Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25 s 1 s 2008 La ofensiva terrorista s Análisis ESPAÑA 17 El nacionalismo contra la ley El PNV no se suma a los elogios a ETA y Batasuna, pero se instala en la deslegitimación de las decisiones del Estado de Derecho para combatir esa lacra tes nacionalistas en una fotografía coral, se diría que este empeño deslegitimador es lo único que hoy une a un PNV que está todo el día a tortas. No es de extrañar cuando los fotografiados, tan dispares, prefieren que Josu Jon Imaz se vaya por la unidad que lo haga Egibar por querer acumular fuerzas -y programas- -con Batasuna y sus franquicias. Así, el propio Atutxa personalmente y su partido como organización llegaban al acto solidario después de participar en otro aquelarre con el mismo significado: los ataques a la Audiencia Nacional tras haber condenado a parte del entramado de ETA. Y antes del aquelarre habían participado en el circo- -porque por la magnitud de las pistas y el tono de los discursos era un circo- -lacrimógeno en el que vociferaban, contra el Estado, por el procesamiento de Ibarretxe por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Interesante este último detalle porque demuestra que lo que molesta al nacionalismo no es exactamente una decisión tomada en Madrid- -donde no tiene sede este tribunal- -sino una decisión del Estado de Derecho, al que sí pertenece, como el propio Gobierno vasco que, por ello, quiere autodeterminarse La tardía ilegalización o suspensión de actividades de ANV y del Partido Comunista de las Tierras Vascas va a ser otro episodio más de una murga que tiene por objetivo sostener al propio nacionalismo. El PNV está en crisis y ya se preguntan qué hacer con Ibarretxe. Batasuna está bajo mínimos, sometida al dictado más vergonzoso de ETA y sin capacidad de autocrítica. EA es un grupúsculo provincial y dividido provincialmente. Y para sumar a alguien suman la hijuela vasca de Izquierda Unida, que es de una patética comicidad que espanta. Ese es el panorama en el que se intenta deslegitimar el Estado y sus instituciones para, fuera del Derecho y sus procedimientos, sostener la maquinaria del nacionalismo. Si ocurre en el PNV cómo no va a ocurrir en el conglomerado que se pretende poner en marcha. Mas no basta con certificarlo ahora, sino perfeccionar y defender esas instituciones, basadas en el sistema constitucional con el que no casa el nacionalismo. Con este PNV se plantea el PSOE intentar un acuerdo parlamentario, si es preciso tras las elecciones del 9 de marzo. Y con este PNV se especula en el PP si sería posible un entendimiento en determinadas circunstancias, etc. Si el PSOE no quiere estudiar las propuestas conservadoras sobre una reforma electoral, debería considerar, al menos, las que llegan desde la izquierda: la de Gregorio Peces Barba en su despedida universitaria o la complementaria del europeísta Carlos Bru. Aznar insiste: Se mintió tras la T- 4 y los españoles deben sacar conclusiones En vez de enfadarse conmigo, hay que dar una respuesta a los ciudadanos BLANCA TORQUEMADA MADRID. José María Aznar no quiso pasar ayer por alto la tormenta desatada por sus palabras en el IV Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo y, en una nueva intervención pública en la sede la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) pidió ayer a quienes desde el Gobierno y sus aledaños le han replicado, más o menos airadamente, que no se molesten conmigo por reflexionar en voz alta En esta convocatoria, organizada por FAES para rendir homenaje a las víctimas del terrorismo de Colombia, Aznar dirigió la mira telescópica de su discurso hacia José Luis Rodríguez Zapatero, aunque, una vez más, evitó mencionarle y conjugó sus alusiones en plural. Así, dijo que en vez de enfadarse, lo que deben hacer es responder a los españoles y explicarles por qué después del atentado de Barajas se garantizó que habían terminado los contactos con ETA y hace diez días se reconoce públicamente que no se dijo la verdad y se mantuvieron esos contactos Por ello, según comentó Aznar, las declaraciones por las que se le ha acusado de apropiarse de las víctimas al pedirles el voto se limitaron a exponer que los ciudadanos deben sacar conclusiones Pero no se quedó ahí el ex presidente, pues también se refirió a la actualidad más inmediata, al hacerse otra pregunta: ¿Por qué ahora se ilegaliza ANV y no antes? Lo que ocurre, simplemente, es que ahora estamos cerca de unas elecciones generales Para el presidente de FAES, la defensa de las víctimas no sólo ha de estar presidida por los criterios solidarios sino también por la firmeza y la coherencia Cree que ante el desafío del terror a las cosas hay que llamarlas por su nombre Además, manifestó que se sentía muy cerca de los visitantes colombianos no sólo por el atentado que sufrió, sino también por haber sido destinatario directo de los intentos de chantaje terrorista como presidente del Gobierno. Por eso insistió en que tanto en sus ocupaciones anteriores como en las de ahora, al frente de FAES y cuando estoy dedicado a mis nietos hace todo lo posible por respaldar las demandas de las víctimas. En esa línea, prometió a la Fundación Víctimas Visibles de Colombia que pedirá a su buen amigo el presidente Álvaro Uribe que impulse una ley de solidaridad que tome como modelo la vigente en España. Aznar compareció acompañado por un grupo de víctimas colombianas en el que sobresalía la presencia de Clara Rojas, quien, tras fotografiarse con Zapatero en Moncloa el día anterior, pasó ayer por el think tank del PP con crecientes síntomas del síndrome de Estocolmo, al insistir en que para la liberación de los secuestrados de las FARC hay que acercar posiciones y flexibilizarlas Germán Yanke El director del Euskobarómetro, Francisco Llera, catedrático de Ciencia Política en el País Vasco, advierte que uno de los peligros con los que se enfrenta la democracia es el intento, al que los nacionalistasvascosseentregandenodadamente, de deslegitimación de las instituciones del Estado de Derecho. Demasiado a menudo aparece alguien- -ninguno estamos vacunados- -que quiere salirse con la suya en vez de ser razonable. Pero, en el caso del nacionalismo vasco, hay una suerte de empeño continuado y, paradójicamente, de callejón sin salida. Como si fuera su estrategia. El PNV no se suma, al menos orgánica y mayoritariamente, a los elogios a ETA y Batasuna, pero se instala muy cómodamente en la deslegitimación de las decisionesdemocráticasdelEstadodeDerecho para combatir eficazmente esa lacra. El victimismo sirve cuando, sialgunavezhubounprogramacoherente, quedóhacetiempoenelolvidoyayudaparamantener unidos a los nacionalistas desde el totalitarismo de izquierdas y violento al de derechas. Si la independencia, a la que aspiran, es una utopía, si se puede, al menos, avanzar sinuosamente por el camino de la deslegitimación de las instituciones comunes. Comunesydemocráticas, porque véase el espectáculo del PNV con los traspiés que recibe el nacionalismo con los tribunales cuando rebasa los límites de la ley. Con la condena de Juan María Atutxa y sus compañeros en la Mesa del Parlamento Vasco que se negaron a obedecer al Tribunal Supremo en la disolución del grupo de Batasuna, hemos vuelto a ver que, en vez de argumentos, basta poner a la familia a despotricar contra el Estado: los tribunales españoles manipulados por el Gobierno, el Gobierno dominado por un Parlamento infectado de antivasquismo y que pretende impedir que el Pueblo Vasco decida su futuro. Viendo la reiterada puesta en escena de la protesta contra la sentencia, en la que en vez de una idea tras otra se suman dirigen- Ataques a la Audiencia Nacional El ex presidente recibió en FAES a Clara Rojas y a otros miembros del colectivo de víctimas colombiano Rojas, por el diálogo Aznar junto al colombiano Gustavo Moncayo, encadenado como protesta por el secuestro de su hijo EFE