Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 DEPORTES Primera división s Vigésima primera jornada LUNES 28 s 1 s 2008 ABC El Madrid se escapa con grandeza En un maravilloso partido de fútbol derrotó a un dignísimo Villarreal y ya saca nueve puntos al Barça ENRIQUE ORTEGO MADRID. El traspiés del segundo en San Mamés motivó espectacularmente al primero y al tercero en el Bernabéu. Real Madrid y Villarreal completaron ayer uno de los mejores y más intensos partidos de la temporada. Especialmente excitado el líder ante la posibilidad de marcharse de nueve puntos de su más inmediato seguidor hasta el punto de realizar posiblemente su partido más excelso del curso. Tanto por su brillante actuación como por la batalla presentada por un más que dignísimo rival. Su salida a galope tendido sorprendió a los de Pellegrini, que no se sienten cómodos cuando el balón lo tiene el contrario y además se mueve a la velocidad y precisión con la que lo circulaban los blancos. Ellos prefieren otro ritmo más pausado. Quizás por eso los de Schuster pisaran el acelerador como pocas veces. El técnico mantuvo a Guti en el equipo y optó por Baptista en perjuicio Real Madrid Villarreal 3 2 en una noche atormentada. Ayer tocaba lo primero y como su extraordinario pase al hueco a Robinho fue resuelto por el brasileño con un toque de distinción según le venía el balón, Guti se convirtió ya en el protagonista para el resto del choque. Con ese gol a los nueve minutos, otro equipo se hubiera desmoronado, pero el Villarreal no es de esos. Confía en sus posibilidades. Sabe que tiene juego suficiente dentro de su esqueleto de colectivo bien plantado como para crear ocasiones y arriba, además, no perdona. ¡Qué se lo pregunten a Casillas! Rossi se sacó un gol de la nada. De un control orientado largo que remató con la izquierda quitándole el balón, incluso, al compañero que venía lanzado. Un cuarto de hora y de nuevo empate. Tampoco el Madrid se amilanó. ¡Cómo va a amilanarse si sabe que gana jugando bien, mal o regular! Ayer lo hizo bien, bastante bien, muy bien por momentos al son que marcaba un Guti excelente. Mejor, mucho mejor, por ejemplo, que en el Vicente Calderón una semana antes. Diego López puede dar fe de ello con tres paradas de mérito que permitieron a sus compañeros llegar al descanso con esa igualada trabajada con ahínco. Incluso hubo un penalti de Godín a Van Nistelrooy que el árbitro catalán amigo de Schuster no vio. Y si la primera parte había sido un regalo para el espectador, la segunda fue igual o mejor. Impresionantes los primeros minutos con los dos equipos lanzados por la victoria. Ida y vuelta. Golpe a golpe. Volvió a adelantarse el Madrid. Casillas montó la contra con su saque. Guti tocó de primera para quitarse de encima los dos rivales que le iban a presionar y puso a sus compañeros en clara ventaja. Aún así, antes de que Robinho volviera a encontrar el hueco allí junto al poste, Diego López hizo dos paradones a remates de Raúl y Guti. Sí. Todo en la misma jugada. Maravillosa y veloz de principio a fin. El Madrid siguió desmelenado en busca de la sentencia que no le complicara la existencia porque ya sabía como se las gastaba el Villarreal. Y como no marcó el tercero, el submarino amarillo que no había vuelto nunca la cara, hizo el segundo para empatar de nuevo. Quedaba un cuarto de hora... y le bastó sacar de nuevo de centro para asestar otro golpe. Fue el recién salido Sneijder, que, en su primer contacto con el balón aprovechó una maravilloso pase de Gago. Nueva ventaja... y ya definitiva, aunque el partido mantuvo su porte sublime hasta el pitido final. Real Madrid (4- 3- 3) Casillas; Salgado (Drenthe, m. 85) Cannavaro, Sergio Ramos, Torres; Guti, Gago, Baptista (Sneijder, m. 72) Raúl, Van Nistelrooy y Robinho (Higuaín, m. 88) Villarreal (4- 4- 2) Diego López; Javi Venta, Godín, Cygan, Capdevila; Cani (Ángel, m. 58) Bruno (Josico, m. 58) Senna, Cazorla; Nihat (Tomasson, m. 70) y Rossi. Árbitro: Álvarez Izquierdo. Tarjeta a Gago, Godín y Senna. Goles: 1- 0. m. 9: Robinho. 1- 1. m. 15: Rossi. 2- 1. m. 53: Robinho. 2- 2. m. 75: Capdevila. 3- 2. m. 76: Sneijder. del Sneijder. Se lo agradeció el canterano con un recital digno de la Scala de Milán. Suele suceder que cuando el 14 acierta en su primer pase comprometido, casi todo le sale a la perfección a partir de entonces. Y también al contrario, cuando falla, se ofusca y suele meterse Guti fue el gran organizador de un equipo que tuvo en Robinho su arma letal ante la puerta enemiga