Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 1 08 EN PORTADA Arte y vino Beberse el Prado Fundación para la Cultura del Vino Creada en el año 2000, es una institución que fomenta la investigación, la transmisión de conocimientos y la formación relacionadas con el mundo del vino. Está formada por organizaciones públicas y privadas- -entre ellas, las Bodegas Codorníu, Julián Chivite, La Rioja Alta S. A. Vega Sicilia y Vinos de los Herederos del Marqués de Riscal- -que destinan tiempo y medios a los objetivos de la Fundación. Hay una Asociación de Amigos y se desarrollan actividades para asociados y público en general. Las visitas se organizarán durante 2008 de acuerdo con la creación de grupos. Está prevista una cata de vinos cerca del Museo al término del recorrido. Tel. 913430708 fundación laculturadelvino. org Http: culturadelvino. org TEXTO: MATILDE HERMIDA la pinacoteca estos meses, o enILUSTRACIÓN: EDUARDO REVALDERÍA contrarse con las Majas de Goya y toda su historia (la verdadera es más atractiva que la falsa) l Museo del Prado es El vino liga periodos y estilos, un pozo sin fondo. aparece en manos de la TemplanUna imagen bastante za en medio del oro gótico o se deramplona, sí, y no está rrama en imágenes barrocas. El al nivel de semejante contenido simbólico cambia, pepinacoteca pero no se cuál se ajusro son tan reconocibles sus eleta mejor a la certeza de que sus mentos que los visitantes de esta salas son inagotables incluso paocasión, al fin y al cabo del rara el visitante más contumaz. El mo discuten sobre las variedaPrado se puede abordar de mudes de uvas ante el Bodegón con chas formas. Si dejemos a un lado dos racimos de Juan Fernández las grandes palabras- -Arte, Be el Labrador pintoresco artista lleza, Maestros... que nos sodel XVII, todo un crack en sus brecogen con razón, el museo es manías, o en el Bodegón con carterritorio para organizar cacedo, francolín, uvas y lirios de Ferías tras los más variados motilipe Ramírez... También surge un vos y en ello se apoyan las sucesidebate en voz baja cuando se travas exposiciones monográficas. ta de la calidad de los vinos: el coPero en cualquier momento, cada lor de algunos es hermoso, en uno puede inventar su propio reotros parece más turbio. Cosas de corrido a impulso de aficiones y la técnica de elaboración de enfantasías, zigzagueando, subientonces. El refinamiento de copas do y bajando escaleras, en busca y escanciadores de cristal apunta de encajes y tejidos magníficos, a las mesas nobles o ricas, miende joyas y orfebrería, de peinados tras que la loza- -o un cristal más y adornos, de mobiliario y elebasto, avanzados los siglos- -se rementos de cocina. Hay caballos y serva para la gente común, esa fieras, hay criaturas fantásticas, que disfruta en La merienda de mascotas domésticas, la naturaleGoya- -donde aguan el vino áspeza en todo su esplendor, paisajes, ro del momento- -o, antes, en la flores, amaneceres y noches ra Fiesta Campestre o en El Rey diantes. Hay batallas y muertes, bebe ambos de Teniers... un gore que enloquecería a los Secretamente muchos nos llefans del género, palacios, estanvaríamos los museos a casa, pero, cias, mármoles arruinados... realistas, solo robamos mentalHay todo un menú de frutas y vermente las piezas que caben en duras, hay caza, hay peces, empanuestras escuetas paredes: en esnadas, rosquillas, pasteles. Hay te recorrido la honradez se pone a ángeles y diablos, propaganda poprueba con todos y cada uno de lítica, rigor cortesano, intrigas, los sentidos pintados por Jan oficios plebeyos, fiestas campesiBrueghel y especialmente con los nas, ruido de taberna, bacanales. fantásticos bodegones de Clara Y, claro, hay vino. Encerrado en Peeters, Osias Beert, Van der Habotellas de cristal, servido en pomen... La elegante Vendimia de cillos de barro, simbólico, sagraGoya, algo más grande, queda fuedo, festivo, bebido con elegancia o ra de esta rapiña, qué remedio. trasegado hasta la cirrosis. La bacanal de los andrios dará Un trago con Velázquez para una interesante clase sobre Es natural que la Fundación del cómo los grandes aprendían, áviVino se haya decidido, a la hora dos, los unos de los otros. El recode ampliar sus actividades culturrido no se cierra con El triunfo rales, por establecer visitas al de Baco o los Borrachos de VelázMuseo del Prado y analizar la requez, pero podría, porque es algo lación entre las pinturas que que se funde con la retina: ese traguarda y el vino tan enraizado en zo indiscutible, la mirada sin connuestra cultura. La primera ha tecesiones sobre dioses y mortales, nido lugar esta semana, como preun dejo sevillano en la forma de sentación de lo que vendrá, y paalzar una copa y el alma ambivara un grupo de bodegueros y espelente del vino... El caso es que en cialistas. Por un Prado silencioso el Prado lo explican mejor. y mágicamente vacío los visitantes se dividieron en grupos, capitaneados en cada caso por un experto del museo. En la carta de cuadros elegidos para esta tempoArriba: Los Borrachos de rada no están todos los que llegan Velázquez (1628 29) Sacrificio a a contemplarse porque los guías Baco (1634 35) de Stanzione; El- -de auténtico lujo- -no pueden rey bebe (1650 60) de Teniers. En evitar detenerse ante otras muel centro, fragmentado, Bodegón chas obras que surgen en el cami (1611) de Clara Peeters. Debajo: La no, como no evitan hacer un alto vendimia o el otoño (1786 87) de- -es la genuflexión en un temGoya; Bodegón (1615 20) de plo- -al cruzar frente a Las MeniOsias Beert; nuevamente Clara Beert nas de Velázquez, pasar cerca de y Baco o la monstrua desnuda su Venus del espejo, invitada de (1680) de Carreño de Miranda E