Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20- -1- -2008 Se cumplen cincuenta años de la muerte del director de orquesta Ataúlfo Argenta 85 hacer esto como quien va a un funeral y cumple con el consabido te acompaño en el sentimiento Aquí lo que yo quiero es decirles: Te voy a dar un abrazo porque esto que pasó lo siento aún muy dentro y así acompañarte como pueda en esa realidad tan triste Septuagenario dibujante de gran humanidad y una amplia carrera a sus espaldas, más reconocida fuera que en España, confiesa que, ante la dureza de algunas imágenes, no puede evitar una pusión hacia lo onírico, es como si quisiera huir de ellas Por eso, aunque su trabajo es en todo momento de estilo realista, en su cabeza bullen imágenes como la del Guernica picassiano, donde el dolor se transfigura sólo en color y torsión de la forma. Por su parte, Guiral relata que ha pasado poco tiempo desde que conocimos la sentencia y aún estamos en un proceso de documentación, que será meticuloso, pero ya tenemos muy claras las cosas Para empezar, el volumen tendrá unas 120 páginas. La historia comienza con la lectura de la sentencia por parte del juez Bermúdez. La última imagen será la de las víctimas y el público abandonando el Tribunal después de haber escuchado las penas a las que los reos fueron condenados. Es nuestro homenaje al juicio Con la lectura, el cómic avanza por los escenarios de la tragedia, convirtiendo en acción ordenada cronológicamente la investigación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que se vieron reflejadas en el texto judicial, en el capítulo de hechos probados. También, añade Giral, tienen perfectamente claro el enfoque: No vamos a inventar nada, porque el único documento válido es la sentencia. A lo que dice el Tribunal sólo añadiremos el calor humano que se desprende de la tragedia Si a los miembros de este equipo les pides una crítica (constructiva) del cómic americano del 11- S, todos coinciden en que es algo frío y, en ocasiones, árido. Está claro y ordenado, pero le falta ese pálpito humano, que nosotros buscamos por encima de todo respetando el dolor y esas vidas que no son sólo una cifra ¿Y cómo empaparse de algo tan esquivo? Repartimos las (Pasa a la página siguiente) 120 páginas y todo muy claro afectadas en primer término. Todos tenemos amigos y familiares, como tenían las víctimas. Por cada una de ellas existen cientos de personas que recuerdan esa ausencia o esa herida, porque dependían de ellos. Tenemos que intentar explicar su dolor, con el máximo respeto Las víctimas han expresado muchas veces el dolor que les causa volver a ver las imágenes. ¿Qué piensan de ello? Redondo añade que hemos decidido que figuras reconocibles no se van a ver, porque lo primero es, para nosotros, ese respeto. Incluso, en los primeros bocetos, como el de la Kangoo, verá que no he puesto matrícula al coche que hay junto a la furgoneta. ¡Es que la crueldad de los hechos ya es bastante como para añadir detalles morbo- Respeto a las víctimas sos! Sí se verán ruedas, cascotes, los trenes, y claro, a los culpables y a las figuras públicas que tengan que salir, jueces, políticos, letrados. Pero las víctimas nunca, es lo que más nos importa respetar. Creo que unos y otros vamos a criticar mucho nuestro trabajo para llegar al mejor resultado Para pintar el dolor, el propio Redondo ha concebido un recurso que figura en el dibujo del tren que reproducimos en esta página y que explica así: Aunque el cómic será en color, habrá viñetas en blanco y negro, con el fin de manifestar el luto. Son imágenes tan tristes que yo las veo negras, o como mucho, grises Una de las mayores virtudes de este equipo es la empatía que demuestran en todo momento, cómo hacen propia la dolorosa historia ajena. Redondo insiste en que no se trata de Primeras viñetas del proyecto: imagen del atentado (arriba) de la furgoneta Kangoo y de los acusados durante el juicio