Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 23 s 1 s 2008 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero LA BOLSA, ZP Y SOLBES l dúo Zapatero- Solbes también tiene una responsabilidad importante en el hundimiento bursátil propio. Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) destaca un análisis técnico de Michael Psotta, titulado La expansión española se tambalea El analista alemán no olvida el efecto dominó internacional, pero subraya que las sucesivas caídas bursátiles españolas también tienen orígenes políticos y económicos estrictamente españoles. FAZ recuerda los débiles fundamentos de un crecimiento y una expansión que venían de lejos y que aseguraron algunos años de prosperidad amenazada: Los pilares de la coyuntura española fueron el consumo y la construcción: esos pilares son siempre más frágiles A continuación, el matutino de referencia alemán cuenta por lo menudo las perlas negras de la crisis española: el consumo de las familias y su poder adquisitivo están amenazados por la crisis inmobiliaria. Y, amenazado el consumo, el conjunto de la pasada expansión española queda en cuarentena... A partir de ahí, concluye el analista de FAZ, ese rosario de desastres encadenados afectan al conjunto de los valores bursátiles españoles, víctimas, al mismo tiempo, de las tormentas internacionales, ampliadas en nuestro caso por la fragilidad del modelo castizo atizado por el Gobierno desde hace años. En un plano más político y diplomático, FAZ también destaca otro análisis paralelo de Holger Steltzner- -titulado Crisis de confianza -con una conclusión simple y brutal: buena parte de las crisis bursátiles, nacionales e internacionales, también son crisis de confianza en la marcha de las políticas económicas, internacionales y nacionales. En un plano puramente estadístico, Wall Street Journal subraya que la caída bursátil española se encuentra entre las más llamativas e imprevisibles entre el resto de las tormentas internacionales. En otro terreno, la prensa del cono sur americano subraya masivamente la ausencia de Zapatero en el IV Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo. En México, Milenio destaca la presencia activa del Príncipe de Asturias. Las alegrías financieras En el mes de junio del pasado año, el Congreso aprobó una ley para invertir parte del fondo de pensiones de la Seguridad Social en Bolsa, lo que llamamos renta variable. El señor Solbes decía muy satisfecho que si se hace bien no debe provocar ningún temor y no debemos despreciar la renta variable Solbes, apoyado por Rodríguez Zapatero y por todo el PSOE, se disponía a invertir en Bolsa el dinero de las pensiones de los españoles, y todo desde su conocimiento de la economía, conocimiento que viene demostrando en las sucesivas declaraciones sobre que la crisis no existe o que si existe España está más que preparada para afrontarla. Desconozco si se llegó a invertir parte de ese fondo en la Bolsa, pero, si fue así, en estos momentos los españoles hemos perdido una buena parte de nuestro dinero para nuestras pensiones. Las alegrías financieras, cuando se hacen con el dinero de uno, no merecen ningún reproche, pero cuando se hacen con el dinero de los que durante años hemos cotizado para garantizarnos un retiro digno merecen el más duro de los reproches; si además esa alegría viene acompañada de la mentira permanente para hacer creer a los españoles que vivimos en un paraíso ajeno a los cataclismos financieros del mundo que nos rodea, merece la reprobación de quienes, como los señores Solbes y Zapatero, juegan con la economía y mienten. Ángeles Macías Mora Correo electrónico ¿Soy persona porque lo dice la mayoría? A veces pienso, ante las declaraciones y las intenciones de algunos de nuestros políticos, que están hablando en broma; pero luego, por desgracia, veo que no es así. Me refiero al caso del aborto en plazos. ¿Qué piensan? ¿Que una persona humana empieza a ser persona por tener tres meses, o los que decida la mayoría por referéndum en la Cámara? ¿Desde cuándo una evidencia tiene que ser refrendada por una mayoría o deja de serlo? No, la decisión de una mayoría no cambia la esencia de las cosas. Entonces ¿en qué se basan para decir que se puede abortar antes de los tres meses? ¿Es que el delito de matar depende de la edad de la persona atacada? De verdad, ¿no parece que están hablando en broma? ¿Tienen algún fundamento sus declaraciones? ¿Cómo hay tanto egoísmo como para dejar de defender esas sinrazones? Vamos a ser positivos, vamos a defender y ayudar a la mujer embarazada de otra forma que no sea el aborto. Ni las fieras matan a sus crías. Formas hay muchas, las ONG Provida, RedMadre, la adopción por parte de muchísimos matrimonios españoles, que adoptan niños de otras razas porque no hay niños españoles suficientes para adoptar, porque las madres prefieran matarlos y el Gobierno les ayuda. Ana Llamas Morales. Córdoba E ma de búsqueda de talentos Hijos de Babel dirigido a inmigrantes, donde se invita a los españoles residentes fuera a participar. Horror: otra vez se nos ubica en el corral de los extranjeros. Igual que cuando nos pillan hablando con acento deslocalizado. ¿A quién votaría usted si Rajoy o Zapatero fueran al Río de la Plata a pedir su voto? Déjeme adivinar: usted votaría a quien prometa terminar con esta discriminación absurda. Jorge Bonaldi Doldán, Cantautor. Uruguay La única verdad Señora De la Vega: después de haber escuchado al presidente del Gobierno de España y a varios ministros diciendo cosas sobre la Iglesia que mi mente no puede entender, mi asombro llegó a su cénit cuando el otro día la escuché a usted sobre el mismo tema. La verdad es que a una persona normal y corriente como yo- -a la que la política le trae al fresco- -la paciencia le llega a su fin. Vamos a ver, señora De la Ve- Españoles de segunda Tal vez alguien pueda explicarme por qué a los españoles que vivimos fuera de España se nos trata como a ciudadanos de segundo. Resido en Montevideo, tengo 58 años y un hijo de trece meses, español en toda regla, y este niño no merece ninguna ayuda económica por parte del Estado español por su crimen de haber nacido fuera del territorio patrio. Se suma esto a la falta de equiparación de las pensiones entre españoles territoriales y extraterritoriales Luego resulta interesante ver cómo los señores integrantes de la corporación gubernativa vienen al Río de la Plata a pedirnos el voto, que ciertamente desequilibrará unas elecciones que a priori aparecen muy reñidas. Para peor, vengo a España y veo en la tele un progra- ga: ¿se puede manifestar la gente o no? Y, si se manifiesta, ¿sólo puede decir lo que a ustedes les gusta oír? Y ¿de qué manifestación nos habla... Yo estuve allí y, por cierto, no fui a manifestarme: fui a un encuentro gozoso, festivo y de celebración de la Sagrada Familia (tradicionalmente, la Iglesia lo hace cada año el domingo siguiente a la Navidad) Las familias que en Colón nos congregamos no somos sagradas- -como lo fue la de Nazaret- pero intentamos parecernos a ella viviendo en sencillez y alabanza al Señor con nuestros problemas y sufrimientos- -que también los tenemos, como todo el mundo- Sabemos una cosa: que Dios nos ama como somos. ¿Alguien le ha dicho a usted esto alguna vez? Pues créaselo, porque es la única verdad. Por eso nos reunimos y lo celebramos. Yo estoy casada con el mismo hombre desde hace cuarenta y cinco años, tengo tres hijos y dos nietos y no cambiaría mi familia por todo el oro del mundo. El ir a esta celebración me costó levantarme a las tres de la madrugada y volver a las on- ce de la noche. ¿Cree usted que esto se hace por política? Lola Ruiz Correo electrónico ¿Qué queremos para nuestros hijos? En general nos damos cuenta que les deseamos cuanto a nosotros nos ha hecho feliz, cuanto hemos deseado y no hemos tenido. Quisiéramos todo lo bueno, lo bello, en resumen, la felicidad, ¡qué palabra tan repetida y tan dificultosa de concretar! ¡Una lista de nuestros ensueños ¿Coincide con la que ellos pudieran presentarnos? ¡Qué difícil, casi imposible! Entonces, pensando sensatamente, lo más positivo es agarrarnos a lo tradicional. Que sean buenos, porque la bondad es siempre un don valioso que abre puertas. Que sean abiertos en su carácter; que colaboren con su prójimo, pues está demostrado que la colaboración trae felicidad y satisfacción de hacer algo útil. Que quieran su hogar y sus raíces. Los creyentes acudimos a nuestro interior porque en él está el don del Espíritu Santo, por eso se nos dice que respetemos nuestro cuerpo como casa que es del Espíritu Santo. Carmen Guirado Rodríguez- Mora Badajoz Fe de errores Por un error, en el periódico de ayer, en el cuadro de las cotizaciones del Ibex 35 los nombres de algunos valores aparecen desplazados, por lo que los precios de cierre y el resto de cifras que figuran en la tabla no se corresponden correctamente. La ministra de Medio Ambiente no ha inaugurado la desalinizadora de Valdelentisco, como erróneamente afirmábamos en la edición del pasado domingo, sino que ha visitado la citada planta, ya construida y en fase de pruebas.