Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28- -1- -2008 77 -La pregunta está sobre la mesa desde hace mucho tiempo. Está la anécdota de un famoso científico, J. B. S. Haldane, que cuando un obispo le preguntó sobre qué le decía su estudio de la ciencia acerca de la mente de Dios, respondió: Obviamente el Creador tiene una desmesurada afición por los escarabajos Los científicos han dedicado mucho tiempo a encontrar las causas reales, y en principio se cree que posiblemente los escarabajos se diversificaron al mismo tiempo que las plantas que florecen, pues éstas constituyen también un grupo muy diversificado, que se desarrolló rápidamente. Los escarabajos son el grupo dominante en cuanto a número de especies desde hace seis o siete millones de años; antes ya había, como en tiempos de los dinosaurios, pero no parece que entonces tuvieran la misma diversidad que en el periodo que siguió a los dinosarios. ¿Por qué coleccionar insectos o visitar un museo cuando todo se encuentra en internet? especialmente para los niños. Al ir servidos en plástico, se facilita su manipulación. De otra forma los niños podrían romperlos, pues no son capaces de tocar las cosas con cuidado y seguir la disciplina necesaria para coleccionar algo delicado y frágil. Así queda preservado de manera permanente, sin que le afecte la polilla o cualquier degradación. Lo importante es que se crea el hábito de coleccionar insectos, y de que los niños se interesen por ellos. Tenemos que pasar a las siguientes generaciones ese interés, que también lo es por el medio ambiente. ¿Qué interés tiene una promoción como la que lanza este periódico? -Se trata de algo magnífico, Una colección con el legado de Darwin ¿Cuándo comenzó a gestarse la colección de insectos de este Museo de Historia Natural de Londres? -Los orígenes se remontan al siglo XVIII. La primera colección vino de Sir Hans Sloane, que fue el fundador del Museo Británico, en cuyos sótanos comenzó lo que luego sería el Museo de Historia Natural. Hacia el año 1880, sir Richard Owen, otro notable personaje entregado en cuerpo y alma a la Ciencia, que por ejemplo acuñó la palabra dinosaurio, propició el traslado de aquellas incipientes colecciones naturales al edificio en el que desde entonces se encuentran, en el barrio de South Kensington de la ciudad. Luego fueron llegando legados de numerosos naturalistas. Tenemos gran parte del material que Charles Darwin trajo de sus viajes con el Beagle, y el recogido por Alfred Russel Wallace en sus itinerarios por el Archipiélago Malayo. A ese impresionante tesoro se unen incorporaciones más recientes, como los viente mil especímenes que mis colegas y yo hemos recogido en los últimos tres años en Bolivia, en colaboración con museos de ese país. -Pero ello se hace matando insectos. -Ciertamente hay mucha información en internet, y nosotros mismos tenemos muchas fotos de insectos en internet, aunque son sólo una pequeñísima parte de nuestra colección. Pero incluso aunque todos nuestros insectos estuvieran en internet, al gran público aún le compensaría venir al museo: aquí se ven muchos especímenes a la vez, se puede comparar su tamaño, se aprecian al instante sus diferencias, etc. Algo así aporta el coleccionable que lanza su periódico. La gente quiere ver algo real. Está muy bien la foto en internet y el documental en televisión, pero al niño le gusta sostener en la mano un escorpión, una araña o escarabajo; girarlo y verlo por la parte posterior, poner uno al lado del otro... Es una colección de un alto valor educativo, ideal para pequeños y mayores ABC ABC le ofrece un fascinante viaje al mundo de los bichos Consiga a partir del próximo domingo con ABC la colección Bichos avalada por el Museo de Historia Natural de Londres ABC MADRID. Nunca habrá imaginado- -ni deseado- -estar tan cerca de un escorpión o de una avispa gigante como ahora. No podrá oír el chasquido de sus pinzas ni el zumbido de sus alas pero los tendrá al alcance de su mano. ABC le ofrece cada domingo una fabulosa colección de insectos, arácnidos y otros bichos. Procedentes de los cinco continentes y avalada por el Museo de Historia Natural de Londres y el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, Bichos es una cuidada selección de magníficos ejemplares de estos animales. Todos los insectos y arácnidos que forman parte de esta colección han sido criados en granjas especializadas, y ningún ejemplar ha sido capturado en su hábitat natural. Se preservan en resina plástica, lo que le permitirá observar a estas criaturas desde todos los ángulos y deleitarse con todos sus detalles. Desde el escorpión dorado de Manchuria, que llega con la primera entrega de esta fabulosa colección, hasta la araña diablo y el escarabajo rinoceronte, ABC le hará descubrir auténticas maravillas de la naturaleza y estremecerse aprendiendo sobre sus venenos o hábitos agresivos. Para ello, junto al bicho en cuestión que viene en una caja de metacrilato, se acompaña un fascículo a todo color, con dibujos explicativos e impactantes fotos, pero sobre todo con los comentarios rigurosos para descubrir cómo son, dónde y cómo viven, sus tácticas de ataque y defensa, así como los mitos y leyendas que acompañan a estos temibles animales en muchas ocasiones. El próximo domingo 3 de febrero podrá conseguir con el periódico, y por sólo 1 euro más, el ejemplar de escorpión gigante de Manchuria y su fascículo. En las siguientes entregas, recibirá también una caja donde guardar los bichos normales y otra para los gigantes, con sus correspondientes etiquetas descriptivas. Nada se ha pasado por alto para que usted y su familia se conviertan en expertos entomólogos y disfruten en casa de maravillas de la naturaleza que sólo podría ver en paraísos lejanos. Todo ello gracias al trabajo de biólogos, entomólogos y educadores. Además, se pueden poner a prueba los conocimientos adquiridos gracias a los bichogramas una serie de preguntas y juegos que le motivarán a querer saber más de un mundo realmente apasionante. -Al principio tuvimos quejas por gente obsesionada con eso. Pero el lado educacional de la iniciativa es mucho más importante que los insectos tomados individualmente. Si la gente no sabe nada acerca de ellos, les importará bien poco la conservación del medio natural en el que viven; y si hay un interés en cuidar bosques y selvas, entonces seguirá habiendo millones y millones de insectos. Un área del tamaño de un campo de fútbol contiene más insectos que todos los que pueda entregar esta publicación. Además, los insectos han sido cogidos por gente local de países como Tailandia o Malasia. Si esa gente puede obtener dinero reuniendo escarabajos y vendiéndolos, ello permitirá que sigan residiendo en esas zonas, viviendo del bosque mismo. Con frecuencia, los bosques no han sido talados por las grandes corporaciones, sino por individuos, necesitados de cultivos para alimentar su familia. Un recorrido por este museo: http: www. nhm. ac. uk