Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 s 1 s 2008 La ofensiva terrorista s Las víctimas ESPAÑA 17 ETA Tomás Caballero, y Ana Iríbar, la viuda de Gregorio Ordóñez. Firmes e irreductibles, no faltaron tampoco Pilar Elías, que llegó acompañada de su hermana, ni Cristina Cuesta, portavoz de Covite. La presencia crítica más llamativa fue la de Maixabel Lasa, directora de la Oficina de Atención a las Víctimas del Gobierno vasco. Estaba quejosa de haber sido invitada, pero sin voz. Quería participar en alguna de las ponencias. Tras los corrillos de la mañana, y ya después de comer, se reanudó el programa previsto. Un Aznar más cercano de lo acostumbrado no quiso ningún trato especial en este IV Congreso de Víctimas y se limitó a tomar parte como uno más en la mesa redonda de la tarde, en la que mantuvo en sus palabras el elevadísimo tono crítico contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que ya habían utilizado quienes le precedieron en el uso de la palabra. Ya sin la presencia de los representantes del Ejecutivo que habían estado por la mañana y que se hubieran sentido abiertamente incómodos con lo que se oyó a partir de las cinco, el ex presidente del Gobierno atacó a Zapatero, sin citarle, al lamentar la ausencia en este foro de quienes, dijo, les sobra arrogancia y les falta coraje y talento De esos innominados sobre cuya identidad nadie dudó opinó que, de haber estado presentes, habrían tenido la oportunidad de asistir a la mejor lección de democracia que se puede escuchar Y estimó que los ciudadanos deben tomar buena nota, a la hora de votar el próximo 9 de marzo, de quién se ha retratado junto a las víctimas y quién no en esta convocatoria de la Universidad San Pablo- CEU que, además, ha alcanzado enorme notoriedad internacional por la presencia de Clara Rojas (a quien Aznar se refirió cariñosamente, llamándola Clarita y por la anunciada visita, hoy, del presidente colombiano Álvaro Uribe, una baza de última hora que aporta también lustre a la cita. José María Aznar, junto a María del Mar Blanco durante una mesa redonda que ambos compartieron Aseguró también Aznar que desde sus responsabilidades, las que he tenido antes y las que tengo ahora evitará en la medida de lo posible que se intente dejar sin voz a las víctimas del terrorismo, ya que, admitió, he podido cometer errores, pero nadie me puede negar que siempre he puesto la cara por delante De nuevo sin citar expresamente a José Luis Rodríguez Zapatero, aunque ya con alusiones directas, el ex jefe del Ejecutivo consideró que en cualquier otro país de Europa, ya sea Francia, Alemania o Italia, se habría abierto un debate sobre si alguien que ha engañado al país en un asunto vital puede seguir siendo candidato a la presidencia del Gobierno Insistió igualmente en que el único camino contra el terrorismo es el de la derrota. La única política posible está muy clara- -expuso- -nosotros ganamos y ellos pierden También se lamentó del regreso de Batasuna a las instituciones, a través de ANV y el PCTV porque no se ha querido aplicar la ley Aznar, finalmente, se declaró un privilegiado, por haber sobrevivido EFE La humillación de Omagh Pese a que la refriega preelectoral con la que se desarrolla este Congreso apaga parcialmente el eco de la presencia de víctimas de otros países (con la excepción de la de Clara Rojas, en mente de todos) ayer se vivió en la mesa redonda matinal un momento que removió a los asistentes. Michael Gallagher, víctima irlandesa del salvaje atentado de Omagh (en el que también fue asesinado un niño español) relató, para asombro de quienes le escuchaban, cómo ahora se está considerando retirar el monumento que se levantó en esa localidad en memoria de las 21 víctimas de aquella bomba asesina. Se puede arrebatar así a familias destrozadas, impunemente y bajo el amparo de un proceso de paz el derecho a honrar a sus muertos. Aviso a navegantes: no todo lo que ha derivado de los tan jaleados acuerdos de Viernes Santo es digno ni justo. No, si se llega a perpetrar esa bajeza. Lección de democracia UN PRESIDENTE EN LA PICOTA La viuda del dirigente socialista Fernando Múgica dijo que Zapatero está cargado de odio por la historia de su abuelo y rodeado de un Gobierno de aduladores POR B. T. duras) ni el coro de críticas procedió solamente del PP o sus aledaños. Más expresiva incluso que el ex presidente fue María del Carmen Mapi de las Heras, viuda del dirigente socialista Fernando Múgica, quien consideró que Zapatero está cargado de odio por la historia de su abuelo y rodeado de un Gobierno de aduladores que han venido a dividir todo También criticó que Gregorio Peces- Barba, nada más llegar al cargo de Alto Comisionado para las Víctimas, lo primero que hizo fue preguntarnos si estábamos dispuestos a ser generosos con los presos etarras En un ambiente de elevada temperatura emocional en el que no faltaron las lágrimas, también hubo encendidas ovaciones a la intervención de Francisco José Alcaraz, quien aseguró que la rebelión cívica promovida por la AVT ha paralizado el proceso de rendición pactado con los terroristas y a la de Mari Mar Blanco, cuando recordó que tras el secuestro de su hermano el Estado de Derecho no se doblegó, y así debería seguir siendo para preservar lo mejor del espí- El ex presidente del Gobierno José María Aznar aprovechó su intervención para atacar, muy duramente, aunque sin citarle, a Rodríguez Zapatero. Lamentó la ausencia de quienes, dijo, les sobra arrogancia y les falta coraje y talento MADRID. La sesión de tarde de esta primera jornada del Congreso acogió intervenciones durísimas contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no sólo por su ausencia en este evento, sino también por su política antiterrorista a lo largo de la legislatura. Y es que la del ex presidente José María Aznar no fue la única voz que se alzó contra el Ejecutivo de Zapatero de forma tan contundente (las víctimas del 11- M fueron especialmente ritu de Ermua Tenemos razón, somos más, y somos mejores apostilló. Del mismo modo, Pilar Elías advirtió sobre la enfermedad moral del País Vasco, donde el niño al que su marido salvó de morir terminó por asesinarle, años después, y donde fue un primo de su esposo Antxon quien ordenó aquel brutal atentado. Teresa Jiménez Becerril también conmovió al auditorio: Los terroristas sólo ponen dolor, dolor y dolor, y las víctimas, coraje, valor y más valor Y Mikel Buesa, además de dolerse del desgarro interno que el asesinato de su hermano Fernando en Vitoria produjo en el seno de su propia familia, lanzó al aire una reflexión hermosa y definitiva: Matar a un hombre no es defender una doctrina, sino matar a un hombre