Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA SÁBADO 19 s 1 s 2008 ABC La banca europea endureció la concesión de créditos en el último trimestre El BCE constata una considerable caída en la demanda de hipotecas ABC FRÁNCFORT. Los bancos de la zona euro intensificaron en el último trimestre de 2007 el endurecimiento de sus estándares para la concesión de préstamos a las empresas y a los particulares en los créditos relacionados con la adquisición de vivienda, según informó el Banco Central Europeo (BCE) De acuerdo con los datos de la última encuesta de la institución sobre préstamos bancarios en la Eurozona, que fue elaborada entre diciembre de 2007 y la primera semana de 2008, los bancos endurecieron notablemente sus estándares crediticios en los préstamos a empresas, que pasó del 31 en el tercer trimestre al 41 en el cuarto trimestre, como reflejo del deterioro en las condiciones de los mercados financieros desde el pasado verano, así como por el empeoramiento de la situación de las entidades. Asimismo, el informe muestra un incremento de las restricciones en los estándares de los préstamos a particulares para la compra de vivienda, desde el 12 en el tercer trimestre, hasta el 21 en los últimos tres meses de 2007, informa Ep. Además, las condiciones crediticias para los créditos al consumo y otros préstamos a los hogares también sufrieron un endurecimiento, desde el- 3 del tercer trimestre, hasta el 10 en el cuarto trimestre, en comparación con el alivio experimentado en los requisitos de este tipo de productos en el trimestre anterior. Por otro lado, los bancos constataron que la demanda de préstamos por parte de los consumidores para la adquisición de vivienda en el cuarto trimestre del año disminuyó considerablemente y fue significativamente negativa Asimismo, el informe destaca que las solicitudes de créditos al consumo y otros préstamos a los hogares también experimentaron una considerable bajada hasta situarse en niveles negativos. Respecto a la demanda de préstamos por parte del sector empresarial, las entidades bancarias indicaron que durante los tres últimos meses del año se mantuvo ligeramente positiva aunque sufrió un descenso respecto al tercer trimestre. Por su parte, la agencia de calificación crediticia Standard Poor s señala en su último informe que el actual desplome del sector financiero continuará en 2008 y 2009 y pondrá a prueba la solvencia de los bancos. Un trabajador protesta ante la planta de Janesville (Wisconsin) de GM el pasado septiembre AFP General Motors recortará 46.000 puestos de trabajo en EE. UU. La crisis se ceba con el empleo, y además de GM harán ajustes Lehman Brothers (1.300) Sprint Nextel (4.000) y UBS (1.500) MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. Mientras los políticos se enzarzan en discusiones sobre si la actual situación económica es de desaceleración o recesión, las empresas empiezan a elaborar sus primeros planes para afrontar el momento. General Motors mostró ayer la cruda radiografía del sector de la automoción: 46.000 empleos deberán sacrificarse, aunque de forma voluntaria y, además recortará las prestaciones sanitarias de los trabajadores. Con estas dos medidas pretende reducir sus costes laborales en 3.400 millones de euros hasta 2011, que se suman a los 5.122 millones recortados con el plan de reestructuración aplicado en 2005. El presidente del primer fabricante mundial de automóviles, Richard Wagoner, precisó que la actual situación económica es de desaceleración, no de recesión, y que a partir de 2009 el sector automovilístico de su país se recuperará hasta obtener en torno a los 1.000 millones de beneficios. Pero este sector no es el único afectado en Estados Unidos. Ayer, también, el operador estadounidense de telefonía móvil Sprint Nextel confirmó que recortará 4.000 empleos y cerrará 125 tiendas propias, cerca de un 8 según anunció la compañía, cuyo director, Daniel Hesse, espera ahorrar con estas medidas unos 550 millones de euros anuales. Sprint Nextel, tercer mayor proveedor de telefonía móvil norteamericano, eliminará más de 4.000 puntos de venta que actúan como filiales. La empresa cuenta con unas 1.400 tiendas propias y 20.000 filiales, informa Dpa. Y, por supuesto, el sector más afectado por la crisis de las subprime continúa haciendo estragos. Ayer le tocó el turno a Lehman Brothers, que anunció un recorte de plantilla de 1.300 trabajadores y una reducción sustancial de su negocio hipotecario en EE. UU. En un comunicado, la entidad explicó que estos recortes se deben a la finalización del negocio hipotecario de su filial de servicios financieros Aurora Loan Services. Con ello, cerrará las oficinas ubicadas en Lake Forest, Sunrise y Florham Park, mientras que trasladará sus operaciones de la ciudad de Colorado a su oficina de Littleton. Los costes de esta operación (instalaciones, tecnología e indeminizaciones a los empleados) rondarán los 27,3 millones de euros. Pero también las empresas europeas están echando mano de los recortes de plantilla. La entidad suiza UBS, una de las más perjudicadas por las subprime anunció que reducirá su negocio de banca privada para clientes estadounidenses, donde se encuentra una cuarta parte de su plantilla. UBS obtuvo en 2006 unos beneficios de 3.600 millones de euros gracias a la división de banca privada, alrededor del 40 del beneficio de 8.933 millones de euros logrados en aquel ejercicio. Los analistas consideran que esta medida persigue mantener intacta la reputación de UBS, a cambio de que unos 60 especialistas en banca privada de Zurich, Ginebra y Lugano cesen en su actividad. Asimismo se verán afectados trabajadores de UBS destinados al sector inmobiliario y a la banca de negocios, que se incluyen dentro del plan de ajuste de 1.500 trabajadores. Marcel Rohner, director de la entidad, comunicará a los empleados afectados la necesidad de recortar dos tercios de puestos de trabajo en ambas áreas como reacción a las grandes pérdidas acumuladas por culpa de las hipotecas de riesgo estadounidenses. UBS ha perdido en 2007 cerca de 9.920 millones de euros y para hacer frente a estas pérdidas deberá capitalizar 8.000 millones de euros, procedentes de fondos soberanos de Singapur. El goteo sigue en Europa El desplome seguirá dos años La tasa de morosidad sube por quinto mes consecutivo y se sitúa en el 0,83 ABC MADRID. La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito a particulares y empresas aumentó en noviembre hasta el 0,838 que supone además la quinta subida consecutiva, según datos recogidos ayer por Europa Press y confirmados por el Banco de España. Este dato supone un incremento de 16 centésimas respecto a la tasa del mes anterior, cuando se situó en el 0,822 y contrasta con el nivel de enero del año pasado, cuando el indicador estaba en el 0,687 Del volumen total de préstamos acumulados hasta noviembre, que superaba los 1,69 billones de euros, 14.196 millones de euros eran dudosos, lo que supone un incremento de 437 millones respecto a octubre. En los últimos doce meses, el saldo acumulado del crédito dudoso aumentó en 4.538 millones. Estos datos excluyen los préstamos concedidos por los establecimientos financieros de crédito (EFC) cuya morosidad en noviembre fue del 3,197 También las operadoras Richard Wagoner, director de GM, considera que el sector automovilístico se recuperará en 2009