Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 s 1 s 2008 CULTURAyESPECTÁCULOS 77 Denuncian a un empleado de Odyssey que se lucró en Bolsa El hombre que fotografió el pecio del tesoro ganó cien mil dólares JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. Es el mundo al revés: el organismo de vigilancia de la Bolsa estadounidense, el pretigioso Securities and Exchange Comission (SEC) ha demandado a un empleado de Odyssey Marine Exploration, Ernesto Tapanes, por beneficiarse fraudulentamente del hallazgo del tesoro y ganar poco más de cien mil dólares. Contando sin duda con los datos facilitados por la propia Odyssey, la demanda contra Tapanes identifica al oceanógrafo como el tripulante del barco Ocean Alert que fotografió el 30 de marzo de 2007 una anomalía en el fondo del mar en la costa de Gibraltar que después se convirtió en el lugar del tesoro. Le acusan de tener acceso a los informes de la extracción y de que durante los meses de abril y mayo, aprovechó para comprar cuantas acciones pudo de Odyssey. Las vendió el día siguiente del anuncio oficial del hallazgo, cuando habían subido un 80,87 en Wall Street. Algo no cuadra, porque anteayer, el mismo día que el abogado de la SEC presentó la demanda, (17- 1- 2008) se recibió en el mismo juzgado un documento con la renuncia de Tapanes a cualquier defensa, pero rubricada por un notario el pasado 19- 11- 2007. Cuando menos es extraño renunciar, dos meses antes, a defenderse de algo de lo que uno va a ser acusado dos meses después. Aunque ayer Greg Stemm, presidente de Odyssey, quitaba hierro al asunto, la compañía se vio obligada a afirmar en un comunicado, informa Ap, que los cazatesoros no esperan más investigaciones de la SEC sobre la compraventa por parte de sus ejecutivos de sus acciones en los días del hallazgo, cuando ganó en pocos días 175 millones de dólares y dobló su capitalización bursátil en pocos meses. Varios expertos denunciaron que Odyssey habría inflado la valoración del tesoro con el objetivo de que subiera la cotización de las acciones de la empresa en Bolsa. Tras el incremento de las acciones, el consejero delegado de Odyssey y cofundador de la empresa, John Morris, obtuvo 970.000 euros en la venta de una parte de sus títulos. David Morris, secretario del Consejo de Administración y tesorero, ganó unos Las obras de arte en el Ebro serán la memoria que dejará la Expo Vicente Todolí s Director de la Tate Modern, jurado del concurso en las riberas motivos de construcción y hay que hacerlo seguro para el público, o por los costes. Y ahí depende del diálogo, a veces se está abierto a adecuarlo y otras no, puede ser un buen proyecto pero que no es posible ejecutar. -Hay para todos los gustos. Aunque se cree polémica, es interesante porque hay discusión y la gente opina. Lo peor es siempre la indiferencia. ¿Cree bueno el resultado? De visita en Zaragoza como miembro del jurado del concurso de las intervenciones en la ribera del Ebro, Todolí cree que la ciudad tendrá tras la Expo un gran museo al aire libre MANUEL TRILLO ZARAGOZA. Los expertos cerraban ayer el conjunto de intervenciones artísticas que jalonarán las orillas del Ebro a su paso por Zaragoza y que, en opinión de Vicente Todolí, serán uno de los grandes legados de la Expo 2008 en la ciudad. ¿Pero pueden ser un conjunto que por sí mismo merezca una visita a Zaragoza? -Absolutamente, sí, pero más de cara al futuro, porque durante la Expo el reclamo es la propia Expo. El gran problema de las Expos es qué queda después. Será un buen núcleo de obras para que, si hay un proyecto de arte en el futuro, sean las semillas. El Ocean Alert fotografió 512.000 euros, mientras que George Becker, entonces vicepresidente ejecutivo y que luego ha dejado la sociedad, se embolsó 288.000 euros, según publicó The Sunday Times Bastante más se lucraron todos ellos que Ernesto Tapanes con sus 107.000 dólares. ¿A qué tanto rigor? Tal vez datos tan relevantes podrían ser puestos en conocimiento de la SEC por los abogados de España. John Morris y el otro fundador de Odyssey, Greg Stemm, ya fueron investigados por las autoridades bursátiles estadounidenses en el pasado bajo acusación de haber inflado el precio de las acciones de una compañía, Seahawk, que dirigían. Fueron absueltos en 1997. La localización del pecio denominado Black Swan según acepta la SEC en la demanda contra Tapanes, no corresponde con la asignada por la empresa Odyssey en ninguno de sus interdictos, incluido el de 9 de abril de 2007 ubicado a P. S Más investigaciones El presidente de la compañía ganó 970.000 euros en Wall Street, pero Odyssey no espera más investigaciones 100 millas al oeste de Gibraltar en el Atlántico tal y como recuerda a ABC el abogado José María Lancho. Por tanto, añade, si la demanda responde a una decisión coherente y honesta, inmediatamente debería proceder contra los administradores de la sociedad Odyssey Marine porque los informes de la empresa han vinculado el tesoro del Black Swan con alguno de los tres interdictos presentados según aparece en el informe cuatrimestral de agosto de 2007, publicado en la SEC y que no ha sido desmentido. José María Lancho señala la contradicción que existe porque en el momento en que se ha exigido a judicialmente a Odyssey la entrega de información sobre la localización de unos pecios, se presente por la SEC una demanda contestada en el mismo día por medio de un escrito firmado dos meses antes y donde el demandado renuncia a derechos fundamentales para su defensa (entre ellos el de apelación) Es inevitable que este asunto extravagante se convierta en una sentencia absurda y acabe siendo invocada como el gran precedente judicial que justifica una nueva discusión en el asunto Odyssey implicando al Reino Unido ¿Qué posibilidades ofrecen las riberas del Ebro como espacio museístico al aire libre? -Es un espacio de gran fuerza y personalidad, porque, aparte de su carácter mitológico, es un río con cambios en los niveles del agua. Hay zonas inundables y todo está sujeto a una reordenación, no es fácil. Para que una obra dialogue con el entorno, se requiere un emplazamiento ideal, aunque no siempre se consigue y siempre hay un grado de sorpresa, para bien o para mal. -Más arquitectónicos. Hay ansiedad por encargar obras con carácter icónico, sobre todo desde que vivimos bajo el efecto Guggenheim. Pero no se puede encargar una arquitectura icónica, un mismo arquitecto puede hacer una obra que lo sea o no, depende de que capture el imaginario del público. -Las administraciones están cada vez más interesadas en grandes proyectos arquitectónicos y artísticos... El concurso, único método transparente para elegir director ¿Qué le parece los concursos para la designación de responsables de museos? ¿Está satisfecho con el tratamiento que se da al arte en del proyecto global de la Expo? -Sí, hay una buena combinación entre artistas locales, nacionales e internacionales y entre los más y menos reconocidos. Y son proyectos muy variados, de distintas disciplinas. Es un modo de acercar el arte al gran público, pero también de que quede como memoria de lo que fue la Expo en Zaragoza. Estas obras tienen una vida durante la exposición y otra después, cuando ya pasan al patrimonio de la ciudad. -A veces se presenta un proyecto que no es adecuado por -Fantástico, el único método transparente. En la Tate Modern lo utilizamos incluso para reclutar a los asistentes. Es también un modo de profesionalizar y no depender de los cambios políticos. Por ejemplo, nosotros ahora estamos planificando 2010 y 2011 y si dependiéramos de las elecciones, no podríamos. ¿Qué le parece la ampliación del Prado? ¿Han tenido que corregir mucho de la idea inicial? -Me parece fantástica. Le hacía falta. Supone el aggiornamento y adecuarlo al futuro, la convierte en una institución del siglo XXI.