Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26- -1- -2008 27 Fe y religiosidad Futura beatificación Zaragoza cierra la causa de 112 mártires El 1 de febrero, la Delegación Episcopal para las Causas de los Santos de la diócesis de Zaragoza clausurará la fase diocesana del proceso de canonización de 112 mártires de la Iglesia en Aragón, fallecidos en la persecución religiosa de los años 30. Entre ellos hay sacerdotes y laicos de varias localidades de Huesca, Zaragoza y Teruel, así como monjas de clausura y frailes escolapios. Conferencia Episcopal Fernando Sebastián, premio Bravo especial El arzobispo emérito de Pamplona, Fernando Sebastián, recibirá el próximo lunes el premio Bravo especial, que concede anualmente la Comisión de Medios de la Conferencia Episcopal. El jurado ha tenido en cuenta la ejemplar puesta en práctica de la doctrina que considera a las comunicaciones sociales uno de los ámbitos privilegiados para la evangelización de la cultura en nuestro tiempo LA MISIÓN Jesús Higueras Y LA LIBERTAD e han celebrado esta semana en Córdoba unas jornadas sobre las sectas, organizadas por el Obispado. Nada más lejos de la mentalidad cristiana que pertenecer a una secta. Lo propio de la secta es manipular la personalidad de aquél que se acerca, puesto que por medio de una estructura férrea y una instrumentalización de las personas, siempre para favorecer incluso económicamente a la secta, el ser humano puede quedar completamente destruido al perder aquello que más le define como tal, que es la propia libertad. A veces cuando pensamos en sectas creemos que son organizaciones secretas, pero no es tanto así cuanto un sistema de pensamiento y de vida, que logra captar a personas con carencias, que muchas veces que están atravesando momentos difíciles y les ofrecen un paraíso sin esfuerzo, una salvación en exclusiva y excluyente al propio grupo. ¡Qué duro es para los familiares ver cómo alguien querido se va poco a poco distanciando, perdiendo su identidad para pasar a ser el modelo definido por la secta o el grupo concreto! La Iglesia, experta en humanidad, siempre ha defendido la dignidad del ser humano, y sobre todo ese santuario interior que todos tenemos regalado por Dios, que es la libertad, esencia de la espiritualidad del hombre, y nos invita a hacer un discernimiento maduro sobre todas las realidades que en nuestro país actúan de un modo sectario. La Iglesia no dejará de anunciar aquello que construye y de denunciar lo que puede destruir al ser humano. Es por tanto un servicio importante el que el Obispado de Córdoba hace a todos los ciudadanos. Por nuestra parte, recordar que ningún cristiano puede caer en una conducta sectaria, ni exclusivista, ni excluyente, sino que precisamente lo propio de la Iglesia es ofrecer a todos la salvación, tener siempre los brazos abiertos para que todos puedan conocer la verdad revelada por Dios en Cristo, y llegar así, por medio de la libertad, a encontrarse plenamente con su identidad y destino. LAS SECTAS S Fernando Sebastián F. SIMÓN Asia me ha cambiado mucho para entender a los demás, para aceptar lo diferente. Asia es un auténtico desafío en todos los aspectos Las cosas que no ayudan no valen la pena. Pueden ser noticia de un día, pero no valen la pena Yo amo a Arrupe, lo admiro, lo he tenido como mi superior cuatro años en el Japón Asia es un desafío, un auténtico desafío en todos los aspectos Emocionándose al hablar del continente que tanto ama, el Padre General recordó que en Japón, los primeros años fueron difíciles y no por la comida o el idioma. En Japón descubrí que el mundo no era como yo pensaba en España, que las cosas que nosotros considerábamos de sentido común en España, no lo eran allí Adolfo Nicolás confesó que en España yo era un poco intolerante, de la línea de tener todo siempre en orden, de ser muy exigente y de considerar la religión como fidelidad a una serie de prácticas. En Japón me di cuenta de que la verdadera religiosidad es algo más profundo, que hay que ir al corazón de las personas cuando hablan con Dios igual que hablamos entre nosotros en la vida normal En Japón se dio cuenta de que las personas no son perfectas y que hay que saber aceptarlas como son. Es necesario también intentar comprender sus puntos de vista, y darse cuenta de que a los japo- neses les escandaliza que seamos tan estrictos, tan intolerantes, tan reacios a aceptar lo que es diferente a lo nuestro El nuevo Superior había invitado a los periodistas a la Curia General para una primera toma de contacto, en el bien entendido de que no se trataba de una conferencia de prensa. En realidad, con sus comentarios sobre lo publicado y su autopresentación, el Padre Nicolás respondía al interés de tantas y tantas personas del mundo entero sobre el nuevo responsable de la orden religiosa más importante en la Iglesia católica. Aunque no había defraudado, insistió en explicar que no podía responder a preguntas puesto que recibe sus directrices de la Congregación General, que continuará durante un mes. Tan sólo después, cuando se hayan decidido las prioridades, estará en condiciones de dar respuestas a la Prensa. Mientras, se dedicará a trabajar con los 225 delegados, en las respuestas a los desafíos que el Papa nos ha planteado y que estamos tomando muy en serio en nuestro trabajo, pues queremos servir a la Iglesia, no a nosotros mismos. Espero reunirme con el Santo Padre pronto, cuando me llame para tener un primer encuentro Entretanto, en el diálogo que mantendremos en la Congregación General espero seguir los principios de Gandhi, quien dijo que al hablar de algo hay que plantearse: primero, si es verdad; segundo si es gentil con los interesados, y tercero si al hablar se hace bien a los demás Según el Mahatma, lo que no es verdad no interesa, y lo que no es delicado con los demás o no hace bien a la gente es mejor evitarlo. Las cosas que no ayudan no valen la pena. Pueden ser noticia de unas horas o de un día, pero no valen la pena Medio millón de españoles han sido captados por un centenar de sectas El Obispado de Córdoba analiza los métodos de captación de estos grupos J. B. MADRID. En España hay más de medio millón de personas que pertenecen a alguna secta Este ha sido el diagnóstico efectuado por los expertos que ayer clausuraron las Jornadas de Información sobre Sectas organizadas por el Obispado de Córdoba y que a lo largo de dos días han analizado el impacto de estos grupos en la sociedad española y sus métodos de captación de adeptos. La vicepresidenta de la Asociación para la Prevención de la Manipulación Sectaria (Red- Une) Mercedes Montenegro, recalcó la fuerte implantación de las sectas en nuestro país, denunciando la existencia de más de un centenar de organizaciones de este tipo en España. Todas ellas ejercen una manipulación tremenda apuntó Montenegro, hasta el punto de considerar que tienen un ejército que no desobedece ninguna orden por la sumisión total Los expertos alertaron de las técnicas de captación utilizadas por estos grupos, que van desde la influencia de un amigo a la invitación a un concierto. Poco a poco, subrayó Montenegro, las personas que han sido captadas van perdiendo todos los amigos porque dejan a un lado al que no se integra con ellos Otro aspecto denunciado fue el vacío legal existente para controlar su proliferación, así como la dificultad de catalogarlos como tales desde un punto de vista jurídico. Para el sacerdote cordobés Manuel Sánchez, teniendo en cuenta este vacío legal es fundamental potenciar la formación e información sobre la realidad de grupos sectarios, para facilitar cauces de asesoramiento y prevención La falta de conocimiento sobre las sectas destructivas por la población- -indicó- -es aprovechada por estos grupos, por lo que ningún segmento de población queda libre del riesgo de ser captado Para Manuel Sánchez, un secta se caracteriza por una estructura férrea, una sumisión incondicional al líder, una instrumentalización de los adeptos, unas doctrinas incuestionables y una anulación de la crítica interna Próxima reunión con el Papa Vacío legal Las sectas se caracterizan por una estructura férrea, la sumisión al líder y la anulación de la crítica