP) obtuvo 310 votos, mientras que el candidato del opositor Partido Demócrata, Abhisit Veijajiva, recibió 163, con tres abstenciones y cuatro diputados ausentes. También respaldaron al veterano político, de 72 años, el resto de fuerzas que formarán el próximo Gobierno de coalición: Chart Thai, Chart Pattan, Puea Pandin, Rum Jai Thai, Matchima y Pracharaj. Las seis formaciones anunciaron la semana pasada el acuerdo para formar el gabinete, en el que está previsto que el PPP asumirá las carteras de Defensa, Interior, Justicia, Finanzas y Comercio, mientras el Chart Thai, que quedó tercero en las elecciones del 23 de diciembre, nombrará al titular de Asuntos Exteriores. En esos comicios, el PPP logró 233 de los 480 escaños del Parlamento, pero el nuevo Ejecutivo dispondrá de 315 legisladores, que dejarán en la oposición al Partido Demócrata, que obtuvo 165 asientos. La designación del primer ministro queda pendiente todavía de la sanción del Rey de Tailandia, Bhumibol Abdulyadej, quien debe dar su visto bueno a la formación del próximo Gobierno. AP Honores de Estado para Suharto El mismo día que se inauguraba en Bali (Indonesia) la conferencia de la ONU contra la corrupción, ayer era enterrado con los máximos honores de Estado el ex presidente Suharto, uno de los dictadores más corruptos del siglo XX. Si ha hecho mal, que Alá lo perdone dijo su hija Tutut tras echar flores en su sepultura Sanción del Rey Sundaravej, visto como un político impetuoso de quien se recuerda que en 1992 justificó la matanza de manifestantes que pedían democracia en las calles de Bangkok, llega a su cargo con 40 años de experien- cia. En los años 70 se hizo conocer como un férreo anticomunista y militarista, y se le considera un hombre impulsivo alejado de las sutilezas diplomáticas. En 1976 ocupó el cargo de vi- ceministro del Interior, cuando una ola de violencia azotó Tailandia. Se le considera el impulsor de los disturbios que culminaron con el asesinato de cientos de estudiantes.