Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN JUEVES 24 s 1 s 2008 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero ZAPATERO Ejemplo para Zapatero y su Gobierno Me parece que casi para la mayoría de los españoles ha sido un tanto molesta la crítica que el Gobierno ha hecho a los católicos españoles (que son de momento la mayoría religiosa en España) centrada en las declaraciones de los obispos en la gran concentración que hubo en Madrid el pasado día 30. Ha sido molesta no por el hecho en sí mismo, sino por el contenido: de algún modo niegan que la Iglesia, o sus representantes, puedan criticar leyes o decisiones del Gobierno. Me parece que se han equivocado: como cualquier institución tienen derecho a hablar, con delicadeza y respeto, como así hicieron. España es una democracia y así debe entenderlo el Gobierno. Por otra parte, he leído unas declaraciones de Sarkozy, el presidente galo con el que tan bien se lleva Zapatero, al que podría ayudar a entender el papel de la religión en un país democrático. Hablando en Roma acerca de la educación, dijo que en la transmisión de los valores, y en el aprendizaje de la diferencia entre el bien y el mal, el instructor no podrá nunca reemplazar al sacerdote o al pastor, porque siempre le faltará la radicalidad del sacrifico de su vida y el carisma de un compromiso basado en la esperanza. Un hombre que cree es un hombre que espera, y la sociedad está necesitada de hombres con esperanza. Una laicidad positiva ha de considerar que las religiones no son un peligro, sino una baza. Y en Riad dijo que la vida del hombre no tiene tan sólo una dimensión material, que al hombre no le basta consumir para ser feliz, y por tanto una política de civilización es una política que integra la dimensión intelectual moral y espiritual. Y no sé si Sarkozy practica alguna religión. Lo que sí parece es que tiene sentido común. Rafael Plaza Ramos Granada La Corona, con las víctimas Este martes, los Príncipes de Asturias presidieron en Madrid la inauguración del IV Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo organizado por la Universidad San Pablo CEU, acto que refrenda el sentimiento de cercanía e incondicional apoyo de la Corona hacia las víctimas. En estos años de Gobierno socialista, la Corona ha sido fiel a su apoyo hacia las víctimas y contundente en su posición contra el terrorismo; por contra, Zapatero ha desarrollado una política antiterrorista contraria a la deseada por la inmensa mayoría de ellas, es decir, aquélla que respetase su dignidad. Lo cual justifica de nuevo la ausencia de Zapatero en la clausura de este foro, pues tampoco acudió a la anterior edición de este Congreso, celebrado en Valencia en febrero de 2006, en el cual pudimos ver a Don Felipe y a Doña Letizia visiblemente emocionados al escuchar los testimonios de las víctimas, a las que el Gobierno dio la espalda. Haciendo memoria, sin contrariar por ello la verdad, quiero por último recordar la descontextualizada frase de José Luis Rodríguez Zapatero a la madre de Irene Villa, el mejor botón de muestra posible de su política personalista, ya que nos dejó ver al presidente herido, aquél que ha estado inmerso en una política de resentimiento y sin razón y, añado, con aires contrariados hacia los problemas y preocupaciones de los españoles, entre ellos el principal, el terrorismo. Ya quedó atrás su negociación con ETA reducida a cenizas; ya quedaron atrás sus imperdonables mentiras a los españoles antes, durante y después de la falsa tregua de ETA; ya quedaron atrás los ataques por parte de grupos independentistas hacia la Corona, hoy por hoy, el mayor garante de la defensa de los valores democráticos en España. Antonio Carlos Galán. Correo electrónico DEVALUADO a palabra del presidente Zapatero tiene una credibilidad muy baja. Le Monde destaca un análisis financiero de Pierre- Antoine Delhommais, que intenta evaluar el distinto alcance y las raíces de la crisis en curso. El capítulo español es resumido con brutalidad: En España es posible temer lo peor. El éxito económico reposaba esencialmente en el dinamismo del sector de la construcción. Hoy, los promotores inmobiliarios están en crisis. Y crece la inquietud por la salud de algunos bancos españoles. Todo indica que está explotando la burbuja del crecimiento español, diga lo que diga el presidente Zapatero Le Petit Journal insiste en la misma llaga: 2008, fin de un ciclo. La crisis económica se ha convertido en un tema de campaña electoral, mientras se teme que la crisis pueda agravarse. El director de la célula económica presidencial ha reconocido la próxima supresión de 300.000 puestos de trabajo en la construcción, tras la desaparición de 40.000 agencias inmobiliarias Evening Standard analiza la crisis desde una óptica irónica para españoles y para jubilados pobres, que habían buscado refugio en las playas españolas: Un retiro al sol puede ser menos divertido de lo que usted había soñado Y agrega, feroz: Si alguien pensaba que comprarse una residencia secundaria en España era una buena idea, bien debiera preguntarse hasta qué punto será agradable pasar sus vacaciones entre una población donde crece el paro, caen los salarios en términos reales y las casas compradas a crédito pierden valor El IV Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo celebrado en Madrid no ha mejorado la credibilidad internacional del presidente del Gobierno. La palabra gubernamental se percibe confusa y enmarañada. Clarín destaca la dura crítica de Aznar contra Zapatero El Nacional venezolano titula: Zapatero invita a las FARC a negociar Negociación desde la óptica venezolana, mientras la BBC recuerda que la Unión Europea continúa incluyendo a las FARC en la lista de las organizaciones terroristas L pués, si te he visto no me acuerdo. Los políticos saben que en este país hay ocho millones de pobres, muchos de ellos pensionistas, y la manera de arrancarles un voto es prometerles el oro y el moro. Si después el oro no les llega ni para comprar una barra de pan al día, como ha ocurrido con la última subida de pensiones, eso es lo de menos. Lo de más es que entre promesa y promesa se los llevan al huerto para que voten. Después ya tendrán cuatro años para arrepentirse de haberse dejado tomar el pelo otra vez. Los políticos saben bien que a quienes más les cuesta llegar a final de mes es a los parados y a los pensionistas. Saben, además, que este año los jóvenes con derecho a votar por primera vez son menos y sin embargo los mayores de 65 años son casi medio millón más que en las pasadas elecciones. Los políticos saben perfectamente que 5.380.000 pensionistas cobran menos de 600 euros, y que casi un millón más no llega a los 850 euros. Pero sobre todo saben que esos seis millones de votos son muchos votos como para dejarlos escapar. Por eso les dicen lo que estas personas necesitan oír. Nieves Jiménez Madrid La crisis ya está aquí Cuando escribo estas líneas, el índice de la Bolsa española está sufriendo la mayor caída de toda su historia. Parece que la crisis económica ya está aquí y va en serio: el desempleo crece y más de dos millones de españoles ya están en la cola del paro; los precios de la cesta de la compra y de los alimentos más básicos han subido como no se había visto en mucho tiempo; el euríbor y las hipotecas están por las nubes; un sector tan vi- tal en España como la construcción está duramente afectado y desciende en picado la confianza de los consumidores en la marcha de la economía. Quien salga elegido en las próximas elecciones, Zapatero o Rajoy, tendrá el reto de afrontar esta delicada situación. A los ciudadanos nos corresponde decidir qué candidato nos ofrece más seriedad y confianza para salir de una crisis que afecta directamente a nuestro bolsillo. José Martínez Tortosa Barcelona Misas con permiso En relación a la próxima regulación de los lugares de culto que se propone debatir el Parlamento catalán, y que según la cual para decir misa, ya sea en una ermita o en la mayor de las catedrales, va a ser necesario un permiso municipal, como ha expresado la diputada doña Gloria Román. Aun sin ser un experto, yo me atrevería a decir que nuestra Constitución dicta que se reconoce el derecho de reunión pacifica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto sin más limitación en sus manifestaciones que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley Una misa no es precisamente algo que altere el orden público, vamos, digo yo. En fin, doña Gloria, que aquí paz y después Gloria. Creo que el Parlamento tiene cosas más serias que andar a patadas con la Constitución y de paso cabrear al personal. Juan Díaz Correo electrónico Utilizando a los más necesitados Llevan años prometiendo que no utilizarán las pensiones como arma electoral, pero ahí los tienen. Acaba de empezar la campaña y ya están que si yo las subiré 150 euros al mes, que si yo las subiré 200. Y los pensionistas, olvidando que ese es el estribillo de cada campaña electoral y que sistemáticamente son utilizados por los desaprensivos que se acuerdan de ellos cada cuatro años, pero, des-