Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA La ofensiva terrorista s Las víctimas MIÉRCOLES 23 s 1 s 2008 ABC Los Príncipes de Asturias junto a destacadas víctimas del terrorismo, como María Mar Blanco, Clara Rojas o María Jesús González, en el acto inaugural de ayer JAIME GARCÍA El Príncipe afirma que el desafío terrorista exige unidad, firmeza y mucha cooperación Don Felipe y Doña Letizia presidieron la apertura del IV Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo BLANCA TORQUEMADA MADRID. Plenamente emotivo, aunque también con hondo calado institucional, el acto inaugural del IV Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo, celebrado ayer en el Campus de Montepríncipe de la Universidad San Pablo- CEU de Madrid, refrendó una vez más el respaldo incondicional de la Corona a la demanda de memoria, dignidad y justicia de quienes han sufrido el terror ignominiosamente disfrazado de movimiento reivindicativo. Un apoyo de la Monarquía que se sustanció en un claro mensaje: es imprescindible la unidad de los demócratas frente a ese desafío asesino. Así, los Príncipes de Asturias, que presidieron la inauguración, fueron ayer, como otras veces lo son los Reyes, los portadores de ese llamamiento a la necesaria cohesión. Además, Don Felipe y Doña Leticia confortaron con calidez a decenas de víctimas que quisieron acercarse a saludarles y agradecerles su compromiso. Entre ellas, la colombiana recién liberada por las FARC Clara Rojas, quien departió unos minutos con Don Felipe y Doña Letizia, al igual que hicieron otras muchas víctimas españolas, como Mari Mar Blanco, Mapi de las Heras, María Jesús González (madre de Irene Villa) Francisco José Alcaraz, Pilar Elías o Mikel Buesa, entre tantas otras. La convocatoria sirvió también como plataforma para la petición de las víctimas de que los delitos de terrorismo sean considerados de lesa humanidad y queden bajo la jurisdicción del Tribunal Penal Internacional (TPI) de modo que no prescriban. Fue la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa, quien recogió en su discurso, tan breve como contundente, esta crucial iniciativa que, de hacerse realidad, acabaría con la impunidad de no pocos asesinos. Advirtió Pagaza que el terrorismo es una amenaza estratégica que se alimenta de la insensibilidad social Además, pidió que se evitaran los ya probados errores históricos del pacifismo y el apaciguamiento unilaterales De ahí su demanda de que el TPI entienda de estos crímenes terroristas, para garantizar el derecho a la Justicia, ni más ni menos Por su enjundia, esta reclamación puso el foco sobre el verdadero objetivo de este Congreso y eclipsó morbos colaterales como el de la nueva coincidencia en un acto público de Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón, quien, pese a exhibir un gesto taciturno, regaló al auditorio un discurso de altura. Pese a algunas insidias reduccionistas sobre quiénes estaban o dejaban de estar, la pretendida división de las víctimas aireada desde algunos flancos no mermó el peso de la cita de Madrid, en la que finalmente tomaron parte en representación del Gobierno, tal y como informó ayer ABC, la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, y el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, aunque muchísimas víctimas echaron en falta a representantes de más rango qué menos que un ministro comentaban) y, sobre todo, al presidente del Gobierno, quien declinó asistir con el argumento de la cercanía de la campaña electoral. Sí estuvo el director general de Atención a las Víctimas, José Manuel Rodríguez Uribes, que no quiso faltar a un Congreso que ha cobrado solidez en el ámbito nacional y un inesperado alcance internacional con la presencia de Clara Rojas. Precisamente, a Rojas se le dedicó una encendida ovación cuando la mencionó en su discurso Esperanza Aguirre. El Príncipe de Asturias destacó en las palabras que pronunció que el terrorismo es un desafío que exige unidad, firmeza y mucha cooperación Igualmente, expuso que terminar con el terrorismo es un deber, un imperativo moral para todas las sociedades libres, comprometidas con la defensa de la vida, los derechos humanos y libertades fundamentales, contando con todos los instrumentos del Estado de Derecho, con la acción de la justicia y de los Cuerpos de Seguridad, así como con la cooperación internacional También quiso recordar con profundo pesar y dolor a las nuevas víctimas del terrorismo en el mundo desde la tercera edición de este Congreso y se felicitó por los avances registrados en la lucha por su erradicación y por el creciente rechazo y aislamiento social de los terroristas en nuestras sociedades Pagaza pidió que los delitos terroristas queden bajo jurisdicción del Tribunal Penal Internacional y que no prescriban nunca Proyección internacional Madrid, punta de lanza en el reconocimiento a las víctimas Otra de las noticias de este Congreso fue el anuncio del alcalde de Madrid de que el Ayuntamiento ha dado luz verde a la instalación de un monumento a las víctimas del terrorismo, fruto de la suscripción popular promovida por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) que preside Santiago Abascal, con apoyo de la AVT y el Foro de Ermua. El regidor de la capital, que fue muy aplaudido, dijo también en su discurso que, por causa del terrorismo, los madrileños hemos perdido a muchos y muy valiosos ciudadanos pero no consentiremos esa segunda muerte civil que supone el olvido del sufrimiento de las víctimas. Por eso, dijo Gallardón, la única vía posible de acción va de la mano de la consolidación del Estado de Derecho y el imperio de la ley. Cualquier otro camino es una fantasía peligrosa Esperanza Aguirre, por su parte, se congratuló de que Madrid se haya convertido en la capital mundial de la solidaridad con este Congreso, en el que las víctimas, con su ejemplo y testimonio, nos dan impulso moral y coraje cívico