Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA Terremoto en los mercados bursátiles mundiales MIÉRCOLES 23 s 1 s 2008 ABC La UE culpa de la posible recesión a Estados Unidos por descuidar el déficit Los responsables de la economía europea descartan aplicar medidas de choque MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Los ministros de Economía de la Unión Europea, reunidos ayer en Bruselas en el Ecofin, lanzaron un mensaje único tras el encuentro: el principal culpable de la recesión que tiene en puertas Estados Unidos es el Gobierno de ese país, que no ha llevado la política más adecuada para controlar el déficit público y por cuenta corriente, lo que está lastrando la economía. El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, mostró ayer claramente sus dudas sobre la eficacia del plan de relanzamiento económico que anunció el viernes el Presidente de Estados Unidos, Georges Bush, basado sobre todo en una rebaja de impuestos de 140.000 millones de dólares para reactivar el consumo. Todas las medidas que debe adoptar Estados Unidos deben estar orientadas a la reducción del desequilibrio exterior y fiscal, que es lo que ha fragilizado su economía explicó Almunia. La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, aseguró ayer que el Presidente Bush debería haber ido más allá y haber explicado cómo va a inyectar los 140.000 millones de dólares. Frente a todos estos anuncios pomposos de bajadas de impuestos al otro lado del Atlántico, los máximos responsables económicos europeos descartaron cualquier medida similar dada la solidez de los fundamentos económicos de Europa. Por parte española el ministro de Economía, Pedro Solbes, coincidió ayer con el resto de sus colegas en que la situación de Estados Unidos y de la Unión Europea es radicalmente distinta y que, en nuestro caso, España está bien preparada para hacer frente a una situación de desaceleración económica ya que tenemos unas finanzas públicas muy saneadas Ante las acusaciones de que entonces el Gobierno español opta por la inacción, el vicepresidente añadió que ni cri- Los estabilizadores automáticos, en guardia Aunque ayer en Bruselas todos los responsables económicos lanzaban llamamientos a la calma en un intento de tranquilizar a las Bolsas aparecieron un escena unos invitados sorpresa: los estabilizadores automáticos. El comisario Joaquín Almunia explicó que, en el hipotético caso de que esta recesión le salpicara al Viejo Continente, Europa pondría en marcha los estabilizadores automáticos, término técnico con el que se denomina al aumento de gasto público para contrarrestar una posible disminución del consumo de los hogares y las empresas. La ventaja de Europa respecto a EE. UU. es que aquí tenemos más sector público, por lo que su entrada en juego tendría mejores resultados. La silueta de un trabajador ensombrece un cartel del Foro económico de Davos AP El crujido de los mercados coge a Davos con el pie cambiado La crisis global cambia radicalmente el guión del Foro económico mundial RAMIRO VILLAPADIERNA DAVOS. Global o no global era la cuestión sobre el frenazo de la primera economía del mundo. Las élites que suben hoy a la montaña de Davos se han encontrado que el dominó bolsístico les ha resuelto temiblemente la duda y que a la cita anual del Foro Económico Mundial le han cambiado el programa de sopetón. Serios nubarrones se ciernen sobre los Alpes y el nuevo programa podría llamarse recesión, como admitió Andre Schneider, el director ejecutivo del foro. Ya no se trata de si habrá, o cuándo asumen por fin analistas de las bolsas asiáticas y europeas, ni siquiera cuando terminará, sino cuándo se volverá a beneficios como dice un jefe de inversiones de Nueva York a la agencia Ap. Llegando a los Alpes, el financiero George Soros declaró con pesimismo a Der Standard que la situación es la peor desde la II Guerra Mundial que EEUU iba a la recesión y Europa no logrará escapar Pero la vicepresidenta de Barclays comentó en Davos que los fundamentos son muy sólidos en Asia rehusando hablar de recesión, y el ministro de Comercio indio dijo que ahora las nuevas economías compensarían el declive, citando los fondos soberanos árabes y asiáticos que han sustituído en el debate a los fondos de riesgo: la arquitectura global ha cambiado dijo Kamal Nath. Quienes se despidieron en Davos, el año pasado, exultantes ante el sólido crecimiento, conscientes del dinero en caja y la veda abierta de adquisiciones, regresan ahora preocupados, en sus helicópteros y todoterrenos, para afrontar un futuro de bancos frágiles, falta de liquidez, un frenazo en la desajustada econonomía estadounidense y una amenaza inflacionista en Europa, la cual no parece lo libre y desacoplada que se creía del efecto dominó. El mercado no está convencido de ese desacople y creo que el mercado tiene razón decía el economista jefe de Deutsche Bank, Thomas Mayer. Según los observadores, los mercados asumen que Europa puede sufrir un mayor golpe del creído, especialmente por la desaceleración inmobiliaria en España, Reino Unido e Irlanda y la exposición de bancos en Alemania que, como en Francia, anotaron el lunes caídas de entre 7 y 10 La reveladora sesión de Diálogo en la Oscuridad que el pasado año hizo debatir a líderes a oscuras, es poco con la que parece rodear ahora al sistema financiero global, rebote de una crisis hipotecaria estadounidense, de desconfianza bancaria en Europa y de caída de bolsas asiáticas, cuyo fin nadie se atreve a predecir, como tampoco el tiempo en que resistirán Europa y Asia. Las cuestiones interdisciplinares sobre la globalización y la cultura de la colaboración y la innovación, individual y empresarial, el efecto económico del cambio climático, quedarán relegados. De Davos se ha dicho que plantea propuestas interesantes y descubre sinergias e interdisciplinas inteligentes, y que van pero sin resolver ninguna. Un paso serio para una renovación de la ronda comercial de Doha vería por fin sustituir la accion por la retórica. Habrá que ver ahora a los líderes remangados y en harina ante una crisis, no sólo financiera sino también de confianza, como revela un sondeo del Foro: Si hay que devolver la confianza en el futuro, necesitamos una acción concertada global dice Klaus Schawb. Europa, al tener más sector público que EE. UU. cuenta con esa baza en caso de desaceleración económica Solbes: Ni crisis ni inacción sis ni inacción o despreocupación, pero antes de disparar habrá que apuntar en referencia a la posible adopción de medidas para hacer frente a la caída de las Bolsas. Respecto al clásico debate preelectoral sobre las herencias económicas Solbes explicó que ésta había sido buena hace cuatro años pero ahora es mejor, como consecuencia de las políticas que hemos llevado a cabo, que han reducido la deuda pública y han aumentado el empleo, aunque eso no quiere decir que seamos inmunes Sobre la situación de los mercados financieros el vicepresidente reiteró los llamamientos a la calma, ya que se está exagerando y añadió que las turbulencias reflejan la preocupación de los inversores por las perspectivas de la economía estadounidense que poco tienen que ver con lo que pasa a este lado del Atlántico Si hay que devolver la confianza en el futuro, necesitamos una acción concertada global dice Schawb