Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20- -1- -2008 ANV reta a la Justicia y al Gobierno y presenta a sus candidatos a las generales 15 Vuelta al esquema clásico Rajoy reconstruye con Pizarro el modelo organizativo del PP: referente para la política económica, sirve para vicepresidente si toca gobernar y para portavoz parlamentario si hay que aguantar en la oposición POR ÁNGEL COLLADO ABC Duelo también en los tribunales. El cabeza de lista del PP por Valencia, Esteban González Pons, reiteró ayer las acusaciones por las que De la Vega le ha puesto una demanda. Pons acudió a la casa de la vicepresidenta en Beneixida, localidad donde, según el PP, se empadronó irregularmente CIS, ha sido reprobada hace mes y medio por el Senado y sólo la chequera de Zapatero y dos diputados tránsfugas impidieron que lo fuera también por el Congreso. De todo ello intentará sacar partido Celia Villalobos, una de las dirigentes del PP andaluz con mejor currículum (ex ministra de Sanidad, antigua alcaldesa de Málaga y, en la actualidad, secretaria segunda del Congreso) ras bajas (el socialista) frente a otro en alza (el popular) Sevilla no se encuentra en su mejor momento. De maestro de Zapatero (al que enseñó economía en dos tardes ha pasado a un segundo plano dentro del PSOE. Salió por la puerta de atrás del Gobierno y no termina de imponerse como líder del socialismo valenciano. El caso de Sevilla es diferente al de Costa. Tras varios años en el cargo de ministro con Aznar, abandonó el Congreso al principio de legislatura para irse a la empresa privada. Hace escasos meses volvió a Génova, llamado por Rajoy, para hacerse cargo del programa del PP. Su papel en el partido es cada vez más importante. circunscripciones más reñidas. El titular de Sanidad- -nacido en Valencia- -es un desconocido en las lides políticas, no así su adversario, Federico Trillo, uno de los dirigentes del PP con mayor trayectoria (ha sido presidente del Congreso y ministro de Defensa) Rajoy sigue confiando en él tras su destacado trabajo en el proceso de reformas estatutarias. frentamiento de dirigentes resucitados para la política en la capital castellano- manchega. El futuro presidente del Congreso, si el PSOE gana las elecciones, protagonizará un cara a cara de altura con un antiguo dirigente de AP que Rajoy ha designado para estos comicios. Tras alcanzar una breve notoriedad política a mediados de los ochenta como secretario general del partido con Hernández Mancha, Arturo García Tizón recuperó protagonismo en la etapa de Gobierno de Aznar. Como jefe de los servicios jurídicos con los ministros Acebes y Michavila, fue uno de los hombres que participó en la redacción de la ley de partidos. Bono también vuelve- -si alguna vez se fue- -tras dos años supuestamente retirado de la primera línea política. Su escaño le permitirá competir por la sucesión de Zapatero si el líder socialista sufre un descalabro. 6. Bono- García Tizón (Toledo) En- 8. Bernat Soria- Federico Trillo (Alicante) Investigador científico frente a político de raza en una de las provincias donde se puede dar un baile de escaños entre el PSOE y el PP. Los socialistas se llevaron en 2004 el último escaño por algo más de mil votos de diferencia con los populares. Alicante es un ejemplo de la estrategia de Zapatero de colocar a sus ministros en las chivo histórico a Cataluña marcará el duelo entre el ministro de Trabajo del Ejecutivo socialista y el antiguo delegado del Gobierno para el Plan sobre Drogas y de Extranjería en la etapa de Aznar. Caldera, que guardó silencio ante la cesión de Zapatero por los papeles de Salamanca, ha recuperado protagonismo al ser el principal representante de la política social del Gobierno. 9. Jesús Caldera- Gonzalo Robles (Salamanca) La entrega del ar- 7. Jordi Sevilla- Juan Costa (Castellón) Duelo de un político en ho- Ejemplo de diputado cunero es Rubalcaba, que se ha presentado por Toledo, Cantabria, Madrid y, ahora, Cádiz que ambos encabezan servirán de bálsamo ante los últimos reveses que les ha dado la política. Ella, ex ministra de Vivienda, salió del Gobierno de mala manera con las notas de valoración más bajas en las encuestas del CIS de los últimos años. Él, líder de los populares extremeños, se ha visto superado claramente en las dos ocasiones a las que ha optado a la Presidencia de la Junta, primero, por Rodríguez Ibarra y, hace unos meses, por Fernández Vara. 10. María Antonia Trujillo- Carlos Floriano (Cáceres) Las listas MADRID. Nadie que nos iba a votar dejará de hacerlo por Gallardón Es la frase más repetida en la dirección del PP para quitar importancia a los efectos que puede tener sobre sus expectativas electorales la penúltima pataleta del alcalde de Madrid. Otra cosa es que sirva al argumentario del PSOE para insistir en la derechización de los populares y sus consecuencias sobre el electorado más indeciso. Lo peor, dicen, es que ha oscurecido la presentación del superfichaje de Pizarro. Tenía el objetivo secundario de tapar los problemas de imagen que creaba dejar fuera de las listas a Gallardón y el desarrollo de los acontecimientos ha sido el contrario. Sin embargo, el calado y las consecuencias internas de la entrada de Pizarro en la política se imponen ya en la precampaña y en el análisis que hacen en el seno del PP sobre el número dos y su futuro. No es un Garzón, ni un Piqué, ni una De la Vega, ni independiente, ni asociado. Es uno de los nuestros, un pata negra confiesa sin rubor un dirigente del PP que, como el propio Pizarro, empezó su carrera en UCD. Amigo de Aznar, protegido de Rato, aunque haya estado muchos años en el mundo empresarial, el ex presidente de Endesa que plantó cara a Zapatero y al tripartito catalán es más político que la mayoría de los miembros de la actual dirección del Partido Popular. Entre los ahora meros aspirantes a diputados, superado el disgusto de la pelea de Madrid se da por hecho que Rajoy ha solucionado de un golpe varios de los problemas o déficit de oposición de la última legislatura: la falta de un referen- te claro y de peso en materia de política económica y un número dos de Rajoy con predicamento en todo el Grupo Popular y perfecta coordinación con la dirección del partido: lo que fue Rato para Aznar en la oposición, entre 1989 y 1996. Pizarro no sólo viene a quedarse. Llega para mandar y mucho. Rajoy recupera el modelo organizativo tradicional del PP, el que llevó al centro derecha de la oposición al poder en 1996 y que luego sirvió para gobernar durante ocho años. Pizarro es la cara de la oferta electoral del PP para gestionar una respuesta eficaz a la crisis económica. También número dos para un posible Gobierno de Rajoy como vicepresidente económico e, incluso, político, que para lo primero puede valer Montoro. Y si el Partido Popular no puede formar gobierno- -pese a ganar frente a una coalición del PSOE con los nacionalistas- siempre sería Pizarro la cabeza de la oposición en el Congreso. Con el fichaje de Pizarro, Rajoy se ha librado de la campaña del PSOE centrada en resaltar que se presentaba con los protagonistas del fracaso en las anteriores vinculados a la gestión informativa del 11- M: Acebes y Zaplana. Con el portavoz parlamentario en el discreto puesto de número 4 por Madrid- -apenas hará campaña- -y con el ex presidente de Endesa como segundo de Rajoy en campaña, Acebes recuperará el papel clásico de su cargo, el que desempeñaba Cascos, segundo también, pero más para labores organizativas. En el orden sucesorio, el fichaje de Pizarro, por suponer un freno para las ansias de Gallardón y Aguirre, sirve a Rajoy para congelar el posible debate interno. Si gana o empata en el 9- M porque se consolida al frente del PP Si pierde por po. co y la legislatura se presenta corta por la inestabilidad de un nuevo gobierno de Zapatero, aún más hipotecado con los nacionalistas, podrá optar a una prórroga. La tercera hipótesis, una derrota clara, no se admite en la sede de Génova ni como ejercicio teórico. ABC. es Más información y vídeos de la precampaña electoral en abc. es