Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s Claves para reducir riesgos DOMINGO 27 s 1 s 2008 ABC Guillermo Escribano Director de Inversiones de Metagestión Cómo debe actuar un inversor mientras dura la crisis bursátil Si tiene una cartera diversificada, espere porque los mercados retomarán la senda alcista. Si aún no está en Bolsa, tome posiciones tácticamente, no en cualquier valor CRISTINA VALLEJO MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. En la misma semana el Ibex ha registrado el mayor descenso y la mayor subida de su historia. Los analistas creen que la primera mitad del año será muy complicada y estará marcada por la volatilidad y lo estamos comprobando. ¿Qué tendrá que ocurrir para que regrese la calma? En primer lugar, que comiencen a vislumbrarse datos macro de recuperación en EE. UU. Los expertos confían en que las rebajas de tipos de la Fed y las medidas fiscales de Bush comenzarán a tener efecto a mediados de año en la economía americana. También entonces el BCE se decidirá a bajar tipos, dado que la inflación se irá moderando a medida que avance el año. El crudo ayudará. Entonces, volverá la calma. Pero, ¿regresarán las subidas? Los analistas creen que sí porque los precios ya descuentan caídas de beneficios y que EE. UU. entre en recesión, cuando lo primero es casi imposible y lo segundo está por ver. Veremos mínimos en el primer trimestre. A partir de ahí, sólo queda subir explica David Navarro, de Inversis. Los resultados son esenciales. Los que se están presentando serán buenos, pero hay que fijarse en lo que las empresas adelantan de los de 2008. A RÍO REVUELTO... stas últimas jornadas bursátiles los mercados han estado muy revueltos en todo el mundo, con caídas muy pronunciadas el pasado 21 de enero (el llamado nuevo lunes negro Estos fenómenos se reproducen cíclicamente en todas las bolsas mundiales, como por ejemplo en octubre de 1987 o en 1998 con la anterior crisis financiera. El comportamiento en todos esos momentos de gran volatilidad cumple unas pautas muy similar con varias etapas sucesivas: Primero, se desencadenan una serie de ventas de acciones y futuros muy rápidamente que arrastran a su vez a otros inversores a vender sin tener en cuenta el precio. Se genera una bola de nieve imposible de parar en el corto plazo (el denominado efecto rebaño o herd effect en términos anglosajones) Segundo, esas caídas acaparan la atención de medios de comunicación que recogen en sus titulares o portadas la debacle bursátil generando un pánico añadido que provoca las últimas caídas al vender numerosos inversores particulares. Tercero, las caídas sin sentido son aprovechadas por grandes inversores que disponen de una información fiable, un bolsillo más abultado y una paciencia infinita para comprar acciones a precio de ganga aumentando la rentabilidad de sus carteras a costa de los particulares que vendieron. La recomendación más sensata que se puede dar en estos movimientos bruscos es la de comportarse como un inversor profesional, mantener la calma y, si es posible, incrementar posiciones en Bolsa cuando los precios de las acciones son bajos. Es importante diferenciar entre crisis reales como la de 2000 o la crisis del 29 de las virtuales de octubre de 1987, agosto de 1998 o la de enero de 2008. En las primeras existe una justificación económica, mientras que en las siguientes no se ha encontrado una explicación racional. Recordemos que el lunes, la Bolsa de EE. UU. permanecía cerrada por festivo y que la caída no tenía lógica alguna. Todo esto provocó que empresas, directivos y grandes inversores sacaran la caña de pescar y comenzaran a comprar acciones, aprovechando el cebo de la supuesta crisis. Ya lo dice el refrán: A río revuelto... ganancia de pescadores E El lunes, el Ibex registró la mayor caída de su historia al ceder un 7,54 JP Morgan, que hasta hace poco recomendaba neutralidad, tras las correcciones aconseja retomar posiciones Los resultados de los próximos trimestres marcarán si la Bolsa recuperará la senda alcista, o no coinciden amenazas económicas, una crisis crediticia y señales de cambio de tendencia es protegerse de los riesgos de nuevas caídas. Esto no significa salir de Bolsa, pero sí mantener un nivel de inversión en renta variable por debajo de lo normal matiza. Aún quedan meses hasta que las Bolsas retomen la senda alcista. ¿Qué hacer mientras? Según Inverseguros, nada Quien esté en Bolsa, que no venda Salir de Bolsa a estos precios es un error. David Navarro, de Inversis, recomienda, a quien ya esté en Bolsa, analizar activo por activo. Y, también, evaluar el horizonte de su inversión: si es a corto o a me- ¿Qué hacer mientras tanto? dio- largo plazo. A partir de esas variables, puede tomar una decisión sobre si le conviene vender, o esperar el rebote. Citigroup, por su parte, explica que los inversores tienen que contener los nervios, tener paciencia y estar dispuestos a ser más ágiles y agresivos. Todo al mismo tiempo destaca. Pensamos que es importante diferenciar entre las tendencias a largo y a corto plazo y las estrategias que aplicar en uno y otro horizonte sigue el banco. Para quien tiene una cartera diversificada tanto geográficamente como en tipo de activos, lo mejor es esperar recomienda Enrique Borrajeros, de Abante. Para quien tiene una cartera de valores value, lo mejor es deshacer posiciones y entrar en compañías de crecimiento añade. Pero, en términos generales, Borrajeros recomienda: Si tiene un horizonte de inversión a largo plazo y no necesita liquidez, lo mejor es construir una cartera muy pegada al índice. Si se pone nervioso con las pérdidas y no tiene la sangre fría suficiente para tomar decisiones, delegue en gestores flexibles Antonio Zamora, economista de Banco Urquijo, cree que lo prudente en un momento en el que David Navarro aconseja esperar a que el Ibex- 35 recupere los 13.600, nivel que marcará la recuperación de la tendencia alcista: Los inversores se habrán perdido 1.000 puntos, pero entrarán en un mercado al alza Fernández también recomienda esperar: ¿Para qué comprar Telefónica a 20 euros cuando será posible, seguramente, comprarla a 18? Borrajeros cree que éste es buen momento de comprar. Y JP Morgan, hasta hace poco, recomendaba neutralidad. Ahora, con las últimas correcciones, aconseja tomar posiciones, pero tácticamente: no en cualquier valor. ¿Es el momento de ir de rebajas? Consejos para no perder en periodos de inestabilidad A pesar del desplome sufrido por las Bolsas mundiales, el inversor no puede ni debe ignorar la renta variable. Sigue habiendo oportunidades, pero ahora se requiere más información, seguimiento, análisis y disciplina. Ahora no es imposible obtener resultados aceptables. Estos consejos le pueden ayudar en momento de inestabilidad como éste: Mantenga una reserva de liquidez en su cartera, pero bien remunerada: ello le puede ayudar a amortiguar los sustos que se produzcan en los mercados. Además, siempre hay que estar al acecho de posibles oportunidades de inversión y para ello hace falta tener fondos. Invierta en renta variable sólo lo que no necesite a corto plazo. Aunque su objetivo sea la inversión a corto, no utilice dinero que pueda necesitar en los próximos meses. Manténgase informado y haga un seguimiento continuo de su cartera. Comprar acciones de una compañía requiere del conocimiento previo de sus datos básicos: a qué se dedica, cuál ha sido la evolución de sus resultados, su trayectoria bursátil... Además, si complementa esta información con el consejo de algún analista, mejor que mejor. Aproveche las oportunidades que aparezcan en el mercado. Puede aprovechar los altibajos, pero con cuidado. No deje de pensar en el futuro. Si usted es inversor a largo plazo, no debe volverse loco con las turbulencias que sufra la Bolsa. No se ponga nervioso si sus títulos bajan de precio y no pierda la perspectiva. Debe tener claro cuál es su perfil inversor y actuar en consecuencia.