Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 20 de Enero de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.637. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. La fe contra las reglas de juego Juashaunna Kelly, una atleta juvenil, protagoniza en EE. UU. una polémica del tipo alianza de civilizaciones al ser descalificada por utilizar una malla y capucha siguiendo sus estrictas creencias musulmanas POR PEDRO RODRÍGUEZ uashaunna Kelly cursa el último año de bachillerato en un high school de la capital de Estados Unidos. La joven afro- americana es un portento del atletismo. Ninguna muchacha de su edad en el Distrito de Columbia le ha conseguido ganar durante la actual temporada. Pero estos días, Juashaunna no es famosa por sus habilidades deportivas, sino por haber sido descalificada de una importante competición regional por utilizar una malla y capucha en cumplimiento de sus estrictas creencias musulmanas. Durante sus tres temporadas compitiendo en los equipos de su instituto, la joven ha utilizado este unitardo de color azul y naranja, que le cubre la cabeza, los brazos, el torso y las piernas. Y por encima de esa malla a la medida, que le permite cumplir con el precepto de su fe de no mostrar en público más piel que la de su cara y sus manos, la estudiante se coloca el uniforme de pantalón corto y camiseta del Theodore Roosevelt High School Al acudir el sábado pasado con su equipo a una competición regional celebrada en el vecino Estado de Maryland, los jueces del evento han impedido la participación de la joven por razón de su atuendo. Lo que ha cerrado a Juashaunna la posibilidad de participar en otro torneo todavía más importante, previsto para febrero en Nueva York y frecuentado por docenas de seleccionadores universitarios en busca de jóvenes talentos deportivos. El director de la competencia en Maryland, Tom Rogers, ha justificado la polémica descalificación en virtud de reglas federativas que exigen uniformes de color sólido y sin adornos Según Rogers, todo deporte tiene reglas de COSAS MíAS Edurne Uriarte DE LOS BOLSOS o del PSOE con la impresentable e indecente riqueza de Manuel Pizarro me recuerda a la guerra de los bolsos que tuvo lugar en Gran Bretaña hace unos meses. Por su enjundia argumental y trascendencia ideológica para el socialismo del siglo XXI. La ministra de Justicia, Harriet Harman, denunció la injusticia de que alguien pudiera gastar 15.000 euros en un bolso cuando hay familias que no pueden llegar a fin de mes. Miraba de reojo a su compañera del Partido Laborista Hazel Bears. La aludida aclaró que su bolso le había costado únicamente 370 euros y que, además, el Gobierno no era quién para decirle cómo se gastaba su dinero. Contraatacó la ministra que ella jamás había tenido un bolso de más de 70 euros. No se ha sabido que la ministra se redujera su sueldo al salario mínimo para ser totalmente solidaria con quienes no llegan a fin de mes. Y mi escepticismo me dice que tampoco el PSOE va a trasladar esa conciencia social de los bolsos que le ha entrado con Pizarro a sus propias filas. Dado que para dirigir la política económica de un país hay que experimentar en carne propia las dificultades de las familias modestas, tendrían que proponer para ese lugar a aquellos que no puedan comprarse nada más que un bolso de H M. Quienes puedan permitirse los de Zara podrían aspirar a la secretaría de Estado. Aquellos que, como Solbes, pueden pagar uno de Purificación García podrían quedarse quizá con una subdirección general. Y quienes puedan hacerse con uno de Loewe, como Pizarro, o como el propio Zapatero, a juzgar por el precio de sus trajes, a la centralita telefónica. A demostrar conciencia social. LA GUERRA L J Juashaunna Kelly, en plena carrena el pasado octubre en Washington uniforme y esto no tiene nada que ver con discriminación religiosa Pero el entrenador y la madre de la deportista se han quejado de la cuestionable falta de criterio demostrada con exigencias sucesivas y contradictorias, además de argumentar que el año pasado la joven pudo participar sin ningún problema. Los antecedentes no juegan a favor de esta veloz atleta. La universitaria Andrea Armstrong tuvo problemas en el 2004 para participar en una liga de baloncesto utilizando velo junto a camise- AP tas y pantalones largos. La Universidad del Sur de la Florida solicitó una excepción pero Armstrong abandonó su equipo antes de que se tomara una decisión. En cualquier caso, Juashaunna Kelly se ha quedado sin opciones para competir en Nueva York. Su historia ha sido portada del Washington Post generando amenazas anónimas para todos sus protagonistas. Pero para la joven lo peor de todo es que alguien piense que su indumentaria es una ventaja especial para correr más rápido.