Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20- -1- -2008 RELIGIÓN 33 Adolfo Nicolás, Prepósito General de la Compañía de Jesús Datos biográficos 29 de abril de 1936: Adolfo Nicolás nace en Palencia. 15 de septiembre de 1953: Entra en el noviciado de la Compañía de Jesús de Aranjuez, entonces de la provincia jesuita de Toledo. 1958- 1960: Licenciatura en Filosofía en la Universidad de Alcalá. 1964- 1968: Viaja a Japón, donde estudia Teología, conoce y trabaja con Pedro Arrupe. 17 marzo de 1967: Es ordenado sacerdote en Tokio. 1968- 1971: Master en Teología Sagrada en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma. 1971: Profesor de Teología Sistemática en la Universidad de Tokio. 1978- 1984: Director del Instituto Pastoral de Manila (Filipinas) 1991- 1993: Rector del Instituto Escolástico de Tokio. 1993- 1999: Provincial de la Provincia de Japón. 2004- 2007: Moderador de la Conferencia Jesuita de Asia Oriental y Oceanía. Lee once lenguas y habla a la perfección español, japonés, inglés, francés e italiano. Desde ayer, es el sucesor número 29 de San Ignacio de Loyola y el sexto Prepósito General de la Compañía de Jesús que ha nacido en nuestro país. OTRO ESPAÑOL EN LA SENDA DE ARRUPE Hombre alegre, culto, abierto y volcado en lo social. Así ven al nuevo General de la Compañía sus compañeros más cercanos POR JESÚS BASTANTE MADRID. Sorpresa contenida y alegría indisimulada. Ésta era la primera reacción de los jesuitas españoles ante la elección de Adolfo Nicolás como 29 sucesor de San Ignacio de Loyola, y el sexto español, después de Diego Laínez, San Francisco de Borja, Tirso González, Luis Martín y Pedro Arrupe. Desde hacía meses, su nombre circulaba entre los candidatos a relevar a Peter- Hans Kolvenbach al frente de la Compañía de Jesús, aunque desde hace un mes nadie hablaba de él comentan responsables de la Provincia de España. Si los padres presentes en la Congregación buscaban un hombre abierto, conocedor de la extensa y difícil realidad de la Compañía de Jesús en el mundo, sin duda han acertado de pleno. No en vano, Adolfo Nicolás, palentino de nacimiento, ha recorrido medio mundo en sus 71 años. Muchos de ellos siguiendo la senda marcada por Pedro Arrupe, a quien el nuevo General de los jesuitas conoció en Japón en 1964, y con el que colaboró estrechamente, antes y durante el mandato del religioso bilbaíno. mundo El nuevo general visitó a su amigo las pasadas Navidades, puesto que Fernández Martos se hallaba convaleciente de una operación. Hablamos mucho de la congregación. Él sabía que podía ser uno de los candidatos, pero se autodescartaba por la edad. Está muy bien de salud, no como yo constata, entre risas. En cuanto al posicionamiento del padre Nicolás, Fernández Martos subraya que se trata de un hombre extraordinariamente abierto, alegre, con una formación muy honda y un continuo contacto con el mundo de la cultura. Un religioso con una profunda fe, pero al tiempo absolutamente conectado con el mundo La referencia a Pedro Arrupe es inevitable en el nuevo Prepósito General. Él conoció a Arrupe, y está muy en su línea apunta Fernández Martos. Como él, también opina que Dios trabaja con las dos manos, y cuenta con una gran capacidad crítica, que servirá para detectar los puntos flacos de las posturas más simplistas dentro y fuera de la Compañía. Para la Compañía, su nombramiento es una gracia de Dios, porque estoy convencido de que va a acertar subraya el jesuita, para quien el padre Nicolás, como Arrupe, considera que sólo se puede salvar lo que se ama, y este hombre ama la cultura y al hombre actual ABC na y vuelve como profesor de la Sophia University en Tokio al país donde pasará casi todo el resto de su vida- -salvo un paréntesis de seis años dirigiendo el Instituto Pastoral de Manila- -y del que fue provincial entre 1993 y 1999. Con la misma sencillez demostrada como provincial, el Padre Nicolás se dedicó después durante tres años a la atención de una parroquia de inmigrantes, en su mayoría filipinos, en Tokio. En 2004 volvió a Manila como presidente de la Conferencia Jesuita de Asia Oriental y Oceanía. Las últimas declaraciones extensas del ahora nuevo Prepósito fueron realizadas a Province Express la revista de los jesuitas de Australia, y dan una buena idea de su pensamiento. El Padre Nicolás confesaba en diciembre tener un sentimiento, impreciso y difícil de definir, de que algunos elementos importantes de nuestra vida religiosa no reciben la atención que merecen En su opinión, hemos sido diligentes en resolver nuestros problemas allí donde los hemos visto, pero la sensación de in- También en Filipinas quietud en la Compañía y en la Iglesia no han desaparecido El Padre Nicolás, que no formaba parte de los 217 electores pero sí ha jugado un papel importante en el trabajo preparatorio de esta 35 Congregación General, consideraba necesaria una reflexión más profunda sobre nuestra vida religiosa en la actualidad para responder a una pregunta dolorosa: ¿Cómo es posible que despertemos tanta admiración y tan pocas vocaciones? El padre Thomas Smolich, presidente de la Conferencia de Jesuitas de Estados Unidos, manifestó ayer a la agencia de noticias del episcopado americano que el Padre Nicolás es un gran hombre. Sabe inspirar, es un santo y representa un gran puente entre las diver- sas culturas dentro de la Iglesia Además, aunque cuenta 71 años, tiene la energía de un hombre mucho más joven Según el presidente de los jesuitas americanos, hemos escogido uno de los hombres de mayor calidad en la Compañía. Es un experto en relaciones del cristianismo con otras religiones y capaz de trabajar en sintonía con el Papa y el Vaticano A su vez, el portavoz de la Compañía de Jesús, José María de Vera, que le conoce por haber pasado también la mayor parte de su vida en tierras japonesas, destacó que el nuevo Prepósito General es una persona muy abierta, muy informada y un experto en la universalidad y la inculturación del cristianismo El Padre Nicolás presidirá esta tarde una solemne misa de acción de gracias en la iglesia del Gesú, donde reposan las reliquias del fundador de la Compañía y donde permanece continuamente encendida una lámpara desde el comienzo de esta 35 Congregación General, que se prolongara todavía durante mes y medio. El Papa Benedicto XVI recibirá a los nuevos superiores de la Compañía, que serán elegidos la semana próxima, y a los participantes en la Congregación el próximo 21 de febrero. Cree en Dios de verdad Experto en la universalidad Es un hombre alegre, volcado en la cultura y en lo social, y que además cree en Dios de verdad proclamaba ayer, visiblemente emocionado, José María Fernández Martos, quien fuera provincial de Toledo de la Compañía de Jesús y compañero del noviciado del nuevo Papa Negro Coincidí con él en Aranjuez, y nos ordenamos el mismo año apuntó a ABC, minutos después de conocer la designación de su amigo, refrendada por Benedicto XVI- Nos enviamos e- mails de continuo y mantenemos la relación, aunque él viva en la otra mitad del Una mirada a Asia Es un experto en relaciones del cristianismo con otras religiones y capaz de trabajar en sintonía con el Papa Tiene una formación muy honda y un continuo contacto con la cultura. Un religioso con una profunda fe y al mismo tiempo conectado al mundo Esta misma tesis es defendida por el jesuita y escritor Pedro Miguel Lamet, quien consideró que la decisión adoptada por la 35 Congregación General es claramente una opción de la línea de Arrupe Para Lamet, el nombramiento de Adolfo Nicolás ha sido todo un acto de libertad por parte de la compañía, en un momento en que muchos pedían una componenda con el Vaticano Por su parte, el jesuita Fernando García Gutiérrez, que conoció al nuevo general en Japón, expresó a Efe su satisfacción por el nombramiento, resaltando la importancia de que la Congregación mire a Asia, es evidente que hay que plantearse a Oriente como el futuro De hecho, el propio Nicolás declaraba, en 2002, que Asia tiene aún mucho que ofrecer a la Iglesia, a la Iglesia entera