Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Precampaña electoral s La estrategia de los partidos LUNES 28 s 1 s 2008 ABC Pizarro está lleno de cicatrices por el talante de Zapatero Hace un llamamiento a otros empresarios para que den el salto al PP CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Su experiencia no es política, pero sí parece curtido en otro tipo de guerras. El número dos de Mariano Rajoy en la lista madrileña, Manuel Pizarro, se presentó ayer a sí mismo como una persona que se ha criado en la calle como un viejo soldado con experiencia de batalla Voy lleno de cicatrices, bastantes de la opa y el talante lo llevo sufriendo antes y después de la opa afirmó en un acto público de su partido. Tras confesarse más preocupado por no meter la pata que por cualquier otra consideración pidió perdón por ir de número dos en la lista madrileña cuando se lo merecen más que yo cualquiera de los 700.000 militantes del Partido Popular repartidos por toda España. Pizarro, dio ayer una lección de liberalismo económico. El mundo lo dirige la libertad y es de los creemos en la libertad dijo a modo de declaración de principios. Tras mostrarse esperanzado de que la crisis actual acabará pasando y dijo no estar preocupado por el futuro inmediato destacó que su partido está acertando con el programa y con las personas Bendecidas una cosa y otra, comenzó su lección afirmando que las economías las dirigen los mercados, no los boletines oficiales, ni los gobiernos, sino las personas de carne y hueso que ahorran, emprenden y crean empleo Además, prosiguió, los precios se forman en los mercados y estos deben ser eficientes, organizados, libres y transparentes. La economía necesita ante todo seguridad y certidumbres, dijo, y cuando no se confía en un ejecutivo o en las posibilidades de un país, se acaba absolutamente todo. Es necesaria la confianza en las personas, en las empresas y en el Gobierno agregó en su liberal declaración de principios. Programas y presiones Si el PSOE está a vueltas con el aborto, es para tratar de no perder a un sector que le presiona para que despenalice el aborto a plazos En el PP se echa también de menos visualizar las líneas maestras de un planteamiento político general para próximos años turo, algo más, algo que, por el momento, se echa en falta. Si el PSOE está a vueltas con el aborto es para responder, para tratar de no perder, a un sector que le presiona para que despenalice el aborto de plazos. No lo conseguirán por ahora, pero sí una reflexión para, incluso vía modificación, respetar la voluntad de las mujeres La paradoja es que determinadas denuncias y acciones judiciales por el incumplimiento de la ley se han convertido, dice el PSOE, en un debate sobre la misma. No es un procedimiento nuevo: ya antes, aunque luego se haya rectificado, dejar en la cuneta la Ley de Partidos, se convirtió en un debate sobre la ley y no sobre su cumplimiento. Pasando de los casos concretos, que no dejan de ser importantes, a los planteamientos generales, se echa de menos que, hasta el momento, el partido gubernamental, que publicitariamente dice sentirse tan orgulloso de las reformas logradas en esta legislatura, no ofrezca, consolidado política e intelectualmente, un proyecto general para dar, desde su perspectiva intelectual, el siguiente paso. Todo se ha convertido en coyuntural (la rebaja fiscal queda sometida a las circunstancias, por ejemplo) y en fruto de las lógicas presiones de determinados sectores y posibles socios. La moderación de algunos planteamientos debe ser acompasada con el perfil progresista y, además, ¿habrá que pactar con Esquerra? ¿llegar a acuerdos con Izquierda Unida? ¿quizá hacerlo con el PNV? El PP insiste estas semanas en materia económica. El único espaldarazo en su precampaña, más allá de los errores del Gobierno y deslucido por la exclusión extemporánea de Ruiz Gallardón, ha sido la incorporación a la lista de Rajoy de Manuel Pizarro como cerebro económico Las rebajas fiscales y la modificación de los tramos del IRPF son, de todos modos, obra de Juan Costa, que es el que sabe de esta materia como ya demostró en anteriores gobiernos de la derecha. A falta de posteriores concreciones, el interés de este programa, en circunstancias de dificultades económicas cada vez más evidentes, parece que no se va a oscurecer porque el PSOE, en un derroche de originalidad, quiera presentar a Rajoy como dominado por José María Aznar. Dominado por las circunstancias, y por la presión de un cierto populismo, quiere Rodríguez Zapatero ahora devolver 400 euros a los contribuyentes. Una cosa no quita otras y, en el caso de los populares, a la espera de hipotéticas y difíciles construcciones intelectuales en las próximas semanas, se echa también de menos visualizar al menos las líneas maestras de un planteamiento político general para los próximos años. Algunas cosas, que afectan a reformas llevadas a cabo por Rodríguez Zapatero, parece que quedarán en manos del Tribunal Constitucional en vez de en la de los diputados o posibles ministros del PP. Y si no hay quien sea capaz de ofrecernos un horizonte más o menos completo, no estaría de más que se subrayaran algunos elementos fundamentales, como por ejemplo el de la independencia y eficaz funcionamiento de la Justicia. La gestión del PP en esta materia fue un fiasco en la legislatura de 2000 a 2004 a pesar de los insistentes e interesantes programas desde 1993. Ha sido uno de los caballos de batalla en el mandato socialista y se trata de una cuestión esencial. Germán Yanke No te fíes de quien miente En definitiva, y ahí es donde parecía querer llegar el candidato, no te puedes fiar de la gente que te engaña o que te miente. A Nixon- -recordó- -no lo echan por espiar, que espió, sino por mentir, porque cuando la gente miente no se puede confiar en ella Al hilo de esta afirmación comentó que el dinero se debe emplear en que los servicios públicos funcionen y en proteger a los ciudadanos en lugar de vigilar a la gente como le ocurrió a él. Además Pizarro animó a que otros empresarios sigan su ejemplo de dar el salto a la política, a que salgan de casa e ilusionen a la gente con nuestro ejemplo Avanza la precampaña y vamos viendo, si no la gran propuesta, sí algunas ofertas electorales de los dos grandes partidos. Ala espera de lo que nos digan hoy las prédicas de los líderes, en estos últimos días el PSOE ha precisado lo que su programa dirá sobre el aborto y el PP ha presentado las líneas generales de su política fiscal. Se ha visto que el misterio de la Bolsa (misterio no sólo para los profanos, sino incluso para los especialistas, recordemos el mono con un dardo que ganó en las previsiones a los analistas) tiene su cuota de anticipación y su cuota de movimiento convulso y lo que parecía el lunes anunciar el caos rebotó durante la semana. Pero el dato más preocupante ha sido el aumento del paro, primer efecto de la crisis inmobiliaria. Ni creamos empleo como antes ni se evita su destrucción y el Gobierno responde con la oferta de empleo público, que es pan (poco) para hoy y más hambre para mañana. No hay debacle, pero debería haber, en la acción y en el programa para el fu- El Gobierno responde a la destrucción del empleo con empleo público, pan para hoy y hambre para mañana