Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID JUEVES 24 s 1 s 2008 ABC Al presunto agresor le constaba una reclamación judicial por un robo con violencia en 2007 joven mujer profería unos enormes gritos mientras su cuerpo se convertía en una verdadera tea. A su lado apareció un paquete de cigarrillos. Una pareja de españoles avisó por teléfono de que estaba viendo bastantes llamas cerca de un coche, y, en un principio, también se pensó que pudiera ser un árbol lo que había prendido. Una dotación de la Policía Local de Alcalá se acercó hasta el lugar de los hechos, un descampado bastante apartado, aprovechado por las parejas para gozar de un poco de intimidad. En ese intervalo de tiempo, el 112 recibía otra llamada. Era el presunto agresor, quien, en un casi ininteligible español, confesaba: He matado a mi novia Había huido a pie y dejó el coche con el motor en marcha. Constantin Vamanu, el rumano detenido por el crimen, cuando ayer era trasladado de La Paz a dependencias policiales EFE El joven que quemó viva a su novia en Alcalá la mató porque le iba a dejar El presunto autor, con el que había convivido, compró un bidón de gasolina en una estación de servicio cercana y después fue a buscarla en el coche para matarla CARLOS HIDALGO MADRID. Constantin Vamanu, el joven de 21 años que presuntamente quemó viva a su novia en Alcalá de Henares, dijo a la Policía tras su detención que la mató porque le iba a dejar, según indicaron fuentes de la investigación. Es más, el crimen parece que había sido perfectamente planificado, puesto que, antes de recoger a la chica, el sospechoso acudió a una gasolinera cercana a comprar un bidón de gasolina. Además, personas cercanas a Alexandra Brezeanu, la víctima, rumana de 21 años, comentaron que la chica había trabajado en el club de alterne Private, de la ciudad complutense. Asimismo, ha sido localizada la estación de servicio donde compró el sospechoso la gasolina. Los hechos se produjeron pasadas las diez y media de la noche del miércoles. A esa hora, la víctima y su supuesto agresor, con el que había convivido en el barrio cercano de Los Espartales, se encontraban en un descampado situado en el Camino Viejo de Camarma, a las afueras de Alcalá. La pareja comenzó una discusión en el interior del vehículo, durante la cual, el detenido le habría reprochado a la víctima que lo abandonase. La discusión se volvió mucho más violenta, hasta el punto de que la chica salió corriendo del coche, un Fiat modelo Brava de color dorado y puesto a nombre de otro rumano residente en la provincia de Guadalajara, para huir. Sin embargo, según otras personas que se encontraban en el descampado, el presunto homicida, Constantin Vamanu, rumano y también de 21 años, salió tras ella con el bidón de gasolina, la alcanzó y le prendió fuego viva con un mechero. La Con un mechero Cuando el agresor fue hallado por la Policía Nacional, ya no se encontraba en el lugar de los hechos, sino a unos 3,5 kilómetros, indicaron fuentes policiales. Fue interceptado en la calle de Federico García Lorca, en Espartales, tras el Carrefour. El detenido vivía muy cerca, en la paralela Pío Baroja. El joven tenía quemaduras en sus manos, por lo que fue trasladado por el Summa al Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá. Luego le derivaron, bajo custodia policial, a La Paz. Ayer por la mañana, fue trasladado a dependencias policiales para tomarle declaración. A Constantin Vamanu, nacido en mayo de 1986 en la ciudad rumana de Braila, le constaba una reclamación judicial pendiente por un robo con violencia, del año pasado. Tenía DNI y residencia legal en España, indicaron fuentes del caso. La chica, nacida en julio de 1986, era de Constancia (Rumanía) A la Policía no le constaban denuncias por malos tratos. En el año 2006 se la había identificado por estancia ilegal en España. En su primera declaración ante la Policía, el presunto autor reconoció que había matado a su pareja. El Grupo V de Homicidios se ha hecho cargo de la investigación y la jueza que instruye el caso ha decretado el secreto del sumario. La Embajada Rumana trabaja para localizar a la familia de la víctima, que no ha reclamado el cuerpo. Quemaduras en las manos El lugar donde apareció carbonizada la víctima DE SAN BERNARDO 016 Teléfono de ayuda a la mujer maltratada