Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MADRID DOMINGO 20 s 1 s 2008 ABC UNA Y MEDIA Jesús Higueras El obelisco de Calatrava se instalará en la plaza de Castilla en verano de 2009 El proyecto se encuentra en fase de contratación para la ejecución de la obra ABC MADRID. El obelisco que el arquitecto Santiago Calatrava ha diseñado para la Fundación Caja Madrid, y que ésta donará a la capital, será instalado en la plaza de Castilla en el verano de 2009, una vez terminado el proceso de fabricación de sus piezas, informaron a Ep fuentes de la Fundación. En estos momentos, el proyecto se encuentra en fase de contratación para la ejecución de la obra, una vez finalizada la fase de diseño por parte del arquitecto valenciano. Así, el modelo final del obelisco consta de una pieza central en forma de mástil vertical cilíndrico de acero, de 2 metros de diámetro y 93 de alto, anclado sobre un trípode también de acero que sostiene el monumento salvando el túnel de tráfico del paseo de la Castellana, y que forma un tronco de cono elevado en su vértice seis metros sobre el rasante de la plaza y de una anchura de unos tres metros. Al mástil cilíndrico van fijadas exteriormente 462 costillas basculantes de bronce dorado, de 7,70 metros de alto cada una, agrupadas en once tramos enlazados en sus extremos superior e inferior. Lleva unos mecanismos que dotan de un movimiento suave basculante a las costillas que produce un efecto de onda ascendente por todo el fuste. Además, el monumento estará iluminado desde su base y todo a lo largo del perímetro exterior del tronco de cono. Las diferentes piezas de la escultura se montarán in situ en el centro de la plaza, justo en el espacio que ahora ocupa la fuente ajardinada pero cubriendo sólo el perímetro de la fuente. De esta manera, el único elemento que se verá afectado en la plaza es la actual fuente, que desaparece para que el obelisco y su base ocupen su lugar. El obelisco de Calatrava se- CORDERO ste es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo Con esta frase mostraba Juan a su primo Jesús de Nazaret, y no le señalaba como uno más, sino que ya daba a conocer su misión y su identidad, puesto que Jesús vino a la tierra no simplemente para dar una doctrina o dejar unas enseñanzas e incluso un ejemplo maravilloso, sino que sobre todo vino a dar su vida para provocar nuestra salvación y nuestra reconciliación completa con Dios. Para un hebreo escuchar la expresión Cordero de Dios tenía unas connotaciones profundamente religiosas, puesto que en los sacrificios y especialmente en el sacrificio pascual, hacia esa referencia al paso salvador de Dios y liberador en su pueblo. Con esto Juan declara que Jesús no es un hombre más, que Jesús siendo verdadero hombre está tocado por la misma divinidad, es más, es el mismo Hijo de Dios y de hecho, Él da testimonio de que es el Hijo, no un hijo de Dios, sino el Hijo por excelencia. Si no entendemos a Jesucristo desde esta clave humana pero también divina, nunca entenderemos la importancia de su figura. Cuantas biografías, libros y películas se han hecho a cerca de Jesús de Nazaret, pero si en ellas se olvida y no queda suficientemente definida su divinidad, se está ocultando la parte más importante de Él. En este segundo domingo del tiempo ordinario, nosotros afirmamos con claridad que es Dios de Dios, luz de luz, que Cristo es el Dios verdadero del Dios verdadero, engendrado y no creado, y que es de la misma naturaleza que el Padre, aunque también sea hombre. Esta es la fe que siempre hemos mantenido los cristianos ante diferentes posturas que pretendían enseñar otras cosas. Afirmamos la humanidad, pero también afirmamos de un modo maravilloso la divinidad de este Cordero, de Dios, que ha venido a quitar el pecado del mundo. E EL OBELISCO DE LA CAJA LA PRIMERA OBRA DE CALATRAVA EN MADRID Altura: 90 metros Diámetro: 5- 6 metros Estructura: Tubo de acero central, apoyado en una base de hormigón armado, asentada sobre una cimentación en pilates rá un regalo de la Fundación Caja Madrid, que lo financia íntegramente, a la ciudad de Madrid a través de su Ayuntamiento con ocasión de la celebración del tercer centenario de la fundación del Monte de Piedad de Madrid por el Padre Piquer en 1702. La razón por la que se eligió la plaza de Castilla para ubicar este singular ornamento es porque es la Puerta de Europa un eje clave del urbanismo más contemporáneo de Madrid y emplazamiento actual, además, de la sede central de Caja Madrid, y porque el Ayuntamiento ha considerado que ese punto era el lugar idóneo para esta primera obra que Santiago Calatrava ejecuta en Madrid según aseguran fuentes de la entidad. Por extraño que parezca, la ciudad de Madrid no contaba con ningún proyecto de uno de nuestros arquitectos más internacionales. En palabras de su alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, ésta era una herida que nos dolía Una herida histórica que se cerró hace tres años con la presentación del obelisco. En un principio, se había fijado una altura de 120 metros para la obra. El obelisco competiría, entonces con las dos torres KIO y con las cuatro torres de la Castellana, que se levantaban unos metros más al norte. Con el paso del tiempo, sin embargo, el proyecto fue menguando hasta los 70 metros de altura, aunque después se fijó una altura definitiva en los 93 metros. Construir en esta ciudad siempre ha sido un deseo para mí; esta columna sustentará el cielo de Madrid señaló Calatrava a ABC el día de la presentación del proyecto, que guarda recuerdos muy gratos de una ciudad a la que regresa siempre que puede (se le suele ver por los museos) y que, en su opinión, ha evolucionado urbanísticamente muy bien hasta el punto de convertirse en una de las más importantes de Europa Su triple faceta de arquitecto, ingeniero y escultor se aprecia perfectamente en esta pieza, que cabalga entre las tres disciplinas: Es una síntesis de mi trabajo Calatrava estudió Bellas Artes, Arquitectura e Ingeniería, e hizo el doctorado en Mecánica. Una herida que dolía Plaza de Castilla Montaje in situ Puerta de Europa (Torres Kio) 115 m. de altura OBELISCO Plaza de Castilla El obelisco se compone de doce anillos, sobre los cuales van montadas barras de bronce, los cuales giran alrededor del tubo, a lo largo de los 90 m. de altura El obelisco llevará en su base un motor y estará iluminado interiormente ABC Pedro Sánchez- C. G. Simón