Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID www. abc. es madrid LUNES 21- -1- -2008 ABC El pequeño comercio de Sol renuncia a aprovechar la apertura en domingos Apenas medio centenar de tiendas, de las mil autorizadas, abrieron sus puertas ayer s Sólo las grandes superficies lo hicieron LETICIA TOSCANO MADRID. La iniciativa de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid de declarar el barrio de Sol como zona de gran afluencia turística para que sus comercios puedan abrir todos los días del año no ha logrado convencer a la mayoría de los empresarios, que ayer mantuvieron sus establecimientos cerrados. En calles como Preciados, el Carmen o Arenal, apenas fueron medio centenar los pequeños comercios que abrieron sus puertas al público, la mayoría dedicados a la venta de souvenirs y artículos típicos de Madrid. En principio, la medida favorecía sobre todo a las grandes superficies ya que los establecimientos de menos de 300 metros ya estaban autorizados a abrir los domingos y festivos. Sin embargo, ni siquiera todas las grandes cadenas se han acogido a esta iniciativa. Si bien El Corte Inglés ya ha anunciado que abrirá todos los domingos, ayer no abrió ninguna tienda del grupo Inditex- -Zara, Bershka, Stradivarius, entre otras- ni tampoco lo hicieron los comercios de firmas como H M o Camper situados en la zona. Si todos los establecimientos optaran por abrir, la medida afectaría a 934 tiendas, 188 hoteles y 316 locales de restauración. El pasado domingo día 13 estaba recogido en el calendario comercial de la Comunidad de Madrid como festivo, por lo que los negocios de estas calles del centro permanecieron abiertos y expectantes. Muchos aprovecharon ese día para evaluar cuál sería la acogida del público ante esta iniciativa y el resultado fue decepcionante. Tenía que haber sido un día excelente por la época de rebajas, pero no fue así confirmó a Ep Florencio Delgado, presidente de la Federación Madrid Centro. Según Delgado, la iniciativa ha sido un fracaso porque esta ley es un traje hecho a la medida de los grandes, y ni siquiera a ellos parece interesarles porque no hay público suficiente Así, muchas de las tiendas que abrieron el domingo 13 y no obtuvieron los beneficios esperados, ayer optaron por no levantar los cierres. Es el caso de Etam, un comercio de lencería situado en la calle del Arenal cuya dependiente reconocía el lunes que el fin de semana había sido muy flojito El número de clientes no es el único factor que influye a la hora de tomar la decisión de abrir o no. Para la mayoría de los pequeños comercios, abrir un día más a la semana supone contratar a otro trabajador, un coste que muchos no pueden sufragar. Me niego a trabajar todos los domingos, yo también quiero descansar reivindicaba la dependienta de la zapatería Vas que después del mal domingo 13, ayer tampoco abrió. En la misma línea se manifestaban los propietarios de algunos establecimientos emblemáticos de la Puerta del Sol. Nosotros tenemos un negocio familiar, que queremos mantener por tradición, ya que esta es la quinta generación que lo lleva. En realidad, sacaríamos más dinero alquilando el local, con lo bien situado que está, que compitiendo en estas circunstancias comenta Arturo Llerandi, de la fábrica de abanicos Casa de Diego. Llerandi Día 13, un experimento Los establecimientos de cadenas como Inditex, H M o Camper estuvieron cerrados Sacaríamos más dinero alquilando el local que teniendo que competir en estas circunstancias Falta de trabajadores afirma que, de momento, no van abrir ya que cada vez es más difícil encontrar personal para trabajar en el comercio y si encima tienen que venir domingos, será imposible contratar a nadie La misma opinión la mantenían en Lanas Alondra: Ni abrimos, ni tenemos pensado abrir sentenciaban. Aunque esta es la postura mayoritaria, otros empresarios decidieron probar suerte y abrir sus puertas. Es el caso de la zapatería Águeda, en la Carrera de San Jerónimo, cuyos propietarios no se mostraban muy convencidos ante la idea de abrir cada domingo. Hemos venido nosotros, porque no podemos obligar a los empleados reconocía uno de los dueños. Para él, abrir los domingos no es la solución porque la gente tiene tiempo de sobra para comprar y ni siquiera cerramos a medio día el resto de la semana Además, en esta zapatería comentan que esta iniciativa sólo beneficiará al turismo extranjero, que compra cualquier día, pero no al de Y encima... las obras El horario de apertura no es lo único que atormenta a los comerciantes de Sol. Las obras que el Ministerio de Fomento comenzó en 2003 para construir una macroestación en pleno centro de Madrid no parecen tener fin y están acabando con la paciencia de los comerciantes de la zona. Así lo manifestó a ABC el portavoz de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de Montera y Adyacentes (AMYA) Julio Ramírez. El Corte Inglés y otras grandes superficies optaron por abrir Según esta asociación, el retraso en las obras está teniendo una repercusión muy negativa en los negocios de las calles en las que Fomento está realizando los trabajos y algunos hasta se están viendo obligados a cerrar sus establecimientos. Hay un ruido constante y la valla quita visibilidad. La gente no sabe lo que hay en la acera de enfrente y eso nos afecta mucho comenta una empleada de una tienda de souvenirs. Esta trabajadora reconoce que si ella fuera turista tampoco pasearía por Sol, es muy desagradable