Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 s 1 s 2008 INTERNACIONAL 37 Serbia acude a las urnas dividida ante la secesión de Kosovo y las promesas de la UE Los sondeos presagian una segunda vuelta de las presidenciales entre el liberal Tadic y el radical Nikolic SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Bajo la sombra del descontento social por la incapacidad del Gobierno de reactivar la economía del país, y el desconcierto colectivo por la inminente pérdida de Kosovo, un total de 6,7 millones de electores serbios, eligen hoy al presidente de la república. Son precisamente esos problemas, según los analistas y las encuestas de la calle, los que determinarán el voto de hoy. Se trata de unos importantes comicios, aunque no decisivos. Son importantes porque el nuevo Jefe del Estado será quien dirija el país, en un momento extremadamente delicado en el que va a ser inevitable la independencia de Kosovo. Pero no son decisivos, porque el presidente de Serbia da las pautas a seguir, pero no lo decide. Las encuestas se muestran unánimes al señalar que las alternativas reales, entre los nueve candidatos que participan en los comicios, son dos: el nacionalista Tomislav Nikolic, candidato del Partido Radical de Serbia (SRS) y el liberal Boris Tadic, presidente saliente y candidato del Partido Democrático (DS) Las agencias de sondeos atribuyen a Nikolic la primera mayoría con entre tres y seis puntos de diferencia sobre Tadic, pero ambos con un porcentaje de votos muy por debajo del 50 por ciento necesario para ser elegido en la primera vuelta. Esto supone que habrá una segunda el 3 de febrero próximo, lo que sería de nuevo una réplica de las presidenciales de 2004. Pero como se ha demostrado en otras oportunidades, el electorado serbio es tremendamente imprevisible. Nikolic- -euroescéptico- -centró su campaña en el eslogan Con Serbia con todo el corazón Apuesta por el voto pasional y el de protesta. Promete defender sin nuevas guerras y con la ayuda de Vladimir Putin, que apoya a Tadic, la soberanía serbia sobre Kosovo; erradicar la corrupción; favorecer una economía más acorde con las necesidades sociales y ocupacionales del país y de distanciarse de Estados Unidos y de la UE, favoreciendo un acercamiento con Moscú. Sostiene que si la UE reconoce la independencia de Kosovo, anulará cualquier acuerdo de integración. Tadic por su parte, es visto por Bruselas y Washington como un político racional y pro europeo, capaz de hacer frente a una reacción emocional y nacionalista en Serbia por la pérdida de Kosovo. Occidente le ha apoyado retrasando la proclamación de la independencia de Kosovo hasta después de estos comicios. tura hacia la UE. Tampoco acepta la independencia de Kosovo, pero sostiene que las divergencias con Occidente sobre este punto no deben bloquear la integración de Serbia en la Unión. Sin embargo tiene en su contra una serie de importantes factores como es, entre otros, un sentimiento de frustración muy generalizado en toda Serbia que podría llegar a deparar importantes sorpresas electorales como podría ser el voto de protesta en favor de su rival, Tomislav Nikolic. Kosovo y UE En su campaña electoral, Tadic insistió en que se podía compatibilizar la dignidad nacional con una política de aper- Serbia elige hoy presidente entre el nacionalista radical Nikolic (derecha) y el actual Jefe del Estado, el liberal Tadic (izquierda) AFP Boris Tadic Presidente saliente de Serbia Tomislav Nikolic Candidato a la Presidencia de Serbia EL ÚLTIMO BALUARTE DE LOS EUROENTUSIASTAS Pertenece a la tradición liberal del asesinado primer ministro Zoran Djindjic S. TECCO Boris Tadic, cincuenta años, presidente de la república desde junio de 2004, es una persona afable y jovial que infunde tranquilidad. Se le considera el último baluarte fiel del camino hacia la integración europea. Nacido en Sarajevo, es miembro de una familia de intelectuales serbios. Su padre Ljubomir, historiador y académico, nunca ha negado su nacionalismo, al contrario que su madre, psicóloga, de quien heredó su liberalismo. Tadic estudio también psicología en Belgrado, donde se adhirió en los noventa, a la oposición democrática que durante un decenio luchó contra Milósevic. Tras su caída en 2000 Tadic aparece como miembro destacado del Partido Democrático del primer ministro Zoran Djindjic, asesinado en 2003, con quien fue ministro de Telecomunicaciones y Defensa. Tras el asesinato Tadic, se hizo cargo de la dirección del PD y en los comicios presidenciales del 2004, derrotó en la segunda vuelta a su contrincante, el nacionalista Nikolic. PIEL DE CORDERO UN NACIONALISTA CON Voto visceral Fundó con Seselj, acusado de crímenes de guerra y limpieza étnica, el Partido Radical de Serbia S. TECCO Tomislav Nikolic o Toma, como lo llaman sus partidarios, es considerado como uno de los mayores exponentes de la llamada Serbia profunda nacionalista y revanchista que hoy vende un nacionalismo con rostro humano pero siempre ha sido la sombra del líder del Partido Radical de Serbia (SRS) Vojislav Seselj, que se enfrenta en La Haya a un proceso por incitación al odio étnico y crímenes de guerra. Con él fundó en 1991 el SRS y recibió el título de Duque chetnik que remite a los grupos fascistas que apoyaron a los alemanes, durante la ocupación nazi. Nació en Kragujevec, el 15 de febrero de 1952 y es topógrafo de profesión. Aliado del ex presidente Slobodan Milósevic, fue en 1999 vicepresidente del Gobierno de Serbia y vicepresidente del Gobierno federal de la ex Yugoslavia. Por primera vez se presenta como candidato a la presidencia en 2000. Adquirió peso político en las presidenciales de 2004 al ganar la primera vuelta a Tadic con el 30,1 por ciento de los votos.