Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26- -1- -2008 79 Cine Adrien Brody será Leonard Chess El actor Adrien Brody será el protagonista de Cadillac Records un filme en el que dará vida al legendario Leonard Chess (fallecido en 1969) fundador del sello discográfico Chess Records de Chicago, consagrado enteramente al blues. Feria La industria musical se da cita en el Midem La mayor feria del mundo del mercado musical se celebra a partir de este fin de semana en un contexto de crisis del sector del disco y en busca de nuevos modelos para revalorizar el negocio. Unos 9.000 participantes de más de 90 países asistirán al Midem. Conciertos Van Morrison, en Castellón El popular bluesman de los años sesenta Van Morrison ofrecerá la próxima semana (31 de enero y 1 de febrero) sus dos únicas actuaciones en España en el Palau de Congresos de Castellón. El precio de las entradas oscilará entre los 55 y los 30 euros. Morrison ofrecerá dos conciertos en Castellón ÁNGEL DE ANTONIO de bonanza el negocio de los festivales empiece a agrietarse. España, el mismo país en el que la venta de discos cayó entre 2001 y 2006 en un sesenta por cierto y cuya tradición musical pende exclusivamente del hilo del pop comercial, se ha convertido en el paraíso de los festivales de pop y rock alternativo. Lo sabe el público, lo saben los artistas y, sobre todo, lo saben las agencias internacionales de contratación, que aprovechan la lluvia de ofertas y contraofertas para inflar la burbuja musical y manejar unos cachés que lindan con lo disparatado. Cada festival quiere tener su estrella, algo que se traduce en un disparatado baile de cifras y en unos precios cada vez más inflados. Así, los 50.000 euros que se embolsa Rufus Wainwright por desplazarse a un festival son una minucia al lado de los 240.000 que se embolsan Daft Punk por salir al escenario o los 150.000 que piden Arcade Fire, una banda que sólo dos años antes actuó en Barcelona por el precio de los vuelos desde Canadá. La pugna entre festivales es tal y las cantidades manejadas tan astronómicas que cada vez son más los artistas que viven de las rentas conseguidas con un par de actuaciones en festivales. El año pasado, PJ Harvey actuó en España por el triple de lo que cobra habitualmente. Pero no sólo los supuestos cabezas de cartel se benefician de esa inflación y los recién llegados al circo del rock también han memorizado la lección. Es el caso de The Gossip, tendencioso trío liderado por la cantante Beth Ditto que, según se rumorea, llegó a pedir el mismo dinero que Patti Smith. Incluso hay promotores que confiesan alarmados que cualquier cosa que sea susceptible de ser confundido con un festival- -un ciclo de conciertos en sala con un perfil más o menos temático, por ejemplo- -se traduce en una preocupante subida de los precios de los artistas. El negocio crece y la burbuja del rock sigue inflándose sí, pero ¿hasta cuándo? La revista Heavy Rock cumple 25 años dando caña La publicación celebra hoy su aniversario con un concierto en la sala Heineken IGNACIO SERRANO MADRID. Más que una revista, Heavy Rock siempre ha sido el pregonero oficial del rock español. Representamos otra cultura que no es precisamente la que nos quieren vender explica Mariskal Romero, sumo sacerdote del periodismo rockero en España y director de esta publicación que ha dado alas al rock nacional, dando a conocer bandas que ahora llenan estadios. Sus casi 300 números son una guía musical y casi espiritual desde 1983. Hemos llegado al cuarto de siglo simplemente porque somos auténticos y porque ofrecemos algo que tiene público y que dura desde hace cincuenta años. Siempre hemos vendido cantidades respetables. Y los sobrantes, que van para Sudamérica, han llegado a venderse por hojas en las calles de Buenos Aires, México D. F. o La Habana Heavy Rock cumple 25 años en un momento de máxima salud para la revista, con la efervescencia de grupos como Marea o Mägo de Oz en su punto más álgido, y con el surgimiento de un mercado común de rock latinoamericano en pleno crecimiento dice Mariskal. El éxito de la publicación demuestra la capacidad movilizadora de una cultura al margen de la oficialidad, que todo lo invade. Al poder no le gusta el rock, asegura Mariskal, porque no nos dejamos manipular. Y los que se dejan manipular luego no siempre acaban bien Sin embargo, esa independencia ha sido la causante de los peo- Disparatado baile de cifras Mariskal Romero ABC dy Valentine, primicia que ha quedado eclipsada por el revés de Sinnamon, quienes añaden una nueva puntada a la tupida red de festivales con el estreno, el 12 de junio, del Daydream, un nuevo festival que, entre semana y con el saturado Parc del Fòrum como escenario, será la percha de la que colgará la única actuación española de Radiohead, uno de los nombres más deseados de la temporada. Los tiras y aflojas entre FIB y Summercase, contemplados a una distancia prudencial por el Primavera Sound (del 29 al 31 de mayo) y del Sónar (del 19 al 21 de junio) no son más que la enésima señal de alarma de un sector en pleno maratón inflacionista y al borde del pinchazo. Lejos quedan los experimentos fallidos del Doctor Music y el Espárrago Rock, citas pioneras en las que se reflejan algunos de los festivales que, con el mapa hiperpoblado y el calendario cada vez más apretado, buscan su sitio aunque sea a codazos. Azkena Rock, Bilbao BBK Live, Festimad, Metrorock, BEstival, Creamfields, Rock inRio Madrid... La lista es interminable, la competencia cada vez más ajustada y el riesgo, una variable cada vez más volátil. Sirva como ejemplo el caso del Womad, cumbre mundialista de Cáceres que ha visto peligrar su XVII edición después de que la organización del festival fundado por Peter Gabriel y la Junta de Extremadura chocasen frontalmente por cuestiones relativas a la calidad y el formato. Al final, parece que ambas partes han llegado a un acuerdo y el Womad seguirá en la ciudad extremeña, algo que no impide que el maquillaje que desde hace años barniza Al poder no le gusta el rock, asegura Mariskal, porque no nos dejamos manipular res disgustos para la revista. Cuando Estopa empezaron, nos negamos a hacerles publicidad, porque su música no tenía hueco en la revista. La industria no se lo tomó nada bien: varias compañías presionaron para que me echasen de Heavy Rock cuenta Romero. Mientras es entrevistado, Mariskal confirma en su programa de radio- -en el que derrocha un entusiasmo a prueba de bombas- -que Mago de Oz, Sínkope y otros paladines del rock en castellano estarán en la fiesta que esta noche se celebra en la sala Heineken. Ya van 25 años dando caña y toca celebrarlo.