Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 s 1 s 2008 Tenis s Abierto de Australia DEPORTES 91 Djokovic se imitó a sí mismo Con calambres desde el tercer set, remontó el 0- 1 y triunfó con golpes cortados y al fondo Djokovic Tsonga 4667 6436 7- 2 Esa imagen consolidó su papel de víctima y el público se decantó por él. Jugó bien, pero eso no es bastante al máximo nivel. Sus 100 puntos de saque directo le coronaron como líder en este capítulo, pero bajó mucho en los puntos ganados con segundo saque y en los logrados al resto. El momento clave se produjo cuando no supo aprovechar un punto de rotura en el undécimo juego del cuarto set. Luego se desmoronó en el desempate final, al cometer su segunda doble falta. Para colmo, no peleó en el primero de los cuatro puntos de partido que Nole dispuso. Envió su derechazo fuera. Y Djokovic cayó de rodillas, en señal de victoria. Francia deberá esperar a tener un campeón de Grand Slam. Noah, en 1983, es el único galo que lo ha celebrado en la era open Djokovic, desangelado al principio, aguantó el vendaval de Tsonga en el primer set, donde la velocidad de la bola y su pegada le hicieron invencible, y reaccionó en las siguientes mangas. El serbio no se desanimó. Tiene garra de campeón. A la hora y cuarto logró la rotura en el segundo set (4- 3) que le abrió las puertas al 1- 1. Y al triunfo final por 3- 1. Nole jugó ya de forma más inteligente, con golpes cortados y profundos, y Alí no supo qué hacer. En el tercer parcial, dos roturas en el 2- 1 y en el 6- 3 lanzaron a la victoria a Novak. El éxito lo ratificó en el cuarto, en un primoroso desempate en el que siempre fue por delante. Duración: 3 horas, 6 minutos. Evento: Abierto de Australia, torneo de Grand Slam, 15.000 espectadores. Djokovic Tsonga 56 primer servicio 71 11 Aces 15 2 Dobles faltas 2 4 12 Break points a favor ganados 2 5 78 puntos con primer saque 71 63 puntos con segundo saque 48 36 puntos ganados al resto 29 No soy consciente de lo que he logrado Es el primer Grand Slam de su carrera. Djokovic volvió a ser un niño: Es un sentimiento indescriptible, con el que había soñado toda la vida. Estuve nervioso en la pista, por lo que podía conseguir. Y yo era el favorito Esa condición era un problema psicológioco: Siempre es peligroso jugar contra alguien infravalorado, porque no tiene nada que perder Pero finalmente, ganó: Estoy orgulloso de ser el primer serbio en conseguir un Grand Slam. Todavía no soy consciente de lo que he logrado Ensalzó a su rival: Ha sido muy agresivo y eso me ha obligado a tratar de mantener la calma y la concentración. El partido se ha decidido sólo en un par de puntos Tsonga se sintió raro: No sé si debería estar triste o feliz, pero estoy muy orgulloso, con confianza para seguir así. Tengo hambre para saltar al top ten pues no todos pueden derrotar a Gasquet, Youzhny y Nadal. Son muy buenos y he podido con ellos. En la final, Novak fue el mejor, aunque tardó mucho en sacar. Pero estar en la final ha sido fantástico y el público estuvo increíble. Me puso la piel de gallina ABC MELBOURNE. Era una final sorpresa y los dos jugadores vivieron una experiencia religiosa, a sabiendas de que uno de los dos se convertiría en un nuevo Federer o un nuevo Nadal, los hombres que monopolizan los Grand Slam desde hace tiempo. Novak Djokovic, el muchacho que se jacta de imitar a cualquier tenista que se precie, copió mejor que nunca a Federer y a Nadal y se adjudicó su primer Slam. Harto de imitar a los dos tenistas más importantes de la época, celebró el primer título de un serbio en uno de los cuatro grandes. No se lo creía. Especialmente, después de haber perdido el primer set. Supo rehacerse y devolver los agresivos golpes de Tsonga, hasta apuntarse el Abierto por 4- 6, 6- 4, 6- 3 y 7- 6 (2) Acalambrado desde el comienzo del tercer set y después de recibir masaje en el muslo izquierdo, Djokovic fue capaz de sacar el partido adelante. Un triunfo que le mantiene tercero del mundo, recortar distancias y situarse con 5.165 puntos en la lista mundial, a 815 de Nadal y a 1.465 de Federer. Tsonga luchó con solidez. No logró la victoria, pero consiguió ganar la primera manga e intentó dar jaque psicológico a su enemigo. Sin embargo, su nivel de juego no fue el mismo que arrolló a Rafa. Y el francés, si no es a tope, no puede levantar copas de este calibre. En su primera cita con la historia Tsonga salió aturdido. Entró a la pista dando saltos, con el pantalón desatado. Djokovic, feliz y radiante, levanta el trofeo en Australia AP EL CHICO DE LAS PIZZAS YA HA LLEGADO Novak Djokovic se convierte en el primer serbio que consigue un Grand Slam y a sus veinte años se suma a la pelea con Nadal por asaltar el trono de Federer JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. El año pasado Novak Djokovic, más conocido como Nole, hacía fotos de recuerdo a Antonio Banderas cuando este visitó a Nadal en los vestuarios de Roland Garros. Desperado, ha venido Desperado decía mientras pegaba tiros con los dedos a todo lo que se movía. Hace poco que había dejado la estación de esquí de sus padres, donde devoraba las pizzas de tres en tres. Es decir, hace nada era nada y de repente, en pocos meses, se ha convertido en todo. Nole es el jugador más joven en haber llegado a todas las semifinales de los cuatro Grand Slam, en el más joven en ganar en Australia y en... el que más imita a sus compañeros provocando continuas risas en el circuito. Tsonga volvió a ser un vendaval con su saque, pero su rendimiento bajó con el segundo servicio y en el resto Empero, más allá de la simpatía y las carcajadas, Djokovic extiende su sombra amenazadora sobre la bisagra que hasta ahora dominaba el circuito. A finales del año pasado advertía que iba a por el número dos de Nadal, que si no le daba tiempo esa temporada lo intentaría en esta y, de camino, iría a por Federer antes o después. Pues ya ha llegado. Está a pocos puntos de Rafa y, aunque aún se encuentra lejos del suizo, el año pasado le ganó en Montreal y este año en Melbourne. Rafa corre el riesgo de que antes de que llegue a derrocar a Federer, el serbio le adelante por la derecha como un huracán y se instale en el trono sin dar opción al resto. Y no sería de extrañar. Djokovic es un jugador completísimo. Posee todos los golpes, un saque demoledor y, sobre todo, un actitud desafiante, con el desparpajo típico de los balcánicos, ese que les hace competir al máximo, no rendirse nunca y ser supercompetitivos. En suma, un jugador con casi tanto tenis como Federer y casi tanto impulso como Nadal. Mientras, va limando asperezas. Solucionó sus problemas respiratorios con una operación que le arregló el desviado tabique nasal y ha ido trabajando todos sus golpes con una determinación sin igual. Al tiempo que va quemando etapas, sigue haciendo el payaso allí por donde va. Su vídeo imitando a la mayoría de sus compañeros (Nadal, Federer, Sharapova, Roddick o Hewitt) es de los más vistos en You Tube, así que va repartiendo buen tenis y felicidad por doquier.