Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 23 s 1 s 2008 ABC Un genocida contra la UEFA Un reportaje de la televisión serbia sobre la delincuencia organizada en el deporte revela que el criminal de guerra Arkan planeó asesinar al presidente del fútbol europeo, el sueco Lennard Johansson POR SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Un documental sobre la actividad de la criminalidad organizada en el deporte serbio- -especialmente en el fútbol- -producido y emitido por la televisión B 92 de Belgrado, en su programa Insider revela que el ex jefe del grupo paramilitar serbio Tigres y criminal de guerra, Zeljko Raznatovic, alias Arkan planeó en 1998 asesinar al presidente de la UEFA, el sueco Lennard Johanssson. Arkan, mafioso de gatillo fácil y que se enriqueció como jefe del crimen organizado serbio gracias a sus estrechas relaciones con el ex presidente Slobodan Milósevic, intentó convertirse en intocable también en el mundo del fútbol. Ese año la UEFA decidió prohibir su asistencia al partido que el equipo de fútbol Obilic FC, de su propiedad, jugaba con el Bayern, en Múnich. Esto lo enfureció y como represalia planificó su asesinato. Según la información recogida por los periodistas de B 92 con este propósito Arkan envió a Viena a dos de sus sicarios con el encargo de cobrarse la afrenta, pero en el último minuto ordenó suspender la operación, porque el momento no era el adecuado según los testigos. Interrogado por los autores del documental, Johansson recuerda que fue advertido de los planes de Arkan. Supe que planificaba un atentado contra mi persona y, el solo hecho de saber lo que me podía suceder, me perturbó la vida. Intente buscar una salida de lo que era para mí, una situación inusual. ¿Pero cómo evitarlo? se pregunta Johansson. Me puse en contacto con amigos y con mi familia preguntándoles qué podía hacer. El problema es que cuando alguien con tal desorden mental intenta asesinarte, no se puede hacer mucho añadió, agregando que solo podía esperar protección del Gobierno sueco. Zeljko Raznatovic, el comandante Arkan AP Romano Prodi recibe las felicitaciones de sus aliados tras su discurso en el Congreso AFP Arkan fue asesinado en 2000 por un agente de policía implicado en el crimen organizado- -Dragan Nikolic- -condenado a ocho años de cárcel. Muerto a los 47 años, fue delincuente común, contrabandista, ladrón de bancos, mercenario, pastelero, político, empresario y entrenador de fútbol, pero sobre todo un despiadado criminal de guerra. Con su grupo paramilitar, y financiado por Milosevic, participó en los conflictos de Croacia y Bosnia y luego en Kosovo (1998- 99) aterrorizando a la población civil no serbia, contra la cual desató toda su furia criminal. Parte de su fortuna, la hizo en el saqueo de los poblados bosnios. Prodi se enfrenta hoy a la primera votación de confianza El primer ministro cuenta con mayoría en el Congreso, pero no en el Senado, donde pasará mañana un segundo examen VERÓNICA BECERRIL CORRESPONSAL ROMA. Un Romano Prodi seguro de si mismo, cansado de tanta habladuría, cambios de opinión y deserciones, se enfrentará esta tarde al primer voto de confianza en el Congreso de los Diputados, donde- -según los números- -obtendrá la mayoría que necesita. A este primer examen le seguirá mañana el del Senado, donde las cifras no cuadran tan bien ya que le faltarían dos votos para la mayoría tras la retirada de los tres senadores del Udeur. El anuncio lo hizo ayer por la mañana ante los diputados de todos los partidos excepto de los miembros del Udeur que tras la decisión de su líder, el ex ministro de Justicia Clemente Mastella, de abandonar la mayoría, no participaron en el encuentro con el presidente del Consejo. En su discurso Prodi expresó su confianza por el camino andado y señaló que en un país ligado al Estado de Derecho no son, ni las agencias de prensa, ni los debates televisivos, los que deciden la suerte de un gobierno haciendo clara referencia a la mediática decisión de Mastella, quien a pesar de sus comentarios no fue abandonado, ni como político, y mucho menos como persona pero ahora sólo el Parlamento puede determinar si un gobierno tiene legitimidad de continuar con su trabajo Una fecha simbólica este año, el 60 aniversario de la Carta Magna italiana, que llevará una vez más en este país, a poner en tela de juicio el gobierno. Porque si Romano Prodi pierde el voto de confianza, tendrá que presentarse ante el presidente de la República, Giorgio Napolitano, para que decida qué hacer, si convocar elecciones o formar un gobierno de transición para sacar adelante algunas reformas urgentes, como la de la nueva ley electoral que, de no cambiar, provocaría una vez más, en otro futuro gobierno una situación análoga a la desencadenada por el despechado Mastella. El entorno de Prodi se muestra compacto, y apoya a su líder quien tomó la drástica decisión del voto de confianza para caer de pie y ver cara a cara a quienes voten en contra Mercenario del terror Crece el deterioro de las relaciones entre occidentales y musulmanes RAMIRO VILLAPADIERNA ENVIADO ESPECIAL DAVOS. Es feliz el pueblo que se conforma con lo que tiene y no está en una conflictiva falla cultural entre los mundos islámico y occidental: Según el primero de una serie de análisis sobre el Estado del Diálogo entre Oriente y Occidente, los bengalíes son los más optimistas; los más desconfiados son israelíes y palestinos. En una Europa con miedo creciente a la integración, los más optimistas son españoles e italianos. En el extremo de la insatisfacción con el mundo se encuentran los paquistaníes, por la ansiedad actual latente, así como rusos y brasileños que como observadores terceros tienen en baja estima, tanto a musulmanes como a occidentales, además de poco interés por el mundo. Pero la gran mayoría de pueblos sondeados no cree que la tensión tenga que desembocar en conflicto. En Bangladesh, no sólo el 62 se dice satisfecho sino que más de un tercio cree que los occidentales tienen en consideración al islam, la mayor proporción mundial entre musulmanes. Si EE. UU. figura entre los más desconfiados, los saudíes siguen en optimismo: son los más dispuestos a creer en la buena disposición occidental. Hasta dos tercios de musulmanes piensan que respetan y están comprometidos a entenderse con Occidente, aunque en la misma proporción dicen sufrir desdoro. Pese a la tensión, los iraníes sí se dicen respetados, mientras los más occidentales turcos se duelen de falta de respeto por el rechazo de la UE. Una mayoría de occidentales asume que ninguna de las partes respeta a la otra. La mayoría de los musulmanes y occidentales consideran que las relaciones se han ido deteriorando por la falta de respeto, cultural y religioso como mostraría el caso de las caricaturas danesas, por un lado, y la ardiente defensa de la libertad de expresión, por el otro. El fundador del Foro de Davos, Klaus Schwab, estima en su introducción que el hecho de que sólo dos países sondeados crea en una mejora es alarmante por el bajo grado de optimismo sobre el diálogo Aniversario constitucional