Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28- -1- -2008 Primera división s Vigésima primera jornada DEPORTES 81 Raúl controla con apuros el balón en presencia de Cygan IGNACIO GIL LA NOCHE AGRIDULCE DE DIEGO LÓPEZ Cumplió su sueño de jugar en Liga en el Bernabéu, pero fue con el Villarreal después de esperar tres años sin suerte en el Madrid. Robinho se la amargó JULIÁN ÁVILA MADRID. Cada mañana Diego López acudía a Valdebebas arropado por un pensamiento impuro. No lo deseaba. Sabía que sólo podía jugar si Casillas ingresaba en el parte de lesionados. No tuvo esa oportunidad. En tres temporadas sólo jugó once encuentros oficiales, en los que recibió nueve goles. La experiencia fue corta. Disputó dos partidos de la Liga de Campeones intrascendentes porque ya estaban clasificados (ante el Dinamo en Kiev y ante el Olympiakos en Atenas) Le tocó la Copa y ahí se sintió futbolista hasta que se lesionó en el Ruiz de Lopera en la eliminatoria ante el Betis. Le sustituyó Íker y ya no volvió a jugar. La temporada pasada aguantó dos rondas (Écija y Betis) Más cruda fue la travesía en la Liga. Participó en dos encuentros en tres años. Fue en la temporada 05- 06 y debido a la expulsión de Casillas en El Sadar. En Pamplona completó diez minutos y cubrió la sanción en Santander ante el Racing (2- 3) No pudo debutar en el Bernabéu. Harto de calentar banquillo aceptó la oferta del Villarreal. Y casualmente ayer le tocó el papel que perseguía. Titular en Chamartín, pero con otro equipo. El momento para reivindicarse. Pese a los goles su actuación fue buena. Y eso que la noche no empezó bien. El primer balón al área terminó en gol. Sus lamentos sirvieron de poco. No tuvo tiempo ni de quitarse los nervios. Lo hizo más tarde en un paradón a bocajarro a Salgado y en una palomita a Guti en una falta. En la segunda parte vivió su momento más crítico. Fue con el segundo gol. En un contragolpe salvó dos balonazos a medio metro. No pudo con el cachetazo de Robinho. Se agarro tal cabreo que casi saca el balón del estadio de un patadón. Así jugó el Real Madrid Casillas: bien. Salgado: bien. Sergio Ramos: notable. Cannavaro: notable. Torres: bien. Guti: muy bien. Gago: notable. Baptista: bien. Raúl: bien. Van Nistelrooy: bien. Robinho: notable. Sneijder: notable. Drenthe: regular. Higuaín: sin calificar. El técnico. Schuster: notable. Su equipo realizó un gran partido. Tuvo mucho el balón, lo movió con sentido y creó las suficientes ocasiones como para ganar con más holgura. Lo mejor: la agresividad, presión, motivación, capacidad de reacción... y el buen juego. Lo peor: despistes a balón parado. VESTUARIOS SCHUSTER Nuestro único rival somos nosotros mismos J. ÁVILA MADRID. Schuster estaba afónico pese a que no se le vio mucho por la zona técnica. En su análisis del partido no pudo eludir el bocado que su equipo ha metido a la Liga con el resbalón del Barcelona en San Mamés, pese a que nada está decidido. Hemos dado un paso importante. Nada más. No podemos relajarnos. Nuestro único rival somos nosotros mismos El técnico dio una de las claves para que su equipo mantenga la regularidad en los resultados, mientras ve como el resto se despeña: Hemos metido mucha presión a los rivales. La victoria ante el Barcelona y en el Vicente Calderón fueron golpes contundentes. Había equipos que pensaban que podíamos pinchar en esos campos, como en este último partido. No hemos dando chance a nadie. Damos esa sensación de que no vamos a pinchar. Nuestro deber es el de mantener esta idea más semanas porque nada está decidido Generoso en reflexiones ubicó otra de las claves del éxito parcial en el vestuario: Los nuevos jugadores han llegado con hambre. Ese virus ha entrado en el equipo y todo el mundo se ha contagiado Schuster no quiso hablar del colegiado, pero dejó un recado: No merece la pena comentar nada. No vamos a ser amigos nunca y la vida sigue Sí se mojó el técnico del Villarreal, Manuel Pellegrini. Tengo mis dudas en el primer gol del Madrid y en el tercero, en el que Raúl hizo falta a Cygan a cuatro metros del árbitro. Lamentablemente los colegiados cometen errores. Ahora nos tocó a nosotros que se equivocase a favor del Real Madrid aseveró. Así jugó el Villarreal Diego López: notable. Javi Venta: regular. Godín: notable. Cygan: notable. Capdevila: notable. Cani: regular. Bruno: notable. Senna: bien. Cazorla: bien. Nihat: bien. Rossi: notable. Josico: regular. Ángel: regular. Tomasson: regular. El técnico. Pellegrini: notable. Su equipo jugó como sabe y siempre dio la cara. Lo mejor: su valentía para tutear al Madrid. Muy peligrosos los dos delanteros. Lo peor: perdió la batalla en el centro del campo.