Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Precampaña electoral s Gallardón, fuera de las listas del PP LUNES 21 s 1 s 2008 ABC Gallardón dejará de acudir a la reunión de maitines del núcleo de poder en el PP Sólo asistirá a mítines electorales en el País Vasco y Cataluña y a un único acto en Madrid de apoyo a Pizarro J. A. MADRID. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, ha decidido que próximamente dejará las reuniones que, a primera hora de la mañana de los lunes, celebran en la sede de la calle Génova los principales dirigentes del PP, conocidas como maitines Fuentes cercanas a Gallardón argumentan a ABC que se trata de una decisión meditada, que considera un contrasentido seguir acudiendo a la cita del núcleo duro de poder cuando se ha decidido su exclusión de la candidatura por Madrid a las elecciones del próximo 9 de marzo. Si no se confía en él para ir en las listas, sus opiniones tampoco será relevantes en maitines señalan las fuentes consultadas por este periódico. Lo cierto es que estas reuniones han perdido nivel en los últimos meses. Unas veces por problemas de agenda y otras por cuestiones estratégicas, Rajoy ha ido espaciando los encuentros creados por Fraga y continuados por Aznar. Con el objetivo de analizar los asuntos de la vida política y coordinar la acción del partido y los grupos parlamentarios, a maitines han acudido en esta legislatura Rajoy, Acebes, Zaplana, García- Escudero, Mayor Oreja, Arenas, Piqué (hasta que decidió abandonar la política, en julio) el alcalde de Madrid y Carlos Aragonés, como asesor personal de Rajoy. Últimamente se incorporó Juan Costa, director del programa electoral. A estas reuniones nunca ha asistido Aguirre. La presencia de Gallardón en maitines y el liderazgo de Aguirre en el PP madrileño era interpretado en Génova como un reparto de poder entre los dos principales dirigentes populares en la capital. La decisión del regidor madrileño de no acudir más a las reuniones del núcleo duro de poder en el PP viene a alimentar las dudas sobre la continuidad de Gallardón en la vida política, que el alcalde no despejará hasta el 10- M. Es más, la crisis sigue abierta pese al aparente cierre de filas escenificado ayer en el acto electoral del PP en Madrid. El saludo con el líder del PP fue frío. Rajoy y Gallardón no aprovecharon el mitin para mantener conversación privada alguna, ni antes ni después del acto. Con Esperanza Aguirre las relaciones más que frías están criogenizadas. En el acto de ayer ni se saludaron. Además, hoy el alcalde no asistirá al desayuno informativo que la presidenta de la Comunidad protagonizará, como ha venido haciendo el regidor madrileño en todos los actos de este tipo en los que conferenciaba Aguirre. En esta línea, Gallardón ya tiene decida cuál será su participación en la presente campaña electoral, que centrará en los mítines que se celebren en el País y Vasco y Cataluña. En principio, en Madrid tiene previsto acudir a un único acto en apoyo a Manuel Pizarro. Pese al encuentro Gallardón- Fraga de la semana pasada en el Senado, el alcalde no varía lo dicho hasta ahora: decidirá su futuro tras el 9- M. El único compromiso con el presiente fundador es que, pase lo que pase estará a la altura de las circunstancias según las fuentes consultadas. Gallardón consulta su móvil durante la intervención, ayer, de Rajoy en la clausura de la conferencia de Educación del PP ERNESTO AGUDO JUNTOS, PERO SIN HABLARSE NI SALUDARSE Era la primera vez que iban a coincidir Rajoy, Gallardón y Aguirre tras la discusión del martes. El alcalde y la presidenta ni siquiera se cruzaron una mirada POR M. CALLEJA MADRID. Vaya trago. Después de la semana amarga que ha pasado, el alcalde de Madrid quiso estar ayer en un acto electoral del PP sobre educación, como muestra de apoyo al candidato, Mariano Rajoy. Era el reencuentro Alberto RuizGallardón llegó un cuarto de hora antes, pero el salón de convenciones ya estaba lleno. Los militantes del PP le recibieron con un cálido aplauso, que el alcalde agradeció. ¡Ánimo, alcalde! ¡campeón! le decían en el paseíllo que tuvo que dar hasta alcanzar la primera fila. Su cara lo decía todo. Había llegado de Moscú el día anterior, pero su gesto no era de cansancio, no, era de otra cosa. Una mezcla de tristeza y disgusto no digerido. A su lado, como siempre, el vicealcalde, Manuel Cobo. Tampoco se separó de él otra edil de su equipo, Pilar Martínez. Pío García- Escudero, al quite, le arropó. Poco después entraron en escena Mariano Rajoy, Ángel Acebes, Esperanza Aguirre y Juan Costa. Ayer no hubo blues del autobús Hasta hace una semana, y desde que empezó la precampaña, los dirigentes del PP, todos juntos, partían desde la calle de Génova en el pepebús y llegaban a la vez a los actos públicos. Esa imagen se ha quedado de pronto antigua, para el recuerdo. Cada uno llegó por su cuenta. Rajoy se acercó al alcalde y le dio la mano. Fue un saludo frío, rápido, sin comentarios. El alcalde se sentó en un extremo de la primera fila. En el PP dicen que respondía al protocolo. ¿El alcalde en una esquina? A su izquierda, Pío García- Escudero. Más allá, Acebes y su esposa; al lado, Rajoy y, por fin, Esperanza Aguirre- -cuatro sillas de por medio- La presidenta miró hacia donde estaba Gallardón, como esperando una respuesta, sin saber muy bien qué hacer, y como el alcalde, todo serio, no la miró ni una sola vez, optó por quedarse quieta. No hubo saludo entre el alcalde y la presidenta, ni una sola mirada cruzada. Tras hablar Juan Costa, llegó el turno de Aguirre. En su saludo inicial, le dedicó un querido Alberto camuflado entre otra docena de alusiones. Y nada más. El alcalde, a lo suyo, piernas y brazos cruzados, mirando ahora al móvil, ahora al escenario. Cuando los demás aplaudían, sus manos chocaban tres veces, una, dos y tres, despacio y sin ningún entusiasmo. Y volvía al móvil. Rajoy cerró la sesión. Gracias a todos los que nos acompañáis hoy aquí. A todos remachó. Gallardón se mantuvo serio la hora que duró el acto del PP. Cuando acabó de hablar el presidente popular, hubo otro apretón de manos entre los dos. El alcalde se marchó el primero, y sólo se detuvo, se dio la vuelta y saludó sonriente con la mano cuando el público le aplaudió en el pasillo. Página web del candidato popular en http: www. pp. es