Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 27 de Enero de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.644. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. Rambo, el humanitario Sylvester Stallone, a los 61 años, persiste con una cuarta entrega de Rambo Y para justificar sus 2,59 muertos por minuto, se presenta como un artista comprometido en la lucha contra la dictadura birmana POR PEDRO RODRÍGUEZ or si acaso habían perdido la cuenta, Rambo IV se ha estrenado este fin de semana en Estados Unidos protagonizada, escrita, dirigida y producida por Sylvester Stallone. Contumaz a los 61 años, la estrella de Hollywood- -más musculosa y letal que nunca- -no ha tenido grandes reparos en prolongar su cruenta saga cinematográfica de más de un cuarto de siglo. Pero, eso sí, con la genialidad de reinventarse como un artista comprometido en la lucha contra la dictadura militar de Birmania, intentado abrirse paso literalmente a machetazos en el filón progre- humanitario copado hasta ahora por los George Clooney, las Angelina Jolie y los Bardem. La película comienza con un John J. Rambo semijubilado y viviendo a bordo de un barquito en mitad de la jungla de Tailandia. El lacónico personaje se dedica a capturar serpientes y practica el hobby de la herrería. Todo bastante bucólico hasta que un grupo de misioneros cristianos de Estados Unidos le solicita respaldo logístico para hacer llegar una muy necesitada ayuda espiritual y material a las indefensas víctimas de la dictadura militar de Birmania. Cuadrilla de diabólicos opresores que casi relega a la categoría de boy scouts al Vietcong o a los soviéticos del Ejército Rojo que aparecieron en pasadas entregas. Lo que sigue, según cálculos fascinantemente detallados publicados por Los Angeles Times es una sangrienta bacanal de 2,59 muertos por minuto. De los cuales Rambo, sin quitarse la camisa, se encarga de eliminar personalmente a más de ochenta enemigos con tácticas a veces creativas pero que nunca dejan mucho lugar para la imaginación de lo que pasa cuando a un ser hu- Irene Lozano PECHOS MAL VISTOS ríticas escandalizadas hacia la serie Sin tetas no hay paraíso. Así de pronto, me parece mejor título que sin paraíso no hay tetas leyenda impresa en los cinturones bomba de los suicidas a los que prometen un vergel repleto de mujeres vírgenes. El caso es que esperaba contenidos fuertes, pues tanto el Ayuntamiento de Gran Canaria como los Telespectadores Asociados de Cataluña han pedido su retirada. Pero no. Afirman que la telenovela presenta un modelo de mujer objeto que no es el mejor referente y critica que se exalte el cuerpo perfecto Correcto: aplíquese también a los anuncios de yogures, cereales o clínicas de estética. Veo incluso más motivos para censurar esa publicidad, pues la serie se asoma por momentos a la crítica social. Cuenta la historia de un grupo de chicas muy jóvenes, deseosas de salir de un barrio tirando a pobretón, aunque no marginal, como en la versión original colombiana. El paraíso que anhelan es el del dinero: mansiones descomunales, coches deslumbrantes, trapitos elegantes; más o menos, la idea de la felicidad dominante en televisión. La diferencia es que las chicas de la telenovela quieren ser esculturales para ejercer la prostitución de lujo en el mundo de los traficantes de drogas. Una de ellas incluso aspira a aumentarse los pechos, la clásica inversión en bienes de equipo. Dada su extracción social, es el camino más corto al éxito y el dinero. Y me temo que es esto lo que ofende a las mentes biempensantes. Se ve que si se opera Demi Moore, puede lograr el título de Cuerpo del año y seguir siendo respetable, pero si lo hace una prostituta para salir del lumpen, hay que censurar su ambición. Un poco de seriedad, que la serie se emite en horario adulto. C P Stallone, dispuesto para su particular pelea en la última entrega de Rambo mano se le dispara con un arma de fuego de gran calibre. No por nada, el protagonista que básicamente actúa con sus ojos y sus bíceps se atribuye quizá la frase más inolvidable de toda la película: Cuando te empujan, matar es tan fácil como respirar Para justificar tanta carnicería, Sylvester Stallone ha presentado su nuevo largometraje como una denuncia de lo que está ocurriendo ahora mismo en Birmania. Hasta el punto de haber suplicado personalmente a la Motion Pic- AP ture Association of America para que no cargasen las tintas con la clasificación de su película: Les dije que esto era lo que estaba pasando ahora mismo y que si el arte tiene la habilidad de influenciar la conciencia de la gente e impactar las vidas de la gente de Birmania, no hay que diluir nada En su encarnación de unipersonal ONG de gatillo ligero, Stallone insiste en que la crisis mayor y más interesante en el mundo es la crisis humana; nunca nos aburre, y se remonta a Shakespeare