Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 LA ENTREVISTA DOMINGO 20 s 1 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) LA CATALANOFOBIA El tema de la opa era un tema de dinero, y en Cataluña los temas de la pela se entienden perfectamente SIN CAMPAÑA EN ARAGÓN Es necesaria una profunda reforma de la Administración, incluida la de Justicia -Usted, en Endesa, ha sufrido lo que es un Gobierno interviniendo a fondo en la vida de una empresa. Si termina en el Gobierno, ¿sabrá resistir la tentación de hacer lo mismo? Hay principios y valores que están por encima de ganar o perder. El fin no justifica los medios Y el tema de la opa era un tema de dinero, y en Cataluña los temas de la pela se entienden perfectamente. Una opa es una subasta. -No creo que nadie deba intervenir en la vida de nadie. Los viejos reyes aragoneses ya decían eso de que antes leyes que reyes Eso da seguridad jurídica y certidumbre en el mundo económico. -Lo de no hacer campaña en Aragón, ¿cómo lo explica? -A mí me ha apoyado por unanimidad el Parlamento aragonés, y yo no me vería cómodo haciendo campaña en Aragón. Se lo expliqué a Rajoy, lo entendió y lo aceptó. -Hay principios y valores que están por encima de ganar o perder. El fin no justifica los medios nunca. El respeto es anterior al fin conseguido, y para mí es mucho más importante el respeto de mis paisanos que el fin que se consigue. -A España le ha ido muy bien cuando ha abierto los mercados. En un mundo como el actual hay que abrirse y comprender que ya no competimos con el pueblo de al lado, sino con gente que está en la otra punta del mundo. El que se encastille en su propio pueblo desaparecerá, asfixiado por sus barreras. -Hay que hacer una profunda reforma de la administración pública, incluida la de la Justicia. No puede ser que se estén juzgando ahora asuntos de hace veinte años. El tema de la concesión de licencias administrativas, autonómicas, locales, centrales... tampoco ayuda a la competitividad. Se pierde mucho tiempo y energía. También hay que insistir en el tema de Hacienda, porque no sólo cobra impuestos, sino que carga a las empresas con unos costes contables tremendos. Hay que simplificarlo, poner la Administración al servicio del ciudadano, no el ciudadano como siervo de la Administración. ¿Cree usted que a España todavía le queda una segunda vuelta de liberalizaciones? ¿Por dónde tienen que ir esas liberalizaciones? -Pero hay mucho en juego, por ejemplo un escaño en Teruel. La subida del Euribor supone 14.000 millones de euros que tienen que pagar empresas y particulares dráulica cuesta seis euros el megavatio; la nuclear, unos 24; la de carbón, 30; la de gas o petróleo, 60; unos 90 euros la eólica, y la fotovoltaica, 360 euros el megavatio. Esto hay que explicárselo al contribuyente, que sepa que si quiere energía eólica le va a costar eso. sabiendo que se la puede parar el Gobierno de turno. O hay consenso social en España sobre la energía nuclear o nadie invertirá un euro. Luego, eso sí, todo el mundo quiere energía y que no haya cortes de luz. pitales externos, con la restricción de crédito que hay. Y eso es operar sobre patrimonio. Rajoy ya ha dicho que nuestra intención es ayudar a quienes ganan menos de 16.000 euros y rebajar el impuesto de sociedades. -Un periodista muy amigo suyo sistemáticamente descalifica a su nuevo jefe, Rajoy. ¿Qué criterios conforman su idea de hacer política y periodismo? -Muy bien, ¿pero cómo concilia usted que un gran amigo suyo insulte a su nuevo jefe? -No quiero descalificar a nadie, no lo he hecho nunca. A la gente se le juzga por sus hechos y por sus ideas. A mí los apriorismos no me gustan. Eso de decir que este es un carca, este un lo que sea... Creo que los prejuicios son malos. ¿Y qué quiere que haga con mis amigos? Tengo amigos de todo tipo. Y una de las cuestiones con los amigos es la tolerancia y el respeto a los demás. A mis amigos no les impongo que piensen lo que pienso yo. Hay que respetar lo que piensa cada uno. Pero imponer mi opinión de alguien o de algo sobre alguien no lo he hecho nunca. A los amigos hay que respetarlos, y la amistad radica en el respeto a la otra persona. Si no, volvemos a las dos Españas de Goya. Creo en una España donde la gente pueda tener amigos en un sitio y otro, donde la gente pueda hablar con periodistas que no sean de la cuerda, y creo que la amistad es algo sagrado. No se puede descalificar a nadie por ideas, salvo que haga un acto execrable. -Introduciendo competitividad entre las propias comunidades. Lo está haciendo Esperanza Aguirre con la competitividad fiscal. Ahora algunos han descubierto que el Impuesto de Patrimonio ya no sirve, porque Madrid lo ha empezado a quitar. España es un país que importa capitales; hay que fabricarlos, y eso sólo se hace ahorrando. Hay que favorecer el ahorro, no penalizarlo. ¿Cómo se puede superar la burocracia de 17 autonomías? -El PP, sin embargo, no se atreve a apostar abiertamente por la energía nuclear. ¿Las últimas señales que emite la economía son suficientes para hablar de crisis? -España tiene un problema. Desde que se da la orden de hacer una central nuclear hasta que se ejecuta pasan quince años. Después de lo que pasó en Lemóniz o Valdecaballeros ningún empresario se atreve a poner en marcha una nuclear, -Hay que quitar de la tarifa todo lo que son subvenciones cruzadas. Aquí se expropiaron en su día las centrales nucleares de Valdecaballeros y Lemóniz, y en vez de fijar un justiprecio y pagarlo de los Presupuestos del Estado, el coste se metió en la tarifa. También se está subvencionando, con cargo a tarifa, una serie de energías. La producción de la energía hi- -Otra reforma pendiente es la de las tarifas eléctricas, tal y como usted ha apuntado como presidente de Endesa. FISCALIDAD Rajoy ya ha dicho que nuestra intención es ayudar a quienes ganan menos de 16.000 euros al año TARIFAS ELÉCTRICAS ¿Pero qué puede hacer un Gobierno cuando pasa algo así? -Hay una desaceleración. La subida del Euribor supone que la gente tiene que pagar por los créditos 14.000 millones de euros más, que salen del bolsillo de empresas y particulares, van al bolsillo de la banca y de la banca al bolsillo de sus prestatarios internacionales, porque no tenemos ahorro interno. Son dos billones de pesetas, punto y pico de PIB, que desaparecen del mapa. Menos crecimiento, menos gente que cambia de coche, que sale a comer. ¿Va a ser la fiscalidad el eje de la campaña electoral? Si es así, el Gobierno juega con ventaja, porque tiene el talonario. -Gestionar la economía con el viento a favor es muy fácil. ¿Se ha parado usted a pensar en que a lo mejor le toca al PP llevar el timón de este barco durante la tormenta perfecta -Ya le tocó en esas mismas condiciones la vez anterior, en 1996, y lo hizo muy bien. Es una cuestión de decisión, de valentía y de tener las ideas claras. Si te pilla la tormenta perfecta y encima no sabes adónde vas, te puede pasar de todo. Por eso es muy importante decir la verdad, ser transparente, y hacer caso de los avisos que están llegando. Además, las tormentas no siempre son malas. Limpian el ambiente, se llevan lo que no está bien, premian al que lo ha hecho bien y castigan al que lo ha hecho mal. Y eso es lo que permite que haya una selección natural. Sin ésta, la economía no funciona. -Espero que no haga electoralismo con nuestros impuestos. Hay que explicar a los ciudadanos lo que cuesta la producción de la energía eólica -Lo primero, un diagnóstico para saber dónde estás. Y luego tomar medidas. Por ejemplo, fiscales. Si hay gente con pocos recursos y que no llega a fin de mes, se les exime del IRPF, con lo que transfieres parte del superávit presupuestario a los ciudadanos que, por ejemplo, no pueden pagar la hipoteca. También puedes premiar a aquel que ahorre para no tener que estar pagando ca-