Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29- -1- -2008 Los analistas atribuyen la pérdida de votos de Merkel a su alejamiento del centro 33 Cinco bajas de EE. UU. en un atentado en Irak EFE BAGDAD. Cinco soldados estadounidenses murieron ayer tras el estallido de un artefacto explosivo al paso de una patrulla en Mosul, capital de la provincia de Nínive, unos 400 kilómetros al norte de Bagdad, según informó el mando norteamericano. Tras el atentado, que tuvo lugar en el sur de la ciudad, los militares fueron atacados con armas de fuego por un grupo de hombres, indicó el mismo comunicado del Ejército estadounidense. El atentado se produce un día después de que el mando norteamericano anunciase que uno de sus uniformados perdiese la vida el domingo por la detonación de una bomba al paso del vehículo en que se trasladaba, en el noreste de Bagdad. Con las cinco nuevas bajas mortales de ayer, asciende a 3.934 el número de militares norteamericanos muertos en Irak desde que la coalición multinacional invadió y ocupó el país árabe, en marzo de 2003. Bush, a vueltas con su legado, ofrece una agenda de mínimos En su último discurso sobre el estado de la Unión, se enfrenta a un Congreso hostil y un índice de aprobación del 30 por ciento P. RODRÍGUEZ WASHINGTON. El presidente Bush, en su último discurso sobre el estado de la Unión, ha presentado anoche una agenda de mínimos para el 2008 que refleja su precaria situación de cara a sus últimos doce meses de mandato con un Congreso hostil, un índice de respaldo popular a su gestión del treinta por ciento y unos candidatos republicanos que le consideran un lastre para retener la Casa Blanca en las próximas elecciones generales. Frente a los grandes pronunciamientos en materia de seguridad nacional o revolucionarios planes de reforma de otros años, las prioridades de Bush- -a vueltas con su legado- -se centran en evitar una recesión en la mayor economía del mundo. En competencia por la atención nacional con el pulso político entablado para determinar su sucesor, Bush ha aprovechado su comparecencia ante una sesión conjunta del Congreso federal para defender la necesidad de un plan de estímulo económico por valor de 150.000 millones de dólares. Insistiendo pese a las dudas y enmiendas barajadas en una rápida tramitación para agilizar el acordado reparto de estipendios a los contribuyentes para fomentar el decisivo consumo interno. Según ha insistido el presidente para construir un futuro próspero, debemos confiar a la gente con su propio dinero y conferirles el poder de hacer crecer nuestra economía Reconociendo que la economía de EE. UU. está pasando por un periodo de incertidumbre y en los hogares por todo nuestro país hay preocupación sobre nuestro futuro Con una deuda nacional que supera los 9 billones de dólares, el presidente Bush también ha adoptado un cierto énfasis en materia de disciplina presupuestaria. Asumiendo el compromiso de vetar cualquier medida presupuestaria que no recorte a la mitad los proyectos impuestos al Ejecutivo por cada congresista. Práctica que según Bush mina la confianza del pueblo en su gobierno Esta canalización de fondos públicos, conocida como earmarks en la jerga parlamentaria, ha supuesto un gasto suntuario de más 19.000 millones de dólares en los presupuestos del 2008, un 40 por ciento a petición de congresistas republicanos. En su alocución anual, requerida por la Constitución de EE. UU. Bush también ha insistido en convertir en permanentes los recortes de impuestos aprobados en el 2001 y el 2003. Estas medidas tienen como fecha de caducidad el 2010 y de no renovarse, la Casa Blanca amenaza con que 116 millones de contribuyentes tendrán que pagar de más 1.800 dólares. El presidente también ha enarbolado la bandera del libre comercio para urgir al reluctante Congreso la aprobación de tratados pendientes con Panamá, Corea del Sur y Colombia. Pactos que según Bush facilitarán cien millones de consumidores nuevos para los bienes y servicios producidos en EE. UU. A diferencia de otras ocasiones, el presidente se ha abstenido de presentar ambiciosas iniciativas del tipo reforma del sistema de inmigración o de la financiación de la Seguridad Social. Pero no ha pasado la ocasión por alto para destacar esfuerzos diplomáticos como la renovada mediación entre palestinos e israelíes. Y sobre todo, los avances en materia de seguridad logrados en Irak, con una reducción del sesenta por ciento en ataques desde el despliegue el año pasado de los polémicos refuerzos del Pentágono. Gaspar Atienza LOS DEMÓCRATAS CAMBIAN sta es la campaña demócrata del cambio, del cambio de liderazgo, de estrategia; del cambio del país, de las encuestas e incluso de los candidatos. Es una campaña de más de seis meses de duraciónquecadapocosdíasexamina a los candidatos y les obliga a renovar o rendirse; un maratón político que les deja margen para la equivocación pero les expone a un exhaustivoescrutiniopúblico y de los medios que podrá desgastarles antes de las presidenciales deotoño. Lavotación en Carolina delSurhaotorgadoaBarackObama una amplia victoria sobre HillaryClintonyJohnEdwards, pero, más que los resultados, esta vez bien anticipados, ha sido el cambio de estrategia política de los demócratas lo que ha protagonizado los últimos titulares. En la misma semana en que se recordaba la figura de Martin LutherKingJr. yen laquelacampaña se trasladaba a un estado sureño con más de la mitad de los votantes demócratas de color, los Clinton iniciaron una estrategia electoral que ha forzado a Obama a cambiar la suya: el color de los candidatos se ha convertido en un tema esencial, y Obama, que hasta ahora predicaba política desde un pedestal sin ensuciarse las manos, se ha visto obligado a entrar en la guerra sucia preparada por los Clinton. La senadora por Nueva York pretende identificar a Obama con los votantes afroamericanos (ella con blancos y latinos) y acabar con su imagen conciliadora. Y mientras Hillary y Obama seenzarzan enunapeleadeinterpretaciones lingüísticas y acusaciones mutuas (sobre el legado de Ronald Reagan) Edwards se transforma en un candidato cauto que gana los debates televisivos y que, aún sin vencer votación alguna, afianza su posición de tercero desequilibrante. En los próximos días de camino hacia el super- martes del 5 de febrero, lasestrategiasvolveránacambiar y el énfasis variará, pero el debate de razas permanecerá vivo. Nada importa que hace unos añosBillClintonfueraconsiderado el primer presidente de color. Todovaleenestacampañademócrata. aunque estén a tiempo de cambiar las predicciones y perder frente a los republicanos. E Disciplina presupuestaria Además de compartir veraneos en la exclusiva zona de Cape Cod, Bill Clinton durante su presidencia también autorizó un polémico despliegue sin precedentes de la Armada y la Guardia Costera para recuperar los cadáveres de John F. Kennedy junior, su esposa y cuñada tras el accidente de aviación ocurrido en julio de 1999. Hasta el punto de permitir el uso de un destructor de la Navy el USS Briscoe para esparcir en el mar las cenizas de las tres víctimas mortales sin derecho a ese tipo de costosa distinción. Durante su etapa en el Senado, Hillary Clinton también se ha intentado asociar a través de iniciativas legislativas sobre cuestiones sociales con el senador Ted Kennedy. Pero a pesar de toda esta trayectoria, Hillary sólo ha podido hacerse con el respaldo para su candidatura de dos Kennedy secundarios: los sobrinos Kathleen y Robert F. junior. ABC. es Vídeo del apoyo de los Kennedy a Barack Obama en abc. es internacional El presidente Bush saluda al abandonar ayer la Casa Blanca para un acto oficial AP