Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA LUNES 28 s 1 s 2008 ABC Corsarios de la mentira La ocultación y la falsedad han sido erigidas en recurso político legítimo y en absoluto condenable. Perseguible es quien reclama para las palabras su significado to. Los trajes de Pepiño Blanco son ya de mucho mejor paño. El presidente del Senado, Javier Rojo cocina con coñac francés, según cuenta él mismo. Los hijos de Pepe Montilla, el enemigo del derecho de los catalanes a elegir la educación de sus hijos, mandan a los propios al Colegio Alemán. El presidente del Parlamento Catalán es su antiguo jardinero. Son cuatro ejemplos entre miles. A la tropa le cunde que es una barbaridad. Pero si a algún envidioso le puede molestar esta prosperidad, es mera anécdota, sí que algo obscena, comparada con el gran triunfo de la secta que es la equiparación plena, de derecho cabe decir, de la verdad con la mentira. La ocultación y la falsedad han sido erigidas en recurso político legítimo y en absoluto condenable. Perseguible es quien reclama para las palabras su significado. De momento se hace por medio de la difamación, el insulto o la represalia administrativa. Más adelante se verá si tienen opción para una escalada en los medios. Porque el fin ideal del idealista de La Moncloa justifica- -lo ha dejado claro él- -la treta y el engaño al enemigo. Éste se identifica y expone por su obstinación en reclamar probidad semántica, el contenido y significado auténtico de las palabras- -como pidió el intelectual disidente checo Ferdinand Peroutka en su célebre alocución contra la mentira comunista- Z por el contrario quiere que para todos los españoles la palabra signifique lo que él quiera o entienda en cada momento. O nada. Como en las decenas de congresos de partidos comunistas del este de Europa a los que asistí en la década de los ochenta, el discurso político de ayer de la conferencia del Partido Z es perfectamente impermeable a la realidad. Ni la crisis económica, ni el inmenso daño inferido al Estado de Derecho por la búsqueda de un acuerdo frentepopulista con los nacionalismos, incluido el terrorista, contra la oposición, ni el desprecio a las inquietudes, creencias y tradiciones de media España, nada les preocupa salvo la liquidación y condena del disenso. La esencia de la democracia son ellos. La realidad la dictan ellos. La patria es Él, Z. La palabra no es nada. Hermann l presidente del Gobierno de la España discutida y discutible lleva meses anunciando regalos con dinero ajeno a cambio de votos. Pero ayer se nos puso muy concreto y nos dio el precio que Moncloa pone a la papeleta en las urnas: 400 euros. Esta cabal tasación del precio del voto nos puede infundirciertoorgullo inclusoa losantipatriotas que se atreven a sugerir al Gobierno que podría haber algún problema en la economía española si, como revela la EPA en el último trimestre se ha destruido empleo como nunca desde 1994. Era entonces como ahoraresponsable de la economía española Pedro Solbes. Por ser casi el único miembro del Gobierno sin vocación para el insulto y con respeto a mínimas reglas de urbanidad, tieneSolbes cierta fama de serio y competente que los datos al finalde la legislatura para nada confirman. Si la valoración piadosa pide comprensión para el tecnócrata acosado o ignorado por un gabinete lleno de aventureros sectarios eirresponsables, la crítica considera que Solbes ha sido el indolente mascarón de proa de un equipo cuya insolvencia y pasividad queda ahora de manifiesto. Ninguna humillación o desautorización le ha llevado, pese a tanto amago, a una dimisión que le habría dejado en mejor recuerdo. Pero el mascarón de proa referido es sin duda de las piezas más nobles- -también ineficaces- -del buque corsario que asaltó, hace ahora siete años, a la maltrecha flota de la socialdemocracia española y la reconvirtió para sus planes más audaces. Este fin de semana, los corsarios del socialismo New Age del Siglo XXI han celebrado una especie de ceremonia de comunión con el caudillo para coordinar las baterías de las mentiras que durante la ya agonizante pero siempre agónica legislatura han perdido potencia de fuego. No es que les haya ido mal desde aquel congreso y después de cuatro años en Madrid. Su progreso es manifies- E Llamazares presentó ayer la lista de IU por Guadalajara ante apenas un centenar de simpatizantes EFE IU, a un paso del Mixto La ruptura de IU en Valencia, capitaneada por la diputada Isaura Navarro, aleja a la formación liderada por Gaspar Llamazares de obtener Grupo Parlamentario s La coalición confía en que si no suma cinco diputados, el PSOE les preste uno POR CRISTINA DE LA HOZ MADRID. ¿La política valenciana? La política valenciana tiene lo peor de la catalana y lo peor de la andaluza La cita es del portavoz parlamentario del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, y su confesor fue el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares. La conversación tuvo lugar en los pasillos del Congreso después de conocerse la ruptura que se había producido en la dirección regional de la coalición a raíz de la confección de las listas. Lo cierto es que los tres partidos de ámbito nacional, PSOE, PP e IU, han tenido muchos problemas en esta Comunidad. La crisis que el PSOE valenciano lleva arrastrando años, y que se dejó ver con toda su virulencia en el batacazo electoral del 27- M, acabó con José Luis Rodríguez Zapatero llevando en volandas a su número dos María Teresa Fernández de la Vega, para que encabezara la lista por la circunscripción valenciana. ¿Qué pasó en el PP? Pues que el presidente del ejecutivo regional, Francisco Camps, hizo casus belli de la expulsión de Zaplana de la lista de Valencia, que encabezó en 2004. Camps y Zaplana llevan cuatro años de guerra sin cuartel. La última en probar las hieles de la política valenciana ha sido IU. Primero se le rebeló la dirección regional escogiendo a un cabeza de lista, Antonio Montalbán, que no era del agrado de Llamazares. El líder de IU forzó unas primarias para que la candidata volviera a ser Isaura Navarro, que ganó la consulta interna por incomparecencia del contrario. Finalmente, los valencianos han impuesto su criterio, lo que ha llevado a que Navarro rompa con IU y presente su propia candidatura con otras siglas. Todavía el pasado jueves Llamazares hizo un intento a la desesperada en la comisión permanente de la coalición para cambiar el rumbo de Valencia, que acabó siendo desactivado. En definitiva, en IU son muchos los que ven cómo se esfuma la posibilidad de conseguir representación por esta circunscripción y, en consecuencia, sacar el mínimo exigido por el reglamento del Congreso para constituir Grupo Parlamentario propio, esto es, cinco diputados. En la coalición dan por seguros los dos de Iniciativa y otros dos por Madrid. Incluso, extrapolando los datos del 27- M, Madrid podría llegar a darles el tercero, pero a las fuentes de la coalición consultadas con no ser imposible, les parece improbable. En Andalucía, donde todas las esperanzas estaban puestas en recuperar un escaño por Sevilla, las cosas no pintan bien. De hecho, los sondeos de las autonómicas andaluzas dan que IU puede pasar de los actuales seis diputados regionales a tan sólo tres. Este vaticinio permite augurar que si no entran más votos en la urna de las autonómicas tampoco lo va a hacer en la de las generales. Otra cosa es que en caso de que IU se quede con cuatro representantes el PSOE les ceda un diputado para poder formar Grupo propio y no engordar el Mixto. No sería algo nuevo. Ya lo han hecho en otras ocasiones los socialistas- -con grandísimo disgusto para Juan Fernando López Aguilar- -y populares con CC. El proceso preelectoral ha provocado que Gaspar vaya perdiendo cada día más plumas. Se ha enfrentado con las federaciones de Cataluña, Aragón, Valencia, Andalucía... ¿Y Madrid, que tradicionalmente ha sido de las más críticas? Pues, curiosamente, no se han producido fricciones. Intento desesperado Todos los partidos de ámbito nacional han tenido problemas a la hora de elaborar las listas valencianas