Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26 s 1 s 2008 ECONOMÍA 39 El Santander vende su Ciudad Financiera a un grupo británico por 1.900 millones El banco obtiene con la operación unas plusvalías de 605 millones de euros y se reserva el derecho de compra preferente del inmueble dentro de 40 años ABC MADRID. El Banco Santander anunció ayer que ha alcanzado un acuerdo para vender su Ciudad Financiera, situada en la localidad madrileña de Boadilla del Monte, al consorcio liderado por el inversor inmobiliario británico Propinvest. Según la entidad que preside Emilio Botín, la operación se llevará a cabo por un importe de 1.900 millones de euros y le reportará al banco unas plusvalías netas de 605 millones de euros. El acuerdo contempla un contrato de arrendamiento de la Ciudad Financiera por un plazo de 40 años, reservándose el Banco Santander el derecho de opción de compra preferente sobre el inmueble. La operación, que se prevé ejecutar no más tarde del próximo 31 de marzo, culmina el concurso restringido y privado organizado por el Banco Santander para la venta y posterior arrendamiento de una cartera de inmuebles de su propiedad en España. La entidad ha vendido inmuebles por valor de 4.398 millones de euros, lo que le ha permitido obtener unas plusvalías totales de 1.681 millones de euros, casi 300 más de los 1.400 millones que esperaba, cuando anunció en junio pasado que vendería los edificios. El grupo asegurador británico Pearl compró por 2.040 millones de euros 1.152 oficinas en España para luego alquilárselas al banco por un plazo de entre 45 y 47 años. Por su parte, dos sociedades del grupo Ponte- Hasta bosque tropical Entre los nueve edificios de que consta la Ciudad Financiera del Santander destaca el Pereda, donde se encuentra el despacho de Emilio Botín y la sala del consejo de administración del banco y es, además, el único con forma circular, construido alrededor de un atrio con cuatro plantas de altura y rematado por una cúpula acristalada de 32 metros de diámetro y 27 metros de altura, bajo la cual se plantó en su día un pequeño bosque tropical. gadea, ligadas al empresario gallego Amancio Ortega, principal accionista de Inditex, ha arrendado durante 40 años al banco los diez inmuebles que le compraron en sitios céntricos e históricos de nueve ciudades españoles, entre ellas Valladolid, por 458 millones. La Ciudad Financiera del Santander, sede central operativa del banco, es un complejo inmobiliario de 160 hectáreas de oficinas, servicios y áreas verdes diseñado por el arquitecto Kevin Roche, que costó 480 millones de euros. Construido hace ahora tres años y medio, se planificó para ahorrar los costes que suponían los 23 edificios que ocupaban en Madrid capital los servicios corporativos del grupo, aumentar la eficiencia de sus trabajadores y mejorar la calidad de vida y de trabajo de éstos. En los distintos edificios trabajan 6.700 personas, cuenta con más de 400.000 metros cuadrados construidos y más de 5.000 plazas de parking. Además de los edificios de oficinas, la Ciudad incluye, entre otros servicios, residencia hotelera, centro de formación, escuela infantil, centro deportivo y campo de golf de dieciocho hoyos. Al principio, el traslado no fue muy bien acogido por una parte de los trabajadores. Sin embargo el entorno, la guardería para 400 niños y las facilidades para conciliar la vida familiar han cambiado esta opinión. Abertis se divorciará el próximo martes de la italiana Atlantia J. C. VALERO BARCELONA. El grupo español de infraestructuras de comunicación Abertis disolverá el próximo martes su pacto con la familia Benetton en la sociedad Schemaventotto, donde tiene depositadas el 6,65 de las acciones de la concesionaria italiana Atlantia (antes Autostrade) La decisión, confirmada ayer por el consejero delegado de la compañía española, Salvador Alemany, concluye la frustrada fusión entre ambas compañías que habría dado lugar a un líder mundial. Una fusión que fue vetada por las nuevas condiciones impuestas a la concesionaria por el gobierno de Romano Prodi que precisamente cayó anteayer. El proceso de escisión para que Abertis pueda recuperar el control sobre sus acciones en Atlantia se demorará unos cuatro meses, plazo en el que la compañía española participada por ACS y La Caixa barajará si mantiene sus posiciones en la italiana o las vende.