Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19- -1- -2008 83 La depresión encabeza el ranking de las patologías más cuestionadas a lo largo de la historia Se pretende que el nuevo fármaco actúe en los centros cerebrales de reconocimiento del dolor baja efectividad de sus productos y sobre sus efectos secundarios- -Lyrica, por ejemplo, puede hacer aumentar de peso, además de producir somnolencia y falta de concentración- y de atiborrar a sabiendas a la población de drogas inútiles En última instancia, se acusa a la industria farmacéutica de inventar enfermedad tras enfermedad para extender los tentáculos de su imperio. ¿Pero es tan fácil inventar una enfermedad? Sí, si se juega con la hipocondría de la gente y con su avidez de encontrar remedios para todo. A veces el invento consistiría en coger un conjunto de síntomas desagradables pero naturales, como por ejemplo la menopausia, darles categoría de enfermedad, y asegurar que hay cura para ello. Los más desconfiados tienen una larga lista de enfermedades fantasma que incluirían el síndrome de piernas inquietas, el síndrome del intestino irritable y la misma disfunción eréctil- -la impotencia de toda la vida- -que también tiene por primera vez un remedio triunfal provisto por la casa Pfizer, la célebre Viagra. En este caso es difícil negar la evidencia de muchos felices usuarios, aunque hay expertos que advierten contra el riesgo de forzarle demasiado la mano a la Naturaleza. Todos los excesos, aunque sean con coartada farmacéutica, se acaban pagando, advierten las Casandras de la medicina. Luego están los que acusan a los puristas de dejar en la estacada a miles de millones de personas que sufren, y que encima no son percibidas correctamente como tales. En el caso de la fibromialgia, hace escasamente quince años que los médicos lidian con el concepto en los Estados Unidos. El diagnóstico sigue siendo difícil, aunque, como sostiene Cheryl Bernstein, profesora de anestesiología en la Universidad de Pittsburgh, el escepticismo decrece cuando ya se han visto suficien- Inventos farmacéuticos tes casos. Es difícil de ignorar cuando ves lo mismo una y otra vez, una y otra vez concluye. Hay estimaciones oficiales que hablan de 3,7 millones de afectados en los Estados Unidos, que en su mayoría son afectadas. El carácter eminentemente femenino de la enfermedad ha potenciado su invisibilidad y su intratabilidad: una de las características de la fibromialgia es que el dolor se va enseñoreando del cuerpo poco a poco, minando su resistencia y dejando sin efecto todos los calmantes tradicionales. Lyrica se basa en el principio activo de la pregabalina, un anticonvulsivo usado para combatir el dolor neuropático, la epilepsia y los ataques de ansiedad. Se supone que actúa reequilibrando bioquímicamente el cerebro. Ya en el pasado se ha recurrido a antidepresivos y anticonvulsivos para tratar la fibromialgia. Nortin Hadler, profesor de medicina en la Universidad de Carolina del Norte, es profundamente escéptico ante la novedad. No discute el mal sino el remedio: A mí estas drogas nuevas no me impresionan lo más mínimo, me temo que por desgracia tenemos un problema, seguimos sin solución y hay que continuar buscándola Los resistentes a la aspirina multiplican el riesgo de infarto Investigadores canadienses demuestran que algunos enfermos cardiovasculares no se benefician de los efectos del fármaco N. R. C. MADRID. Tomar una aspirina al día es una de las recetas más baratas y eficaces para proteger el corazón de las personas con más riesgo. Aunque no siempre funciona. Algunos cardiólogos se preguntan por qué determinados enfermos no se benefician del tratamiento. Se ha especulado con que algunos pacientes necesitarían una dosis más alta de ácido acetilsalicílico para obtener efectos beneficiosos. Y también se ha barajado la posibilidad de que algunas personas sean insensibles a sus bondades. Tras revisar veinte estudios científicos, un grupo de investigadores canadienses del Hospital General de Ontario no dudan que la resistencia a la aspirina exista. Pero además han encontrado que estos pacientes resistentes tienen cuatro veces más de probabilidades de sufrir un infarto o un accidente cerebrovascular que quienes responden a sus bondades. Sus conclusiones llegan tras analizar los casos de 2.930 personas aquejadas de enfermedades cardiovasculares, pacientes a los que les recetaron aspirinas para prevenir la formación de coágulos. Un 28 por ciento de los pacientes fueron identificados como resistentes a la aspirina, y los investigadores descubrieron que este grupo estaba expuesto a un riesgo mayor de sufrir algún ataque cardíaco o apopléjico e incluso de morir, con independencia de su condición clínica. Un 39 por ciento de los enfermos resistentes a la aspirina sufrió un episodio de ese tipo frente a sólo un 16 por ciento de los que demostraron responder a ese fármaco, se explica en el estudio, publicado en el British Medical Journal. Ni siquiera los tratamientos para evitar la formación de coágulos (terapias antiplaquetarias) beneficiaron a los pacientes resistentes a la aspirina. El riesgo de episodios cardiovasculares, cerebrovasculares o vasculares demostró ser cuatro veces mayor en estos enfermos insensibles a las aspirinas que en el resto. Uno de los datos importantes del estudio es que las posibilidades de ser insensible a las bondades del fármaco son más elevadas en las mujeres que en los hombres. También se observó un mayor riesgo en pacientes con problemas renales. Circunstancias que los investigadores del Hospital de Ontario no logran explicar. El concepto de resistencia a la aspirina se discute desde hace tres décadas. Este nuevo estudio confirma que esa insensibilidad tiene una base biológica que debería tenerse en cuenta cuando se recomienda a los enfermos cardiovasculares como tratamiento antiplaquetario Hombres menos insensibles Más información sobre fibromialgia: http: www. lire. es Más información: http: www. bmj. com EPA Pupitres que garantizan la buena postura de los escolares Estos chicos de un colegio de Neumark, en Alemania, forman parte de un proyecto piloto que evalúa la capacidad de estos pupitres tan especiales para garantizar la correcta postura de los alumnos. Las mesas se pueden transformar en pupitres tradicionales y son utilizadas, al menos, durante una clase al día. A lo largo de seis meses se valorará si ayuda al correcto desarrollo de su columna vertebral.