Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26- -1- -2008 El actor Paco Valladares, ingresado a causa de una leucemia 93 EN SU PUNTO Beatriz Cortázar LARRAÑAGA, EN SU MEJOR MOMENTO AP Leibovitz y su cámara ni el arnés (o andamiaje) de Mikhaíl Baryshnikov. El bailarín (y actor: era el penúltimo novio de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York antes de acabar la de la verruga y la cara tan larga como un calabacín con Mr. Big) el bailarín, digo, es Peter Pan. Un hombrecillo verde en la ventana de Wendy, la modelo brasileña Gisele Bundchen. En camisón y como en éxtasis. Cada recreación tiene su título y la del niño que no quería crecer, obra del escocés J. M. Barrie, se llama Donde nunca tienes que crecer No deja de ser gracioso que en lugar de tomar para hacer de Peter Pan a algún jovenzuelo de Hollywo- od se haya echado mano de Mikhaíl Baryshnikov, un señor de 60 años. Eso sí, un señor que después de Nijinski y Nureyev es la más grande estrella masculina del ballet clásico. Tendrá 60 años pero el querido Misha Pisha para los técnicos del teatro Albéniz de Madrid, donde ha bailado más de Para encarnar a Peter Pan, el niño que no quería crecer, se ha elegido a Baryshnikov, de 60 años una vez) sigue sobre los escenarios. Y han debido de pensar que es el más adecuado Peter Pan que se podía encontrar. Aunque lo cierto es que esa vena de la pierna derecha impresiona bastante. Qué demonios, todo el hombrecillo verde en el aire es pelín espeluznante (huy, un trabalenguas) Como el mundo de Disney es cascada de colores, mágico mundo de colores y artificios, en la habitación londinense de Wendy en la que se ha colado un tío (un tío mayor) falta Campanilla, que sí está en la versión definitiva (la sin cocina) aunque tan diminuta que cuesta reconocer quién es. Cerca de la mancha blanca junto a la ventana está (debería estar) Campanilla, con las dimensiones de Campanilla y con las alas de Campanilla. La chiquilla voladora es la comediante y escritora Tina Fey, que acaba de ganar el Globo de Oro a la mejor actriz de comedia por su papel en la serie 30 Rock La Fey ya está acostumbrada a salir medio escondida en las fotografías. Aunque a tamaño natural, en el anuncio que hace de American Express (se puede ver en el New Yorker aparece en el suelo debajo de su mesa de trabajo (es escritora) mientras su hija (o una niña que hace de su hija) está sentada en la silla frente al ordenador. stá feliz y es que tiene sobrados motivos para disfrutar de uno de los mejores momentos de su vida tanto a nivel personal como profesional. Carlos Larrañaga vuelve a ser noticia, sólo que ahora por los éxitos que está logrando con su papel en la película Luz de domingo de José Luis Garci. De entrada, y puede que sólo como aperitivo, la semana pasada le concedieron la medalla del Círculo de Escritores Cinematográficos al mejor actor de reparto. Para colmo, ese día compartió enhorabuenas con su nuera Maribel Verdú, que obtuvo el galardón a la mejor actriz por su trabajo en el filme de Gracia Querejeta Siete mesas de billar francés y con el propio Alfredo Landa, que consiguió el trofeo al mejor actor, también por la película de Garci Luz de domingo Para completar la racha, Larrañaga está entre los favoritos a llevarse el Goya al mejor actor de reparto y de ahí que estos días ande hecho un manojo de nervios sólo de pensar que su nombre suene en la ceremonia y pueda recoger la estatuilla más preciada del cine español. Por supuesto, el actor acudirá a la entrega de los Goya en compañía de su mujer, Ana Escribano. En cuanto a lo personal, tampoco hay quejas. Desde que el matrimonio Larrañaga se trasladó a una casita a las afueras de Madrid y el actor cambió las tardes en el Ritz o Embassy por los paseos por Torrelodones, la verdad es que está viviendo una segunda juventud. Su hija Paula está a punto de cumplir su primer año y desde luego tendrá su tarta y su fiesta para celebrarlo. Como cuenta la propia Ana, esta casa parece una guardería entre la pequeña Paula, su primita, mi hija Julia, sus amigas del cole... Y Larrañaga, encantado de verse rodeado de mujeres, aunque dispuesto a seguir aumentando la familia en busca del niño. Nos apetece mucho tener otro bebé. Puede parecer una locura, pero estamos decididos confiesa Ana. E