Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 s 1 s 2008 RELIGIÓN 29 El cardenal Sistach tomó posesión de las catacumbas de San Sebastián J. V. B. CORRESPONSAL ROMA. Como muestra de unión con el Obispo de Roma, cada cardenal tiene una iglesia titular en la ciudad, y el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, tomó ayer posesión de la suya: nada menos que la de las Catacumbas de San Sebastián, una de las más importantes. En su homilía, que pronunció en italiano, el cardenal Sistach invitó a mostrar públicamente la propia fe, sin dejarse intimidad por las andanadas de la cultura laicista que pretende vaciar la vida pública de símbolos y resortes espirituales, auténticos generadores de calidad moral y de humanización El embajador cerca de la Santa Sede, Francisco Vázquez, asistió al acto. Martínez Sistach fue nombrado cardenal el pasado mes de noviembre junto a los también españoles Agustín García- Gasco y Francisco Robles Ortega. Primera misa del nuevo Prepósito de la Compañía de Jesús, el español Adolfo Nicolás, tras su elección en Roma AFP El Padre Nicolás invita a los jesuitas a servir a los pobres y los marginados El nuevo Prepósito General revela que al entrar en las habitaciones de San Ignacio sintió deseos de escapar pero las puertas estaban cerradas JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El nuevo Prepósito General de los jesuitas, Adolfo Nicolás, se metió ayer a toda la Compañía en el bolsillo por su buen humor y su énfasis en el servicio a los pobres y los marginados en la misa de acción de gracias en la iglesia del Gesú, ante las reliquias de San Ignacio de Loyola. Varios centenares de sacerdotes jesuitas y casi un millar de fieles aplaudieron calurosamente al padre Kolvenbach y al Padre Nicolás cuando cada uno de ellos hizo su entrada en templo. El ambiente era solemne y emocionado, pero quizá un poco tenso, y el nuevo Prepósito General rompió el hielo con varias bromas como advertir que esto no va a ser un mensaje al mundo, sino una simple homilía o criticar a la Prensa que ha caído en clichés que si Papa blanco, que si Papa negro, que si poder, que si rumores... Nosotros estamos aquí para servir a Dios El clima se volvía familiar, casi íntimo, a medida que el sacerdote palentino revelaba detalles de su intimidad espiritual. Al visitar las habitaciones donde vivió San Ignacio y donde se nota con fuerza su presencia le dieron ganas de escapar, ¡pero las puertas estaban cerradas! Comentó también que el sábado, cuando fue elegido, sufrió una especie de shock que pudo superar gracias al apoyo fraterno y la ayuda de mis hermanos El ceremonial incluye, tras el juramento de fidelidad, que cada uno de los 217 electores pase a mostrar acatamiento al nuevo Prepósito. En la práctica es un gesto de familia, un apretón de manos o un abrazo, según el conocimiento mutuo anterior. Algunos aprovechan el momento para decir algo, y el Padre Nicolás relató que durante el saludo, uno de vosotros me dijo: no te olvides de los pobres Ayer dejó absolutamente claro que no va a hacerlo, en una homilía pronunciada sin papeles y en un italiano muy correcto que resultaba divertido por su acento inglés, fruto de tantos años en la Sophia University de Tokio y al frente de los provinciales jesuitas de Asia y Oceanía. El Padre Nicolás centró sus palabras en la llamada al servicio y en el mensaje de salvación a todas las naciones anunciado por el profeta Isaías en la primera lectura de la misa. Con gran coherencia, y haciendo notar incluso la diferente calidad de las traducciones de Isaías- -en este caso mejor la italiana que la española- Adolfo Nicolás comentó que servir a los demás complace a Dios y que, como ha recordado Benedicto XVI Dios es Amor Si Isaías profetiza un mensaje de salvación a todas las naciones el nuevo Prepósito General señaló que hoy ese concepto no debe tomarse en sentido geográfico. Según explicó, este mensaje de salvación universal no puede reducirse a naciones geográficas porque hay otras comunidades no geográficas que son para nosotros las nuevas naciones: los pobres, los materializados, los marginados, los disminuidos y los excluidos de la globalización a quienes en su opinión debe orientarse el servicio de la Compañía de Jesús. Este sacerdote de 71 años- -español de nacimiento pero con el corazón en Asia después de haber pasado casi toda su vida en Japón y Filipinas- recordó con especial cariño su servicio a una comunidad de inmigrantes filipinos pobres en Tokio después de haber sido provincial de Japón. Allí, una inmigrante filipina aconsejaba a otra, ante un problema de posible divorcio: Vente conmigo a rezar, porque nosotros los pobres tenemos solamente a Dios El nuevo Prepósito recordó que la 35 Congregación General sigue su curso y que los participantes tienen que estudiar juntos a dónde debe ir, en este momento de la historia, nuestra actividad y nuestro servicio reiterando que una buena parte se destinará a tantas naciones humanas que no son geográficas. Nuestra misión es servir a los demás, a esas naciones, no a nosotros El embajador de España cerca de la Santa Sede, Francisco Vázquez, asistió en primera fila a una ceremonia caracterizada por el esplendor litúrgico y por la emoción. Impresionaba ver a casi medio millar de sacerdotes revestidos de ornamentos blancos que rezaban con intensidad, cantaban con tono vibrante en cuatro o cinco idiomas, y disfrutaban a todas luces esta primera intervención pública de su nuevo Padre General. Servir a los demás Dios es amor El ambiente era solemne, pero quizá un poco tenso, y el Padre Nicólas rompió el hielo con varias bromas, como cuando advirtió que esto no va a ser un mensaje al mundo, sino una simple homilía