Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26 s 1 s 2008 SALUD 85 TRASPLANTES José María Fernández- Rúa ANTI- AGING HUELLA Lo último en prevención del envejecimiento, en la Fundación Ramón Areces ABC MADRID. La batalla contra el envejecimiento está perdida desde el nacimiento. Pero en los últimos años se han producido una serie de avances científicos que pueden ayudarnos a envejecer con más dignidad. La Fundación Ramón Areces acoge el próximo martes en su sede un simposio en el que participarán neurólogos, dermatólogos, patólogos, endocrinólogos, psiquiatras y cirujanos plásticos que debatirán las últimas teorías y hallazgos sobre el envejecimiento. La jornada, abierta al público, ha sido coordinada por Ricardo Ruiz, responsable de la Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber de Madrid. Participarán expertos nacionales e internacionales de reconocido prestigio como el doctor K. Sreekumaran Nair, jefe de Endocrinología de la Clínica Mayo. Este especialista es autor de estudios sobre las llamadas hormonas de la juventud Las bases moleculares de este proceso, las alteraciones físicas- -fundamentalmente endocrinas y neurológicas- -que se producen en el envejecimiento y qué se puede hacer para retrasarlas será uno de los puntos fuertes de debate. También se discutirá cuál es el verdadero papel de los suplementos orales (vitaminas, antioxidantes, hormonas... Merecerá un apartado especial en el simposio el papel de la medicina para retrasar los signos físicos de la edad mediante técnicas cada vez menos invasivas, más seguras y naturales. MOLECULAR DEL CÁNCER l médico que ve por primera vez a una persona con un carcinoma desempeña un papel primordial en el largo proceso del tratamiento de la enfermedad. Si este diagnóstico se realiza en el primer escalón sanitario, en Atención Primaria, la sensibilidad del clínico de derivar rápidamente al paciente a un especialista es fundamental para atajar a tiempo el tumor. Gracias a los avances en genética y las ómicas- -fundamentalmente la genómica y proteómica- -está cambiando el tratamiento del cáncer. Un ejemplo es el ambicioso proyecto que se lleva a cabo desde hace cuatro años en el Servicio de Oncología Médica del hospital La Paz, en Madrid, que dirige el profesor Manuel González Barón, basado en el estudio de factores moleculares que pudieran predecir la evolución del cáncer y la respuesta a los tratamientos oncológicos. Para ello, el profesor González Barón que se ha hecho cargo de la dirección de programas oncológicos y paliativos del MD Anderson Internacional, dejando su consulta en la Clínica Ruber, ha empleado técnicas de alto rendimiento como son la creación de chips de ADN y el análisis seriado de la expresión génica. Estos trabajos se han centrado en dos grandes grupos de tumores: el carcinoma de pulmón y de recto. En el de pulmón un estudio preliminar tenía como objetivo determinar un perfil de expresión génica que pudiera determinar la sensibilidad y resistencia a un agente antitumoral de nueva generación. Para llevar a cabo este objetivo, el equipo del profesor González Barón utilizó muestras tumorales en fresco de los pacientes diagnosticados de carcinoma no microcítico de pulmón, que fueron sometidos a cirugía. Los clínicos realizaron un ensayo de sensibilidad mediante la creación individualizada para cada paciente de cultivos celulares de su tumor, que determinó una sensibilidad in vitro al fármaco. Posteriormente, llevaron a cabo un estudio de chip de ADN que se correlacionó con el estudio de sensibilidad. Los resultados muestran que los perfiles de expresión génica obtenidos, podrían alcanzar una sensibilidad del 84 y una especificidad del 77 E Cirugía de extracción de órganos para trasplante en un hospital de Berlín (Alemania) REUTERS Trasplantados y sin fármacos para evitar el rechazo Un tratamiento experimental en Estados Unidos permite que cuatro pacientes con un nuevo riñón vivan sin inmunosupresores N. R. C. MADRID. Luck Kowalski es un paciente afortunado. Hoy vive gracias a un nuevo riñón que se comporta como si siempre hubiera sido propio. Tanto, que no depende de inmunosupresores, los tratamientos que cualquier trasplantado necesita para que su cuerpo no rechace los nuevos órganos. No es casualidad. Kowalski es uno de los cinco pacientes que han participado en un tratamiento experimental del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) para rehuir los fármacos que evitan el rechazo. La clave parece estar en cambiar el sistema inmune del paciente con un trasplante de médula del donante. La experiencia con cinco pacientes con injerto renal se detalla en el último número de la revista New England Journal of Medicine El tratamiento fue positivo con cuatro de los cinco pacientes. Cinco años después, viven sin inmunosupresión. Es posible esperar que estos pacientes estén libres de las medicinas (contra el rechazo) durante el resto de sus vidas escribe David Sachs, uno de los autores. Desde que se iniciaron los trasplantes de órganos hace más de medio siglo, el rechazo ha sido el principal problema de las operaciones. La gran mayoría de los pacientes deben consumir durante toda su vida medicamentos para evitar el rechazo que reducen las defensas y aumentan el riesgo de cáncer y fallos renales. El caso de Kowalski es excepcional porque recibió un riñón muy compatible. El donante fue su hermano y aunque no eran gemelos, su riñón era perfecto. Pese a todo, hubiera necesitado fármacos contra el rechazo. Tras el trasplante renal a Kowalski y a los otros cuatro pacientes, les debilitaron su sistema inmune con radiación y después recibieron la médula del donante. Al principio necesitaron fármacos para el rechazo, pero seis meses después vivían sin ellos. El tratamiento permitió que desarrollaran un sistema inmune híbrido. Más información sobre el congreso: http: www. fundacionareces. es La píldora evita la muerte de 30.000 mujeres por cáncer de ovario al año ABC MADRID. El uso de anticonceptivos orales podría evitar cada año la muerte de 30.000 mujeres por cáncer de ovario, según un estudio dirigido por la Unidad de Epidemiología del Instituto del Cáncer de Reino Unido publicado en la revista The Lancet Los resultados se basan en un análisis de 45 estudios que confirma que el uso de anticonceptivos orales reduce el riesgo de padecer la enfermedad. A mayor duración de su uso, mayor parece ser la reducción del riesgo. Es el efecto positivo de un fármaco que tiene también una cara menos amable: el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares y cáncer de cuello de útero. El estudio incluye los casos de 23.257 mujeres con tumores en el ovario. A mayor duración de consumo, mayor protección ABC