Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 S 6 LOS SÁBADOS DE tida, al llegar al centro por primera vez, a una intensa evaluación de la postura y de la forma en que se mueve para determinar los puntos débiles. Una vez realizada esta evaluación se diseña un programa de ejercicios individualizados para lograr el reequilibrio del cuerpo y prevenir posibles lesiones o dolores. Estos se ejecutan en los aparatos diseñados por Carbone- -hechos a mano y personalizados para cada movimiento- -o fuera de ellos. Y por supuesto, bajo la atenta mirada de los instructores, expertos en el movimiento y fisioterapeutas, para que los ejercicios están siempre controlados y supervisados por un profesional. Pero esto no es todo. Como decíamos al principio, Body Code, con profundas raíces orientales, no sólo cuida el cuerpo, sino también la mente, y tiene efectos ampliamente positivos en la esfera psicológica Para Pino Carbone, tanto la postura como la forma en que nos movemos están controlados por aspectos psicológicos y emocionales; el cuerpo no miente Igual de controlado que está todo lo relacionado con este método. Como la decoración del lugar. Pura armonía. Lógico. El diseño de Body Code Casa Palacio está basado en el Feng Shui, para aportar bienestar y armonía y la luz, el color y la música han sido minuciosamente estudiados. Además trabajar en silencio favorece la concentración y la conexión profunda con los movimientos, lo que genera un ambiente armónico y agradable que proporciona energía positiva. Y ya que hablamos de concentración, me gustaría tocar el tema de la respiración- -señala Carbone- que juega un papel fundamental en este método. Si se respira de forma correcta se mejora la oxigenación del cuerpo y eso contribuye a potenciar la concentración y el rendimiento y la conexión entre cuerpo y mente. En Body Code se trabaja con una visión introspectiva para ser conscientes de las posibilidades del propio cuerpo en el espacio que le rodea. Este precepto es difícil de alcanzar, especialmente en la sociedad actual donde el sedentarismo es, a todos los efectos, una patología y no hay nada que rodea al individuo que le anime a moverse En definitiva, la propuesta de Carbone es un método que ofrece la posibilidad de mejorar la calidad de vida. En orden y armonía. Como nos gustaría vivir a todos. ¿Lo conseguiremos algún día? Mientras tanto pasen y prueben. A nadie se le prohíbe la entrada y a todos se les promete beneficios. Casa Palacio. Atocha, 34. 902 203 025. www. casapalacioatocha 34. es LUGAR DE LA VIDA Para toda la vida e dijeron que era para toda la vida. Era una promesa muy a largo plazo, porque yo por aquel entonces era muy joven, y todo me lo creía, incluso esta aseveración tan firme que aún recuerdo: Se lleva usted la mejor grifería, tiene usted grifos para toda la vida Y cuál no fue mi sorpresa cuando el otro día el grifo del lavabo se rompe por la mitad del caño, como si el dulce pasar del agua lo hubiera horadado igual que una piedra de afilar guadañas. Toda la vida. Hice cuentas: ha durado el grifo quince años. Podría haber vuelto a la tienda donde me lo vendieron, y decirles que mi esperanza de vida ha sobrepasado a la del grifo, pero esto sería muy desagradable para ellos, así que me fui a otra tienda y compré el mejor grifo que había, también niquelado y de un diseño parecido, que ya entonces era muy moderno. Se lleva usted un buen grifo y con la mosca a punto de posarse detrás de mi oreja, me fui antes de que me dijeran que era para toda la vida. Llamé al fontanero y cuando ya estaban instalando el grifo, oigo unos gritos, al unísono con su ayudante, señora, señora, venga, mire y me enseñan el grifo ya instalado, el caño echando agua por dos grietas y un poro que ya venían de fábrica. Yo creí, cuando hicimos esta casa, que sería todo para toda la vida. Me acuerdo que me insistieron mucho en que pusiera teja vieja porque era más bonita, y menos mal que dije que de ninguna manera, que la teja tendría que ser nueva como la casa y envejecer al mismo tiempo. Y ahora tengo el tejado lleno de musgos, y está en esa etapa de la sucesión ecológica en la que, en cualquier momento, tendré helechos, y quién sabe si alguna fanerógama que florezca en verano. Yo he visto casas arruinadas que tienen pinos creciendo en el tejado. Porque aunque el cuento de los tres cerditos decía que si era de ladrillo la casa, nada podría con ella, no es cierto, tener una casa es una lucha constante contra los elementos. Porque la Naturaleza está siempre queriendo vivir libremente en ella. Los líquenes en la fachada, el naranjo con sus frutos sobre el tejado, y el agua como un pájaro escapando de los grifos que eran para toda la vida. M Mónica FernándezAceytuno En cuerpo y calma