Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26 s 1 s 2008 MADRID 53 AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano EL RÍO a falsa primavera nos ha engañado a todos, incluido mi rododendro terracero, que ha echado una flor como quien echa un ojo: el ojo que el tuerto del cuento echaba al aire, cuando subía a un autobús petado, para ver si había sitio delante. Mi rododendro ha echado la flor por ver de dónde le venía una primavera tan salida, y el gato de enero, otra vez de vuelta, se la ha llevado de este mundo como a ratón. Mas la primavera estuvo ahí, aunque la concejala Botella, del ramo del Medio Ambiente, culpó del espejismo a un polvo africano Tan de veras parecía la falsa primavera que Gallardón aprovechó las blancas margaritas entre la fina hierba para presentarnos su Plan Río. Palacio, buen amigo, ¿tienen ya ruiseñores las riberas? pregunta Machado a su amigo José María Palacio. ¿Hay ciruelos en flor? ¿Quedan violetas? El Plan Río de Gallardón no está todavía para ciruelos ni ruiseñores, que se los comen los patos, que son unos putos, como sabía el Indio Fernández. No es gran cosa el Manzanares. Por no ser, ni siquiera es río, aunque la literatura nacionalista madrileña, que también existe, hable de un curso alto, de un curso medio y de un curso bajo del Manzanares. De ahí que Gallardón, con su Plan Río, tenga tanto mérito como Quevedo con su endecasílabo, compuesto con solos nombres de ríos, en el soneto a la muerte del duque de Osuna. Y, sin embargo, víctima de otra falsa primavera, la primavera pepera del empate técnico en las encuestas, tampoco le ha valido, al alcalde, para ir al Congreso con la concejala Durán en una lista que parece un perdedero o sea, la mata a donde corren a esconderse las liebres. ¿Cómo explicará el asesor mejicano de Rajoy la inclusión de la concejala que nunca ganó en su distrito y la exclusión del alcalde que ha hecho del Manzanares un río? That night we went down to the river And into the river we d dive Oh down to the river we did ride... En el Manzanares de Gallardón habrá una playa, y en la playa, un chiringuito (con licencia) ¿Y la pista de skate Bueno, eso era un chiste de los Simpsons, como el de las tres tardes que Julio Aparicio, con el subidón de la falsa primavera, ha firmado en Madrid. L El derribo del muro que rodea el palacete de la Embajada de México se ha llevado a cabo a lo largo de esta semana Derribado el muro de la Embajada de México El Ayuntamiento intervino, por acción sustitutoria, a petición de la propiedad, en el edificio de la Embajada de México en la calle María de Molina s Lo demolido es un muro de contención en mal estado POR SARA MEDIALDEA FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. El palacete construido por Joaquín Otamendi en 1911 como sede de la Embajada de México está siendo objeto estos días de obras urgentes. El muro perimetral de este inmueble- -situado en pleno centro de Madrid, en la calle de María de Molina- -ha sido derribado en unos 100 metros lineales, ante el peligro de desplome que presentaba. Según informaron a ABC fuentes del área municipal de Urbanismo, se trataba de un muro de contención que rodeaba a un jardín situado a una altura superior. De acuerdo con sus datos, estaba construido de cascotes, de no muy buena calidad y por el paso del tiempo, presentaba en algunas zonas peligro de desplome Advertida de ello, la propiedad solicitó a la junta de Chamartín que fueran los servicios técnicos municipales los que intervinieran, por acción sustitutoria, para evitar situaciones de peligro en una zona que es muy transitada y junto a la que pasan decenas de miles de vehículos cada día. Cuando el Ayuntamiento actúa en algún trabajo urbanístico por acción sustitutoria- -tanto si lo hace a petición de parte como si sucede ante una situación de riesgo o por la ausencia de medidas por parte de la propiedad- una vez finalizadas las tareas que resulten necesario acometer, pasa la factura ocasionada a la propiedad del inmueble o parcela en la que haya actuado. Así sucederá también en este caso, según explicaron a este periódico portavoces municipales. En el caso del palacete de María de Molina, el muro de contención servía de cierre perimetral a un jardín que cuenta con protección urbanística por su alto valor paisajístico. En su interior existe además un cedro que también está catalogado por su gran calidad. Es, precisamente, la zona del muro que rodea el cedro la que ha resultado más trabajosa para los técnicos municipales, y la última sobre la que van a intervenir. De hecho, ha sido necesario realizar, con carácter previo, una poda preventiva del ejemplar, e instalar micropilotes en la zona antes de echar abajo el muro. El departamento municipal que se ha encargado de las labores ha sido el de Control de la Edificación. Además de tirar este muro- -que será sustituido por otro totalmente seguro- también se han consolidado las medianerías con los edificios colindantes. El palacete que fuera Embajada de México es obra del arquitecto Joaquín Otamendi. Se encuentra en la confluencia de las calles María de Molina y Pinar. Corresponde a un proyecto de 1911, y fue construido entre esta fecha y 1913. Mutua investiga a las dos personas que saltaron el jueves de Torre Espacio C. F. MADRID. Mutua Marileña, la empresa propietaria de la Torre de Cristal, cuenta con cámaras de videovigilancia en la obra, por lo que presumiblemente cuenta con imágenes de las personas que se lanzaron en paracaídas el pasado jueves desde lo alto del edificio. Los dos saltadores tenían todo perfectamente planeado. Se disfrazaron con los monos de trabajo que utilizan los empleados y subieron hasta la última planta para realizar su hazaña sin que nadie les diera el alto, por lo que se piensa que entraron en connivencia con algún empleado o compañero de trabajo. En apenas unos segundos bajaron en caída libre los 250 metros que tiene el rascacielos y, al aterrizar- -dentro del perímetro de las cuatro torres- -se montaron en un coche que les estaba esperando y huyeron rápidamente por la Castellana. De momento ayer no se había despedido a ningún empleado pero, según fuentes consultadas, de lo único que se les puede acusar es de haber entrado en una propiedad privada, por lo que sólo han cometido una falta no un delito Si se les localiza, únicamente se les podría imponer una mínima multa. Pasará la factura Diseñado por Otamendi El cierre perimetral del palacete servía como muro de contención a un jardín protegido por su valor paisajístico