Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA Precampaña electoral s El aborto entra en campaña JUEVES 24 s 1 s 2008 ABC Este gesto típico de las manifestaciones feministas (en la imagen la de Madrid) volvió a las calles después de varios lustros JULIÁN DE DOMINGO Fracaso de la movilización apoyada por el PSOE a favor del aborto libre y gratuito Menos de cinco mil personas en toda España acudieron a las concentraciones, donde se criticó a la Guardia Civil D. PÉREZ J. GUIL E. MONTAÑÉS MADRID. La movilización de la izquierda a favor del aborto libre y gratuito lema principal y más coreado en las principales concentraciones celebradas ayer en las principales ciudades de España, conoció un muy escaso eco. Más de 70 asociaciones feministas de todas España, junto a Comisiones Obreras, UGT, IU y el PSOE, no fueron capaces en total de reunir ni a cinco mil asistentes. Fracaso estrepitoso en términos generales y de forma muy especial en Barcelona, con menos de 300 congregados en la Plaza de Sant Jaume. La misma escasez de público se repitió en Galicia, salvo en Santiago, donde se llegó a 500, en Zaragoza (100 asistentes) Córdoba, Alicante, Málaga... Sólo en Madrid la cita en la Puerta del Sol obtuvo un respaldo más popular, con unos 2.000 participantes, entre ellos muchos despistados, incluido un grupo de japonesas que, cámara digital en mano, preguntaban en inglés si aquello era un tablao flamenco En la capital, público, pero pocos políticos apoyando las reivindicaciones feministas. Sólo se acercaron algunos socialistas, encabezados por el omnipresente Pedro Zerolo, secretario de movimientos sociales del PSOE, acompañado por Maru Menéndez, portavoz del PSM en la Asamblea, y David Portal, portavoz del PSM en el Ayuntamiento. También estaba Inés Sabanés, portavoz de IU en la Asamblea. En Madrid se desempolvaron viejas consignas del baúl de las reivindicaciones de mediados de los setenta: Nosotras parimos, nosotras decidimos Viva la lucha de las mujeres En todos los encuentros se leyó un manifiesto similar en contra de la Guardia Civil por entrar en casa de las mujeres para citarlas a declarar En el escrito aseguraban que lo ocurrido nos retrotrae a siniestras épocas en las que la libertad brillaba por su ausencia Y acabaron exigiendo al Gobierno y a los partidos políticos un compromiso claro y decidido para modificar la ley para que el aborto deje de estar considerado como delito en el Código Penal Además, exigieron que los abortos se realicen de forma libre y normalizada en la red pública En Barcelona, la concentración sólo congregó unas 300 personas. Como en Madrid, abundaron las consignas contra la Iglesia, tales como: Los curas siempre quieren controlar a las mujeres Entre los convocantes y los que apoyaron la iniciativa, más de una veintena de asociaciones y entidades de mujeres. Del tripartito, dieron su respaldo ERC- -se vio a su portavoz en el Congreso, Joan Tardà- -e ICV- EUiA, representada por el portavoz de IU- ICV en el Congreso y candidato de ICV a las elecciones generales, Joan Herrera. El PSC, no se adherió oficialmente a la iniciativa. En el manifiesto leído se censuró a las instituciones catalanas y estatales por no proteger los derechos de las abortistas. Asimismo, se animó, como en el resto de España, a los presentes a sumarse a la campaña de autoinculpaciones, que consiste en rellenar un escrito en el que uno se declara culpable de abortar o de acompañar a alguien a hacerlo. Estos escritos se entregarán en un futuro a un juzgado. Por lo que respecta a Galicia, la convocatoria de manifestaciones para las cinco principales ciudades gallegas, a cargo del colectivo feminista Marcha Mundial de las Mujeres, venía caldeada en esta Comunidad por la campaña iniciada el pasado viernes y que consiste Sólo en Madrid, con unos 2.000 asistentes, la convocatoria contó con un respaldo inexistente en el resto de España El Parlamento catalán rechaza más control sobre las clínicas BARCELONA. El Parlamento catalán rechazó ayer, con los votos de los socios del Gobierno tripartito- -PSC, ERC, ICV- EUiA- -y Ciutadans, una moción del PP catalán, apoyada por CiU, que pedía un mayor control sobre los centros sanitarios de Cataluña que practican interrupciones voluntarias del embarazo. La moción contó con 55 votos a favor, con 70 en contra y con una abstención, y solicitaba un J. G. plan de duración bianual para la inspección, control y supervisión de los centros y establecimientos sanitarios que practican abortos con el objetivo de perseguir, si es necesario conductas o prácticas médicas constitutivas de delito Asimismo, los votos del tripartito también sirvieron para rechazar otra moción, presentada por CiU, apoyada en su totalidad por el PP y en algunos puntos por Ciutadans, en la que instaba a la Generalitat a ampliar la cobertura y los recursos destinados a la sanidad para que el máximo número de abortos voluntarios se realicen en los hospitales públicos (ahora sólo asume el 10 del total)