Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es DOMINGO 27- -1- -2008 ABC La capacidad de bloqueo de Aguirre y la lista de Madrid ratifican a Gallardón en su retirada de la Alcaldía El alcalde duda de la cohesión del grupo municipal en el Ayuntamiento por la presencia en él de varios esperancistas J. L. JARABA M. CALLEJA MADRID. Alberto Ruiz- Gallardón mantiene su idea inicial de abandonar la Alcaldía de Madrid antes de que concluya la actual legislatura municipal, que se inició con los comicios locales y autonómicos del pasado 27 de mayo y en los que el candidato del PP obtuvo una holgada mayoría absoluta. Pese al escepticismo general, que atribuye al alcalde de la capital de España un calentón de tal manera que su intención- -manifestada a Rajoy el 15 de enero, tras ser excluido de la lista de Madrid al Congreso- -no pasaría de ser un amago más de Alberto de los varios que ya ha protagonizado fuentes de toda solvencia consultadas por ABC subrayan la determinación de Gallardón de que esta vez va en serio y que, por tanto, sí abandonará la vida política, aunque no necesariamente de forma definitiva. El paréntesis, sin embargo, parece ineludible. El alcalde, preventivamente, se ha instalado en una ambigua expresión, según la cual después de las generales del 9- M emprenderá un proceso de reflexión sobre su futuro. Sin embargo, la realidad es que Gallardón ya ha hecho una evaluación de su situación política y personal gane o pierda Rajoy las elecciones legislativas. En primer lugar, se siente humillado y derrotado por la decisión de Rajoy, con el que las relaciones, que hasta el pasado día 15 eran fluidas, están ahora prácticamente rotas. Después de la convulsa reunión en el despacho del presidente del PP en la calle de Génova, sede nacional del partido, Gallardón no ha mantenido ni una sola conversación con Mariano tampoco lo ha hecho con el secretario general, Ángel Acebes, y considera por completo irrecuperable su ya maltrecha relación con la presidenta de la comunidad de Madrid y del PP en la región, Esperanza Aguirre. Los besos con Aguirre no volverán y no como con frivolidad según el entorno del regidor madrileño, se pronunció la rival del alcalde en Guecho el pasado miércoles. Pero lo más grave y definitivo: la pérdida de confianza en Rajoy parece igualmente irreversible para un herido y maltratado Gallardón, que está interiorizando que en el partido no le quieren aunque haya dado a la organización treinta años de su vida y cuatro victorias consecutivas en la estratégica plaza de Madrid En este contexto, fueron llamativas las declaraciones de Mariano Rajoy el jueves en TV 3. El presidente del PP se mostró orgulloso y satisfecho de la exclusión de Gallardón de la candidatura del PP, y de Esperanza Aguirre, que también tenía pretensiones de ir en las listas aunque para ello tuviera que dimitir como presidenta de la Comunidad. Rajoy comentó que cuando Manuel Pizarro le dio el sí ya no tenía necesidad de incorporar ni al alcalde de Madrid ni a la presidenta de la Comunidad, que no han sido nunca diputados y que, además, habían sido elegidos para ocupar otros cargos. La inclusión en la lista de la capital al Congreso en el puesto 14 de la concejal Eva Durán, muy próxima a Aguirre, a mayor abundamiento, ha sido entendida en el Ayuntamiento madrileño como un nuevo mensaje de debilidad de Rajoy y de ensañamiento de Esperanza Aguirre: el alcalde no va en la lista, pero sí una subordinada suya que, de larga trayectoria en el PP está próxima a la presi, denta de la Comunidad. En esa misma línea se interpreta la incorporación al número nueve de la lista de la capital de Cayetana Álvarez de Toledo, a la sazón jefa del Gabinete del secretario general del PP, Ángel Acebes, pero antes tertuliana y columnista en medios desde los que la ya candidata atacó sistemáticamente a Alberto Ruiz- Gallardón. El alcalde de Madrid, además de percibir un total distanciamiento de la cúpula del partido- no así de los militantes y votantes del PP de los que recibimos llamadas y cartas según el entorno de Gallardón- -considera que, de permanecer en la Alcaldía de Madrid tras las elecciones, Esperanza Aguirre, como presidenta de la Comunidad, puede torpedear varios de los grandes objetivos de la legislatura municipal en referencia al eje Prado- Recoletos y al saneamiento y reforma del centro de la capital. En ambos proyectos es preceptiva la intervención de la Comunidad, titular de competencias urbanísticas y de control sobre bienes de interés cultural. Aunque esos objetivos forman parte del programa del PP en Madrid, Ana Botella podría intentar culminarlos porque Aguirre no los obstaculizaría. Pero si los protagoniza Gallardón, todo serán palos en la rueda sostienen fuentes municipales, que remiten al empe- Asuntos pendientes -La Comunidad de Madrid tiene que dar el visto bueno a todos los proyectos municipales que afecten a las competencias de Urbanismo y de Medio Ambiente. -El proyecto de transformación del eje Prado- Recoletos está pendiente del informe de impacto ambiental de la Comunidad. -IFEMA: la guerra entre las dos instituciones por hacerse con el control no es nueva. -Metro: el consejero- delegado de Metro, Ramón Aguirre, ha sido incluido en las listas electorales al Congreso por Guadalajara. Sustituirlo puede dar lugar a algunos roces entre gobiernos regional y local, ambos socios en Metro. Aguirre y Gallardón mantuvieron un muy duro enfrentamiento por hacerse con el control del Consejo en 2004. El eje Prado- Recoletos Rajoy, orgulloso El eje Prado- Recoletos y la reforma del centro, grandes proyectos de Gallardón para esta legislatura, requieren la intervención preceptiva de la Comunidad de Madrid, que dispone de competencias urbanísticas y sobre bienes culturales ño de la Comunidad- -dicen que técnicamente imposible -de que el eje Prado- Recoletos se solvente con un túnel, solución que no contempla el proyecto de Gallardón. En el Ayuntamiento atribuyen a Esperanza Aguirre la inspiración de los numeritos de Carmen Cervera escenificando su oposición al proyecto municipal que ahora ha sido avalado también por el Ministerio de Cultura. Ocurrirá tres cuartos de lo mismo cuando se aborde el proyecto de reforma del centro de Madrid insisten estas fuentes, que consideran que Aguirre no cederá un ápice en su guerra sin cuartel contra Gallardón, como lo demostró en la reunión del 15 de enero en el despacho de Rajoy, mostrando su disposición a abandonar la Presidencia de la Comunidad con tal de tener marcado en el Un calvario personal y una pelea constante El alcalde, con la decisión tomada de irse a la vida privada- tengo cuarenta y nueve años, formación jurídica y experiencia en la gestión y, por lo tanto, oportunidades en el ámbito privado ha llegado a afirmar a personas de su confianza- no tiene resuelto el cuándo y el cómo de su marcha. Es consciente de que debe hacerse entender ante los madrileños, convenciéndoles de que su permanencia en la Alcaldía sería a nivel personal un calvario y en el plano de la gestión una pelea constante con la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, según las fuentes consultadas por este periódico, todo ello en detrimento de las promesas del PP a sus electores en la capital; y es igualmente consciente de que debe ser oportuno en el momento de su marcha, que no tiene que ser inmediata tras el 9- M. Le ilusiona llegar a octubre de 2009, que es cuando se dilucida la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2016, pero la fecha le parece demasiado lejana sostienen algunos de los colaboradores más estrechos del alcalde de la capital. Reforma del centro de la ciudad