Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA El debate del aborto VIERNES 25 s 1 s 2008 ABC Un furgón funerario sale a las 01: 16 horas del jueves, cargado de restos humanos procedentes de abortos del centro abortivo Isadora Entierro de fetos con nocturnidad Grandes clínicas abortivas se amparan en la madrugada para evitar que se vean coches fúnebres entrando en sus centros para recoger los cadáveres de fetos de más de 12 semanas TEXTO: JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Al menos en Madrid, los restos humanos con entidad suficiente para ser reconocidos como tales procedentes de abortos están siendo ya tratados de acuerdo con la ley de sanidad mortuoria. Hasta ahora, eran gestionados como un residuo biosanitario y sacados de las clínicas abortivas en contenedores junto a desechos clínicos. El incremento de inspecciones ha permitido detectar un incumplimiento flagrante del Reglamento de Sanidad Mortuoria, que obliga a que empresas de servicios funerarios se hagan cargo de los cadáveres y sean conducidos a un ce- LA OPERACIÓN, MINUTO A MINUTO 00: 52. Una furgoneta de servicios funerarios sube la calle Francisco de Diego hasta detenerse junto a la entrada de coches de la clínica abortiva. Tres trabajadores salen del coche, dos hombres y una mujer. Uno de los hombres llama al telefonillo de la clínica y entra. Se quedan los otros junto al vehículo 00: 56. La puerta de la entrada de coches se abre por completo y entra el vehículo fúnebre. Los trabajadores de la funeraria advierten a los empleados del centro abortista que hay dos personas desconocidas al otro lado de la calle, aviso dado por el temor que tenían a que miembros de grupos provida estuviesen en la zona menterio para su cremación. Lo que sucede es que estos traslados de clínicas abortivas a cementerios sólo fueron puestos en marcha tras las investigaciones abiertas por la Guardia Civil. Y, por supuesto, sólo se llevan a cabo con nocturnidad. Esos restos con entidad suficiente como para ser considerados seres humanos- -una vez muertos bajo el amparo de la ley- al fin son tratados como cadáveres de personas. Un coche fúnebre recoge los restos, los lleva a un cementerio y allí son incinerados. Eso sí, de 01: 04. Los cadáveres de los fetos empiezan a ser cargados en el coche. La operación dura nueve minutos 01: 13. Vuelve el silencio, sólo roto por algunas voces en un tono bajo. Conversan unos instantes los trabajadores de la funeraria con los del centro 01: 15. El conductor pone en marcha el vehículo fúnebre y se abre de nuevo la puerta de coches de la clínica 01: 16. Elcochefúnebresalecondestinoalcementerio tos humanos con entidad suficiente para ser reconocidos como tales. Embarazos interrumpidos de forma voluntaria tras dieciséis, veinte, veintidós semanas de gestación... Poco antes de la una de la mañana, un coche fúnebre de una empresa llega a la clínica abortiva. En menos de media hora, los operarios cumplieron con su cometido y se llevaron los fetos con destino a un crematorio. Minuto a minuto, todo sucedió entre las 00: 52 y las 01: 16. Fueron veinticuatro minutos desde la llegada a una de las calles a la que da la clínica hasta dejar la zona y poner rumbo a un cementerio para ser incinerados y posteriormente depositados los restos en lo que podríamos llamar una fosa común. Aunque sea con nocturnidad, la Guardia Civil ha conseguido, así, que los abortos tengan al menos el destino previsto por la ley y que hasta ahora la clínica Isadora había optado por incumplir, en palabras de uno de sus responsables por desconocimiento, según las observaciones realizadas en una inspección llevada a cabo a instancias del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. Ese responsable es el director de la clínica, y declaró en su día que desconocía desde el año 93 el tipo de práctica a seguir en la gestión de la producción y eliminación de estos residuos biosanitarios, y que siempre que ha pasado una inspección oficial sólo le han exigido el contrato con la empresa (de gestión de residuos) oficialmente autorizada y nunca le han exigido un contrato con empresa funeraria alguna o similar En su caso, ese descono- Desconocimiento de la ley madrugada para que nadie vea y así, nadie sienta. Sin embargo, según fuentes consultadas por este periódico, la ley sólo se cumple en la Comunidad de Madrid. Quedaba comprobar cómo se procede en la capital de España. Así, empezamos una semana de guardia que dio resultados en la madrugada del jueves. En las proximidades de la Clínica Isadora, junto a la Dehesa de la Villa, asistimos a un traslado de cadáveres, de abortos, de res- Madrugada del jueves