Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo DOMINGO 27- -1- -2008 ABC EE. UU. analizará a fondo los efectos de las radiofrecuencias sobre la salud Considera no concluyentes los estudios publicados sobre el uso de teléfonos móviles, antenas, ordenadores y redes inalámbricas S. BASCO MADRID. El peso de la opinión pública, la rápida penetración de las nuevas tecnologías de transmisión inalámbrica y, sobre todo, las dudas razonables que alberga parte de la comunidad científica han logrado que la Administración estadounidense ponga en marcha un análisis multidisciplinar en torno a los efectos de las ondas de radiofrecuencia sobre la salud. Teléfonos móviles, ordenadores portátiles, aparatos sin cables, tecnologías inalámbricas bluetooth y Wi- Fi, emisiones de radio, de televisión... el mundo en que vivimos tiende a ser cada vez más un mundo sin hilos, en el que estamos expuestos cada día a centenares de fuentes emisoras de radiofrecuencias. Todo ello, sin hablar de su cada vez mayor penetración en el campo de la diagnosis médica o en la industria. Desde hace quince años, centenares de informes parciales sobre sus efectos han arrojado en todo el mundo resultados contradictorios, aunque por lo general coinciden en apuntar hacia un nivel de riesgo poco relevante. Pero buena parte de los científicos, con una mentalidad extremadamente cautelosa, han estimado que los resultados cosechados hasta ahora no son concluyentes. Como primer paso, la Agencia del Medicamento (FDA) estadounidense reunió el pasado agosto un cónclave internacional de expertos para evaluar los estudios realizados y su fiabilidad. La conclusión inmediata fue que quedan muchos aspectos por analizar. La FDA encargó entonces a la Academia Nacional de las Ciencias, a la Academia de Ingeniería y al Instituto de Medicina que elaborasen un informe exhaustivo al respecto. Dicho informe, de 66 páginas, ha sido publicado por el Consejo Nacional de Investigación (NRC) bajo el título Identificación de las investigaciones necesarias sobre el potencial biológico y los efectos adversos para la salud de los sistemas de comunicación inalámbricos Entre sus conclusiones, destacan varios aspectos en los que se debe profundizar: análisis de las exposiciones de larga duración a las radiofrecuencias; estudio de los efectos de las radiaciones de baja intensidad; impacto sobre grupos humanos expuestos a campos de intensidades medias y altas; análisis de la exposición simultánea a múltiples fuentes emisoras; consecuencias concretos sobre los niños y los adolescentes por tramos de edades, y sobre las mujeres embarazadas; rango exacto de las emisiones de los diferentes tipos de aparatos y antenas; influencia de la distancia a las fuentes emisoras; efectos sobre las redes neuronales y la actividad eléctrica del cerebro- -neurofísicos y cognitivos- riesgo de desarrollar tumores; repercusiones sobre el corazón y la presión sanguínea; influencia sobre la temperatura corporal, y finalmente, efectos biofísicos y bioquímicos de las radiofrecuencias a nivel microscópico. El NRC enumera en su informe todos aquellos campos en los que considera imprescindible profundizar: dosimetría y niveles de exposición, epidemiología- -principalmente respecto a los distintos tipos de tumores- estudios en laboratorio, mecanismos de actuación de las radiofrecuencias sobre los distintos tejidos, así como estudios en vivo e in vitro con modelos experimentales. En cuanto a los sistemas a los que prestar más atención, el informe incluye antenas (telefonía, televisión y radio) teléfonos, ordenadores portátiles y de mesa, redes inalámbricas en domicilios, oficinas y laboratorios, así como aparatos de diagnóstico por radiofrecuencia. Los análisis multidisciplinares a realizar serán competencia de médicos e ingenieros de distintas especialidades. El Consejo Nacional de Investigación, órgano asesor del gobierno estadounidense en los campos científico, tecnológico y de la salud, sugiere una especial atención en el estudio de los efectos sobre los niños, ya que, para empezar, se desconoce si son más susceptibles a este tipo de exposiciones. Podrían ser un grupo de riesgo, toda vez que se encuentran en plena fase de desarrollo de órganos y tejidos, y además porque parecen presentar un mayor Índice de Absorción Específica (SAR, unidad de medida de la cantidad de energía de radiofre- Resultados contradictorios Los niños, grupo de riesgo ABC Eduardo Revaldería