Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURAyESPECTÁCULOS LUNES 28 s 1 s 2008 ABC Antonio Almagro ingresó en Bellas Artes glosando la originalidad del medievo español ABC MADRID. El arquitecto Antonio Almagro destacó ayer la originalidad del medievo español en su discurso de ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. El nuevo académico fue presentado por José Manuel Pita, Miguel Rodríguez- Acosta y Rafael Manzano. Almagro ocupa la vacante del arquitecto Fernando Chueca Goitia. Durante su ponencia, el nuevo académico aseguró que en la Edad Media, y de un modo muy particular en sus dos últimos siglos, en tierras hispanas se escribió una de las páginas más fulgurantes de Europa Una combinación de influencias externas e indudables dosis de originalidad dio lugar a monumentos tan importantes como la Alhambra o el Alcázar de Sevilla El medievo español es uno de esos periodos en los que el desarrollo de ciertos ciclos artísticos alcanza una patente originalidad que lo distingue con claridad de otras áreas culturales afirma. Dos culturas tan dispares como la europea y la islámica no impidieron que en la Península Ibérica se generaran notables elementos diferenciadores en la producción arquitectónica. Almagro se mostró convencido de que este singular capítulo de la creación artística hispana merece una revisión retrospectiva que abarque sus varios desarrollos Tanta fecundidad creativa traspasó fronteras: Nuestra arquitectura creó formas y conceptos espaciales plenamente asimilados por cristianos y musulmanes El arquitecto realizó un extenso repaso analizando minuciosamente el Palacio del sur de España, de Navarra y de las Coronas de Castilla y de Aragón. Entre las influencias presentes en estas construcciones, Almagro citó el Mar Mediterráneo, el Románico, el Gótico, las culturas bizantina e islámica, Mesopotamia e Irán. Por último, el nuevo académico señaló que la conservación de estos monumentos dependerá en buena medida de que sepamos apreciar los valores de este patrimonio que las generaciones pasadas nos legaron concluyó. En su disurso de contestación al nuevo académico, Rafael Manzano destacó la vocación de Almagro como arquitecto entregado a la restauración de monumentos y la investigación arqueológica Y subrayó su aportación historiográfica. Expertos e investigadores analizan al Marqués de la Romana y su tiempo Un ciclo de conferencias en la Torre de los Lujanes indaga en su personalidad TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. El año 1808 pasará a la Historia como el del levantamiento de los españoles contra el invasor francés, que se movía a las órdenes de Napoleón. Fue un tiempo no sólo convulso para nuestro país, ya que abarcó a una Europa abocada a la catástrofe por la ambición destructora de un hombre poderoso. Hubo naciones que presentaron una actitud bélica; otras se posicionaron en campos de neutralidad, aunque, a pesar de ello, se vieron obligados a abandonarlos, caso de Dinamarca. Pero estos terribles conflictos permiten, en medio de una cadena de desgracias, que surjan hombres que, por sus méritos, se inscriben entre los nombres de aquellos que dan gloria a su patria. Es el caso del capitán general Don Pedro Caro y Sureda, tercer Marqués de la Romana. Persona ilustrada, su adolescencia y juventud transcurrieron entre estudios en Francia, Salamanca y en el Seminario de Nobles de Madrid hasta su ingreso en la Marina Real. Como militar, también en tierra firme, culminaría la gesta, cuyo bicentenario se cumple este año. Es el caso que en 1806, dentro de los pactos entre España y Napoleón, existía una cláusula secreta según la cual el ejército español prestaría ayuda al Emperador. Para cumplirla, marcharon con rumbo a Dinamarca 14.000 soldados al mando de la Romana. No obstante, hay que señalar que no eran tropas al uso típico y tópico. Para empezar, don Pedro era un liberal ilustrado poseedor de una gran biblioteca. En ella, por ejemplo, libros aparte, había unos 8.000 documentos clasificados en 47 legajos que, según el anticuario Luis Crespi de Valldaura, eran quizá la más amplia de documentos del inicio de la Guerra de la Independencia española El hombre al que tanto le apasionaba la historia iba, también, a hacerla. Se sabe que por doquiera que pasó su pequeño ejército- -hasta llegar a tierras danesas- no actuó como una tropa de ocupación: los soldados estaban informados acerca de las costumbres de los distintos lugares por los que pasaban y las respetaban escrupulosamente. De su actitud en Dinamarca es prueba el recuerdo que dejaron y el hecho de que en el país nórdico, en mayo, cuatro exposiciones y un ciclo de conferen- El Marqués de la Romana, retratado por Vicente López cias lo evoquen y homenajeen. Y es que cuando al Marqués de la Romana le llegaron noticias de los trágicos acontecimientos que las tropas napoleónicas provocaban en España, tomó una decisión. ¿Cómo iba a seguir al lado del mariscal Bernadotte? Pero un problema genera otro. ¿Cómo salir de Dinamarca si Bernadotte, sabedor de que los españoles no iban a permanecer impasibles ante las circunstancias, se había encargado de dispersarlos por diversas islas? Ahí es don- ABC Las sesiones Hoy, lunes, intervienen Gonzalo Anes, director de la Real Academia de la Historia; Diego del Alcázar, Marqués de la Romana; José Antonio Escudero: La Corte de Carlos IV: la política interna María de los Ángeles Pérez Samper: La política internacional de España en 1808 Martes, 29: Luis Miguel Enciso: El día a día en la España de Carlos IV Hugo O Donell y Duque de Estrada: El cuerpo expedicionario del Marqués de la Romana a través de las acuarelas de los hermanos Suhr Miércoles, 30. Alfredo Alvar: El Madrid de Carlos IV Ramón Tamames: El Marqués de la Romana y Dinamarca: una ocupación modélica Jueves, 31. Carlos Martínez Shaw: La América de Carlos IV Jaime Salazar: Los Romana Viernes, 1. Teniente General Andrés Casinello: El pensamiento militar del Marqués de la Romana Clausura: Feliciano Barrios. de va a culminar la gesta del Marqués de la Romana, decidido a retornar a su patria en la que ya reinaba José I- -el capitán general y sus tropas se negaron a prestarle juramento- y donde sus tropas podían ser más que necesarias. Experto en varios idiomas- -quizá haya que descatar sus conocimientos en latín- -y militar capacitado, se puso en contacto con los ingleses y vuelve a pisar tierra española. La Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País y la Fundación Instituto de Empresa han organizado, para conmemorar el II centenario de la Expedición a Dinamarca, un cliclo de conferencias- -empieza hoy a las 18.30 horas en la Torre de los Lujanes- dirigido por Feliciano Barros y Alfredo Alvar. Más información en la página web: www. bicentenariolaromana. com