Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 s 1 s 2008 Primera división s Vigésima jornada DEPORTES 83 Raúl mantiene el idilio con su antigua casa Marcó a los treinta y tres segundos en una acción de delantero pillo y rompió con una sequía de seis partidos en blanco. Sumó su undécimo gol en un derbi para disfrutar de su victoria número quince en este tipo de enfrentamientos JULIÁN ÁVILA MADRID. Los seguidores del Atlético jalearon a Luis Aragonés durante el calentamiento de los equipos simplemente para incomodar a Raúl. Intentaban meter un poquito de presión al delantero blanco. Una técnica improductiva. Raúl es un iceman (hombre de hielo) dentro del campo. No precisa de improperios o de afrentar para sacar lo mejor que lleva dentro. El capitán blanco ya llegaba al Vicente Calderón con aire de revancha. Acumulaba seis partidos sin ver portería, una travesía demasiado larga para su perfil. Lo había anunciado en la previa del partido. Se ve con confianza y el Atlético representaba el rival idóneo para finiquitar una situación negativa. Sólo hay que tirar de hemeroteca y analizar sus números para llegar a la conclusión de que estaba en el sitio justo, a la hora exacta. Raúl ha disputado veintitrés derbis en su carrera y sólo se marchó cabizbajo del campo en dos ocasiones porque en otras siete se llevó el empate. el resto, catorce, se contabilizan como éxitos. Ayer, pronto, demasiado pronto para los intereses del Atlético, rompió todos los esquemas del rival. El reloj no había devorado el primer minuto (se habían disputado treinta y tres segundos) cuando el 7 remató a bocajarro un centro de Robinho desde el costado izquierdo del ataque. Undécimo acierto para adornar una completísima hoja de servicios. Muchos aficionados rojiblancos, sobre todo los que gozan de buena memoria, retrocedieron en el pasado. Posiblemente hasta noviembre del año 1994, cuando un joven de 17 años clavaba el balón por toda la escuadra del entonces portero Diego. Desde ese fatídico día para los colchoneros, ha mantenido una pelea personal. De esos once goles ha materializado dos dobletes en el Calderón. Uno en la temporada 96- 97 y otro en la 02- 03. El capitán le tiene tomada la medida al Atlético. Y eso que sus primeras botas se las calzó en la casa rojiblanca. Raúl sólo cazó una pieza. La fundamental, a la postre. Luego, dedicó el resto del tiempo a trabajar a destajo como un obrero cualificado, un gesto habitual en su repertorio, con un gasto extra para echar una mano a Míchel Salgado en la banda derecha. Sin duda le vino muy bien el descanso copero. Regalo de Pablo Raúl celebra, con una dedicatoria, el primer gol del partido AP En el Vicente Calderón ha logrado cinco tantos, con dos dobletes en las campañas 96- 97 y 02- 03 Casillas y sus palos evitan la vacunación del Kun Agüero y de Forlán JULIÁN ÁVILA MADRID. Íker Casillas se quitó un peso el año pasado cuando Fernando Torres acertó con la portería del Real Madrid después de muchos años de frustración en el Vicente Calderón. En la antesala de cada derbi todos los periodistas freían al portero con la misma secuencia. ¿Cree que este año rompería El Niño la mala racha? Él respondía lo mismo: A ver si de una vez marca y gana el Atlético para que no me den la lata No le gustan este tipo de especulaciones. Es muy supersticioso. Ahora anda inquieto por el asunto de la imbatibilidad. Llegaba al clásico con su mejor marca bajo los palos: cinco partidos consecutivos con la portería a cero para contabilizar 468 minutos virgen. Muy lejos de los 710 minutos de Paco Buyo, pero a 16 de la marca de Juanito Alonso desde la temporada 58- 59. Está todo claro. Mañana me vacunan el Vicente Calderón en el minuto catorce y adiós al récord señaló a ABC el portero en la antesala del partido. Quiere quitarse un peso (también el de la racha negativa del Atlético en su campo) pero eso es casi incompatible con el triunfo blanco. Ayer, Íker volvió a ser Íker. El mejor portero del mundo y el mejor del 2007 (esto último según la UEFA) Determinante en los momentos más críticos para su equipo acabó por desquiciar a los delanteros rojiblancos. Respondió con espectaculares intervenciones al Kun Agüero y a Forlán en la primera parte a disparos a bocajarro y tiró de sus ángeles más fieles, los palos y el larguero, en las jugadas imposibles. Mantuvo por sexto encuentro consecutivo la portería a cero (en la segunda parte fue casi un espectador más por la superioridad del Madrid) y ya suma 558 minutos sin recibir un gol, todavía muy lejos de Paco Buyo. En el horizonte tiene al Villarreal en el Santiago Bernabéu el próximo domingo, un conjunto con mucha dinamita en la parte de arriba, donde destacan Rossi y Nihat. Otra noche espectacular Pepe sólo pudo aguantar 11 minutos J. A. MADRID. Fue duda hasta el último momento y al final se demostró que no debería haber saltado al campo. De hecho, el central portugués del Real Madrid, Pepe, estaba menos convencido que su entrenador de haberse recuperado de la contusión que sufría en la tibia derecha, y que le tuvo apartado del equipo en los últimos días. Bernd Schuster, sin embargo, decidió forzar su presencia porque necesitaba a Ramos como lateral derecho. Dos carreras para neutralizar sendos ataques rojiblancos fueron suficientes para que el zaguero pidiese el cambio.