Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA Precampaña electoral s La estrategia del PSOE ADIÓS A SEIS HISTÓRICOS DOMINGO 27 s 1 s 2008 ABC Damnificados con talante Manuel Marín, Joaquín Leguina, José Acosta o Victorino Mayoral son algunos de los que no repetirán en las listas del PSOE s Salvo Leguina, el resto se ha ido de la primera línea sin demasiado ruido G. SANZ MADRID. Hay tres personas de las que José Luis no se fía: Joaquín Leguina, Narcís Serra y Cristina Alberdi Esta frase fue pronunciada hace cinco años por un estrecho colaborador del presidente del Gobierno amparado en el anonimato. Cierta o no, la realidad es que ninguno de ellos está ya en el nuevo socialismo. Narcis Serra hace tiempo que disfruta de un retiro dorado como presidente de la Caixa General de Cataluña y Cristina Alberdi dejó el PSOE casi al tiempo en que Zapatero se hizo cargo del partido, El último en dejar la política activa es el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, que nunca ocultó que su relación con el nuevo PSOE es manifiestamente mejorable, como las fincas. De hecho, el pasado 9 de enero, cuando ya sabía que no iba en las listas al Congreso por Madrid, se despachó con un ha sido Zapatero el que nos ha hecho vieja guardia, el que nos ha señalado con el dedo. Y acabará teniendo razón porque todo el mundo envejece. Él también. Pero lo que habría que preguntar es por qué. De todas formas, lo que más me ha dolido no es que haya decidido amortizarnos, sino que muchos de los nuestros se hayan puesto de alfombra. Yo, no Continuando con su análisis, el socialista madrileño, comentó que si el PSOE no despega en las encuestas es porque la legislatura ha tenido demasiados saltos, sorpresas y ocurrencias. Y en política, las ocurrencias no suelen traer buenos resultados Y concluía de manera demoledora para José Luis Rodríguez Zapatero y José Blanco: La gente de mi generación que entró en política tenía resueltos sus problemas profesionales; ya fuera un albañil, ya fuera un electricista, como José Luis Corcuera... Cuando uno no tiene más oficio ni beneficio que la política, la primera pregunta que uno se hace es, y, a éstos. ¿cuando les echemos, porque algún día les echaremos, dónde van, les vamos a tener que dejar en medio de la calle? Más discreto pero no menos indignado con la dirigencia de su partido se ha ido el hasta ahora presidente del Congreso, Manuel Marín. Sabía que la relación no era buena por su peculiar forma de entender el mando de la Cámara Baja, que le granjeó, primero, la enemistad con el entonces portavoz del Grupo Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y con su sucesor, Diego López Garrido. Asistió con estupor a la filtración, en julio pasado, de que el próximo presidente del Con- Joaquín Leguina, ferozmente crítico con Zapatero A Manuel Marín no le gustó cómo se gestionó su relevo greso sería José Bono, y ya entonces dijo que renunciaba porque yo ya estoy para que me quieran Ni siquiera un almuerzo que mantuvo con el presidente del Gobierno en el Congreso sirvió para limar asperezas. Marín aprovechó el final de la legislatura para echar la bronca a los dos grandes partidos por el espectáculo de enfrentamiento, un último detalle que tampoco gustó en Moncloa. Otro histórico que no sigue es el diputado por Madrid, José Acosta, que llevaba en la carrera de San Jerónimo desde la primera legislatura democrática. Aunque la Asociación de Periodistas Parlamentarios llegó a darle el accésit al diputado mudo en 1994, Acosta no era ni mucho menos un diputado más. Fue abanderado del guerrismo en Madrid y, como tal, tuvo por ello que enfrentarse a Leguina en los albores de la década de los 90. Acosta envió a sus amigos esta pasada Navidad un ejemplar de El discurso fúnebre de Pericles escrito por Tucidides, con una dedicatoria muy significativa: El diputado enmascarado Ya en ese momento, sus más allegados pensaron que se iba justo cuando uno de sus amigos políticos, el senador Juan Barranco, va a desembarcar por primera vez en la Carrera de San Jerónimo, El veterano dirigente del PSM nunca decía nada en público pero abominaba de los modos y maneras del nuevo PSOE. Duras fueron sus críticas a la elección de Miguel Sebastian para enfrentarse a Alberto Ruiz- Gallardón en las pasadas municipales, que se saldaron con una debacle. Y duras fueron también sus críticas sotto voce a cómo se estaba llevando desde el Gobierno y el partido la tramitación del Estatuto de Cataluña. Ángel Martínez Sanjuán, riojano, llevaba 25 años en el Congreso de los Diputados, y había sido de ponente de varias leyes y presidente de la Comisión de Educación. También se ha ido en silencio y ha dejado que la renovación de listas, que afecta al 40 de los cabezas de candidatura en toda España. Como Enrique Curiel, el que fuera dirigente del PCE en los años de la Transición, en que el partido estaba dirigido por Santiago Carrillo. Curiel fue repescado por la dirección socialista para la primera renovación ya de la era Zapatero con motivo de las elecciones generales de 2004, pero no ha cuajado. Cuatro años después, parte de la dirección socialista gallega le achacaba falta de compromiso con el partido y decidieron sacarle de las listas al Senado. Acosta, guerrista histórico Marín, discreto Enrique Curiel vino del PCE y nunca terminó de encajar José Acosta, un guerrista que ya prefiere hacer mutis Victorino Mayoral, salpicado por los escándalos Ángel Martínez Sanjuán llevaba 25 años de diputado Mayoral deja de ser diputado tras la polémica subvención MADRID. Un caso aparte entre los caídos de las listas socialistas para las Elecciones Generales lo constituye el de Victorino Mayoral. En plena polémica del Gobierno con la Iglesia católica. Mayoral, uno de los ideólogos del sector laico del partido, se cayó por sopresa de la candidatura al Congreso por Cáceres después de casi 25 años en el Congreso. Su lugar lo ocupará María Antonia Trujillo, ex ministra de Vivienda. Mayoral, encendido defensor de la asignatura Leguina, el más locuaz Educación para la Ciudadanía, fue denunciado por el PP en el Congreso por haber ocultado en su declaración de actividades que era el presidente de la ONG Liga Española para la Educación y la Cultura Popular y tuvo que rectificar su declaración de actividades como diputado. Entre otras ayudas y contratos con distintos ayuntamientos, esa ONG recibió incluso subvenciones firmadas por el propio Mayoral cuando éste era consejero de Educación de Extremadura. Inicialmente el PSOE extremeño salió en defensa de Victorino Mayoral tras las acusaciones de haber beneficiado a esa ONG, aunque luego se sumió en el silencio. EFE Candidaturas vascas de UPyD Unión, Progreso y Democracia presentó ayer en Bilbao a sus candidatos en el País Vasco, en un acto al que asistió el escultor Agustín Ibarrola (en la imagen, con Rosa Díez) y en el que se reclamó que el Estado recupere las competencias en Educación y una nueva ley electoral para que todos los votos tengan el mismo valor