Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La ofensiva terrorista s Las víctimas JUEVES 24 s 1 s 2008 ABC Cae un grupo de kale borroka con nuevos medios para atacar el AVE vasco M. L. G. F. BILBAO. Con la detención de ocho personas en la madrugada de ayer en Vizcaya, la Policía Nacional considera desarticulado un grupo de kale borroka que operaba en la comarca vizcaína de Lea- Artibai y al que se atribuyen decenas de actos de violencia callejera, entre ellos el ataque con cócteles molotov contra el juzgado de paz de Marquina. Los registros practicados han permitido descubrir un nuevo método de sabotaje contra la maquinaria que participa en las obras del Tren de Alta Velocidad a su paso por el País Vasco. Así, en poder de los detenidos la Policía ha encontrado virutas de hierro para ser introducidas en los depósitos de combustible e inutilizar así los motores. Además, disponían de manuales para llevar a cabo estos ataques. En Marquina fueron detenidos Estebe Gandiaga, Urko y Ainhoa Pagoaga, Borja Oregi, Iban Etxebarria y Eneko Ostolaza; en Echebarri, Saloa Zenarruzabeitia, y en Ondarroa, Eneko Etxeburua. Todos ellos son jóvenes de entre 18 y 25 años, alguno con antecedentes policiales. Saloa Zenarruzabeitia, Ainoha Pagoaga y Borja Oregi fueron detenidos el pasado mes de diciembre por la Ertzaintza por irrumpir con violencia en la sede del PNV de Lequeitio. Eneko Ostolaza fue detenido en marzo de 2005 por la Guardia Civil acusado de participar en cinco actos de violencia callejera, si bien fue puesto en libertad provisional. Estebe Gandiaga compareció en febrero de 2007 en una rueda de prensa para denunciar que había recibido un impacto en la cara de una pelota de goma disparada por la Ertzaintza al disolver una manifestación. La Policía Nacional practicó registros en los domicilios de los detenidos, además de en trasteros y en la herriko taberna y el gaztetxe de Marquina. Los arrestados guardaban material susceptible de ser utilizado como explosivo y utensilios que se usan en acciones de kale borroka además de material informático y documentación relacionada con organizaciones ilegales, como Segi. Manuel Pizarro, Manuel Cobo y Jaime Mayor Oreja, con Ana Iríbar en el homenaje a Gregorio Ordóñez celebrado ayer Madrid ANGEL DE ANTONIO Flores contra el olvido Centenares de personas acudieron ayer a una emocionante ofrenda floral de las víctimas del terrorismo en La Almudena s Por la tarde, amigos y compañeros tributaron un homenaje a Gregorio Ordóñez al cumplirse 13 años de su asesinato POR JESÚS BASTANTE MADRID. La mañana se despertó fría, con algo de niebla, en la capital de España. Un ambiente propicio para el recogimiento y el recuerdo, como el que dispensaron a las víctimas del terrorismo más de un centenar de personas en la catedral de La Almudena. Se trató de un acto sencillo pero profundamente emotivo, en el que los asistentes- -que se encontraban en la capital del España con motivo del IV Congreso de Víctimas del Terrorismo organizado por la Universidad San Pablo- CEU- -tuvieron muy presentes a sus hermanos, sobrinos, hijos y abuelos secuestrados o asesinados por la barbarie terrorista. Presidió la ceremonia el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, quien animó a las víctimas del terrosimo a ser protagonistas de la esperanza al tiempo que reclamó para ellas todo el apoyo y la comprensión porque han sufrido por causas nobles Vuestra esperanza ha quedado reforzada a pesar de todo lo que habéis sufrido afirmó Rouco, quien volvió a advertir a los terroristas, en línea con la Instrucción Pastoral aprobada por el Episcopado en 2006, que al final, sólo la conversión es el camino para el terrorismo que tanto impone su ley de muerte y terror Tras las palabras del cardenal, Clara González de Rojas (madre de la ex candidata a la vicepresidencia de Colombia liberada tras seis años de secuestro) y una víctima colombiana que perdió a su marido y cinco hijos en un atentado hicieron la ofrenda floral a la patrona de Madrid. Entre los asistentes, se encontraban el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz; Pilar Elías, viuda de Ramón Baglieto, y Conchita Martín, viuda del teniente coronel Pedro Antonio Blanco. Ayer también se cumplieron trece años del macabro asesinato del edil del PP en San Sebastián Gregorio Ordóñez. Con este motivo, la fundación que lleva su nombre y el Partido Popular celebraron dos actos que sirvieron para recordar el ejemplo de convicción en los principios democráticos y de defensa de la convivencia pacífica, en pluralidad y libertad demostrado por Goyo a lo largo de su vida. Y cuya defensa le costó la muerte. A las siete y media de la tarde, compañeros de partido y amigos de Ordóñez venidos expresamente del País Vasco, así como varias decenas de víctimas de ETA, se congregaron en los jardines que llevan su nombre, en la confluencia de las calles de Juan Bravo, Príncipe de Vergara y Maldonado, para realizar una ofrenda floral. Fue la viuda de Ordóñez, Ana Iríbar, acompañada por el número dos en las listas del PP por Madrid, Manuel Pizarro, el eurodiputado y amigo del asesinado Jaime Mayor Oreja, quien portó las flores, y el vicealcalde, Manuel Cobo. Tras un breve silencio, roto por la ovación de los asistentes, los presentes se trasladaron hasta la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, donde tuvo lugar una misa en recuerdo de todas las víctimas del terrorismo. Se trataba, como explicaron desde la Fundación Gregorio Ordóñez, de un reconocimiento a todas las víctimas tras la escalada de atentados contra cargos electos que se inició después del atentado contra el edil popular. Libertad provisional Pizarro, Mayor Oreja y Cobo Emotivo recuerdo de la viuda de Ordóñez en el Congreso El aniversario del asesinato de Gregorio Ordóñez ocupó también un lugar central en la sesión de cierre del IV Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo, en la que la viuda del político, Ana Iríbar, le brindó su recuerdo emotivo y esperanzado. Ovacionada por el público, Iríbar recordó el día en el que decidió dar un nuevo sentido a su vida tras el atentado, aceptar su condición de víctima y buscar respuestas Por ello reivindicó la importancia de las víctimas y de su lucha, a pesar de las políticas adversas, la soledad, la incomprensión de muchos, el cansancio y el dolor Hoy me siento en casa entre todas las víctimas. Trece años después sigo recordando a Gregorio, pero sé que no estoy sola subrayó. También subió a la tribuna la alcaldesa de Lizarza, Regina Otaola, quien aprovechó la oportunidad para agradecer a las víctimas del terrorismo su ejemplo, algo que, según subrayó, ha hecho más fuertes a todos los que padecen la falta de libertad en el País Vasco sin haber sufrido de manera directa un atentado ni haber perdido a un familiar. Fue el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, quien clausuró esta cuarta edición del congreso y abogó por mantener viva la antorcha de la memoria de las víctimas. Reivindicó también una memoria colectiva más allá de manipulaciones interesadas ABC. es Vídeo con el momento de la detención de los terroristas callejeros en abc. es